Karen Robards - Culpable

Valoración:

Crítica realizada por Soraya

Una fría noche de noviembre, cuando Kat Kominski tenía quince años, ella y unos amigos atracaron un pequeño supermercado. En medio de la confusión, uno de sus compañeros mató de un tiro a un guardia. Kat y sus amigos huyeron de la escena, y no atraparon a nadie.
Trece años más tarde, Kat, que ahora es Kate White, se ha construido una nueva vida. Viuda y madre de un niño de nueve años, trabaja como fiscal. Pero su oscuro pasado vuelve para atormentarla cuando entra en los juzgados un día y tiene un encuentro devastador con un preso, Mario Castellanos, que resulta ser uno de sus compañeros de aquella noche terrible.
Enfrentada a un chantaje y temiendo que su pasado salga a la luz, Kate se verá obligada a buscar la protección de un detective de homicidios, que no tardará en sospechar que ella oculta algo.


Hace trece años…

Cuando una noche Kat se escapa de su casa de acogida, y se marcha con su pandilla, no puede imaginarse lo mucho que su vida va a cambiar. Lo que aparentemente es una parada en una gasolinera para comprar cervezas, se convierte en un asesinato… Todos los que estaban aquella noche se montan en el coche y salen huyendo, todos menos ella, que se ve incapaz de dejar abandonado a ese pobre hombre muriéndose. No es hasta que el hombre se muere y escucha el sonido de las sirenas, cuando abandona el lugar y sale corriendo. Pero uno no puede correr eternamente, ni esconderse…

Actualmente…

Han pasado trece años, ahora Kitty Kat, apodo con el que la llamaban los amigos de cuando era una adolescente, ya no existe. En su lugar está Kate, una ayudante del fiscal, viuda y madre un niño de 9 años, que intenta forjar un futuro mejor para él. Ben, su hijo, es su ancla. Por él se ha convertido en lo que es ahora, para poderle ofrecer tanto como pueda, infinitamente más de lo que nunca tuvo ella, pero sobre todo seguridad y una vida sin miedos.

Todo esto se desmorona en un segundo. Lo que está siendo un juicio normal se convierte en una carnicería, el culpable (mono naranja) que está allí para ser condenado, saca una pistola y le vuela la cabeza al juez. De la nada aparecen otros presos y empiezan los tiroteos entre éstos y los alguaciles. Hay balas por todos lados, y para empeorar la situación, Kate es tomada como rehén por el hombre del mono naranja que ha disparado al juez, en un intento por parte de éste de negociar con la vida de ella e intercambiarla por un helicóptero y dinero para escapar de allí, pues el edificio está rodeado por patrullas de policías.

Kate logra salir sana y salva gracias a la intervención de Mario, un antiguo “conocido” que resulta ser el mismo que hace trece años iba con ella en el coche, y del que siempre sospechó que había sido el causante del disparado en la gasolinera. Mario impide que mono naranja la mate, por supuesto a cambio de unos cuantos favorcitos… Para empezar la obliga a inculparse de la muerte de mono naranja,y aunque todas las pruebas indican que ella no sólo no lo ha hecho sino que además había alguien más allí, ella tiene que callar si no quiere provocar la furia de éste. También tendrá que lograr sacarlo inmune de la cárcel, puesto que él es uno de los presos y tiene que volver tras su intento fallido de fuga.

Tom, detective encargado del caso, sabe que aunque los presos causantes de los asesinatos están muertos, han tenido que recibir algún tipo de ayuda del exterior, así que centra la investigación en descubrir quién y cómo les ha introducido las armas y la vía de escape dentro del mismísimo Centro de Justicia penal.

A partir de aquí todo es una lucha por sobrevivir e intentar que su pasado no salga a la luz. Ella sabe que si Mario habla, la vida que ella se ha forjado quedaría reducida a cenizas. Era medio delincuente, y pueden condenarla como sospechosa e incluso asesina. Además Kate va descubriendo que Mario pertenece a una banda y que es bastante más peligroso de lo que ya sabía. A todo esto le sumamos que ella es un peligro para él, pues sabe que él es el asesino de mono naranja, que estaba implicado en el intento de fuga de los presos, que mató a un hombre hace trece años, y que tiene un montón de cargos a la espera de ser condenado.

La vida de Kate, aunque se ha salvado, sigue corriendo peligro pues Mario no parará hasta que lo saque de la cárcel y logre silenciarla para siempre. Aquí es cuando realmente Karen Robards le da importancia a Tom, comenzando verdaderamente la relación entre ellos.

Tom es un detective veterano, y sabe que ella miente, o al menos está ocultando gran parte de la verdad. Kate está constantemente tensa y asustada, y se supone que el asesino ya ha muerto… Entonces ¿a qué le teme Kate? El caso de investigación se va mezclando con la necesidad constante de protegerla, pero de quién y por qué es lo que irá él descubriendo a medida que avanzamos en la novela, consiguiendo un buen equilibrio entre suspense y amor en esta magnífica novela.

Me encanta los protagonistas Robards, ella es una mujer independiente y desconfiada, para sobrevivir ha tenido que aprender a serlo. Ahora llega él, y a pesar de que siente la necesidad de apoyarse, sabe que los hombres son seres que vienen y se van, pero muy pocos permanecen. Por eso no quiere introducirlo aún más en su vida, ni en la vida de su hijo, que precisamente está en esa edad en que necesitan tanto la figura paterna. Ella no quiere un hombre, bastante bien se las ha apañado ya, y muchísimo menos uno que es policía y puede descubrir todo.

Kate no puede desvelarle la verdad a Tom, y éste no puede evitar extralimitarse en sus funciones de poli, e ir enamorándose de ella, a pesar de saber que le está mintiendo y que le oculta algo.

Me ha parecido una novela bastante buena, aunque el final me ha parecido muy precipitado. Sinceramente he echado en falta un epílogo bonito en dónde me contase un poco de la felicidad de pareja… pero bueno supongo que se lo persono porque la verdad es que la novela está bastante bien.

Yo la recomiendo porque aún sin ser de las mejores que he leído de esta autora, si que supera a muchas que hay por ahí publicadas. Le doy un 7/10 porque cumple totalmente su cometido.

Página de la autora: Karen Robards

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |