Karen Robards - Canción de amanecer

Valoración:

Crítica realizada por Irdala

Celia es una mujer muy bella y astuta, sabe muy bien como utilizar sus encantos para seducir a los hombres. Acaba de heredar de su difunto marido, una plantación fructífera de algodón y una hijastra de 18 años, Jessica Lindsay.
Jessica es una joven impetuosa y salvaje que nunca ha prestado mucha atención a su aspecto físico, hasta...
Hasta que llega, del brazo de Celia, Stuart Edward, el hombre más deslumbrante que Jessica haya visto. Stuart es un experto jugador de naipes y cazador de fortunas y es el nuevo novio de su joven madrastra.
Pero muy pronto las fricciones entre Jessica y el joven novio de su madrastra se harán cada vez mas insostenibles... Jessica no está dispuesta a que Stuart se salga con la suya para obtener la plantación.

Ambientado en una plantación algodonera, con sus esclavos, sus salidas a caballo, los barcos que por aquella época surcaban el río, las fiestas que organizaban los terratenientes, etc, etc, este libro relata una historia tal vez no apta para amantes de la novela romántica tradicional.

Él es un jugador profesional que suplanta la identidad de un hombre al que mata cuando éste le roba las ganancias de una noche de juego. Con ese nuevo nombre se hace con una esposa y así consigue la posición y la riqueza que de otra manera nunca hubiera podido tener.

Tanto Stuart (Clive) como Jessica, son dos protagonistas de carácter y su relación tiene lugar mientras él está casado con la madrastra de ella. Por tanto (y a este punto es al que me refiero al decir que no es apta para amantes de la novela tradicional) hay adulterio. Y los dos saben muy bien dónde se están metiendo.

No hay excusas sensibleras, ni pena por lo que están haciendo. La verdad es que la madrastra es una arpía de cuidado, pero claro, éso no lo justifica.

La diferencia de edad es de 10 años. Aclaro este punto por si a alguna de vosotras le pasa como a mí, que cuando se llevan muchos más años no me gusta nada.

Canción de amanecer es una novela escrita en 1990 y por tanto con las características propias de aquella época. Desde mi punto de vista, por aquellos entonces se hacían novelas más al gusto de las propias escritoras que al gusto del consumidor, como me parece que se hacen ahora, por tanto, la autora, no tiene en cuenta determinadas sensibilidades que tal vez a día de hoy las escritoras sí hubieran sopesado para no herir susceptibilidades.

La historia es amena e interesante de principio a fin. No decae en ningún momento.
A mí me ha gustado mucho, pero como digo, no esperéis encontrar sutilezas.


Crítica realizada por Anita

Con tu permiso Irdala, ya que tengo la crítica de esta novela guardada, la voy a publicar también a continuación de la tuya. Así matamos dos pájaros de un tiro y la subimos, es una gran novela no demasiado conocida.

Tengo que decir que esta novela la tengo desde hace años y he vuelto a releerla (ya lo he hecho en más ocasiones) porque me gustó la primera vez y porque hace mucho que no puedo con una novela histórica. Me parece que ultimamente las autoras escriben a medida de nuestros deseos. Es como si se metieran en las páginas de romántica y descartaran lo que no nos gusta. La diferencia de edad, el adulterio, la violación, etc. Ésta es una novela antigua, de las de antes. Si te paras a pensar, las autoras como Karen Robards, Jude Deveraux, Busbee o Woodiwyss, nos cuentan historias más duras, como la vida misma.

A mi me está empezando a cabrear la novela escrita con manivela. ¿Que nos gustan los viajes en el tiempo? Pues sagas eternas de viajes en el tiempo. ¿Que nos gustan los vampiros? Pues trágate montones de vampiros. ¿Que se venden como churros las trilogías con fantasmas incluídos? Pues Nora Roberts se encarga de bombardearnos con sus trilogías. Las floreros son, para mi, otro ejemplo de esto.

Por eso me gustan esta clase de historias que incluso tienen detalles que te pueden molestar. Se ha comentado mucho sobre el tema de esta novela, desde luego hay un adulterio. La historia de amor entre Jessica y Clive transcurre mientas el protagonista está casado con la madrastra de la chica.

Es una novela antigua, sin embargo me parece "novedoso" que ninguno de los protagonistas tenga un pasado que les atormenta, que los dos se lancen al amor pasando por encima de todo sin pensar en las consecuencias. Me parece distinto que ella perdone sus mentiras y él le exija que se las perdone. Que Jessica, cuando le faltan argumentos, le da un tortazo después del primer beso, una patada en sus partes o un puñetazo en la nariz al darse cuenta de que él le ha engañado sobre su pasado.

No es ni mucho menos políticamente correcta, hay adulterio, violencia por parte de ella.... ¿Y qué? Es una novela.

Abstenerse las que le gusten las novelas dulces y blanditas. Para mí es un novelón.

Esta novela antigua de Karen Robards la sacó la editorial ENTRELIBROS, que parece decidida a reeditar lo descatalogado de esta autora. Empezó con Un solo verano, siguió con El ojo del tigre y ahora ésta. Esperemos que no acabe aquí la cosa y ponga a disposición de todas para mí la otra joyita de esta escritora El enigma de la luna.


Crítica realizada por Azalea

Clive McClintock ha hecho del juego de naipes su medio de vida, vagando de barco en barco a orillas del Mississippi se ha buscado un lugar en el mundo, un medio de subsistencia y de forma paulatina se fue percatando de su don que junto a la experiencia hicieron de él uno de los mejores tahúres de sur... Si bien tras años de apuestas y faroles sus aspiraciones y su hastío iba en aumento buscando en algún rincón de su mente la forma de dejarlo todo atrás... comprar una pequeña tierra y dedicarse a cultivarla...para ello sólo hace falta un último golpe de suerte...una gran jugada y dirá adiós a esa vida y cuando parece que tiene todo a su favor un giro inesperado le hace perder todas sus aspiraciones y lo que es peor , una lesión incurable en los tendones le impedirá la agilidad y perspicacia tan necesaria en los juegos de azar...

Jessica lleva 10 años bajo la "tutela" de su adorable madrastra Celia, una mujer que apenas tiene una década más que ella y que gracias a la atenta última voluntad de su padre, es dueña de Mimosa, la extensa y adoraba plantación de su madre. El testamento dejó bien claro que Jessie podría vivir cuanto quisiese en Mimosa pero la titularidad era toda de Celia, quien como buena astuta juega sus bazas hasta poner a Jessie contra la pared. Pero ella no se amilana, sabe que su madrastra es una buscona, una cualquiera con maldad y que haga lo que haga jamás podrá echa a Jessie de su casa....hasta que se encuentra frente a frente con una realidad insospechada... Celia planea casarse con hombre apuesto. Stuart Edwards y este hecho si que plantar problemas a sus sólidos cimientos...

Stuart es un hombre autoritario con las ideas muy claras, a leguas se ve que la atracción que siente por Celia no es más que un pretexto para hacerse con la plantación, para ser un hombre rico... Las cosas entre Jessie y su nuevo padrastro no comienzan con buen pie, ella está dispuesta a todo para que se vaya y él deja claro desde el primer momento que jamás se ira y que la boda se llevará a cabo...

Sin embargo poco a poco parece establecerse un vínculo entre ellos. Stuart quiere dejar atrás la confrontación y hacer de ella toda una dama para que encuentre un marido al que quiera y ella de pronto se encuentra con un hombro en el que apoyarse, alguien que cuida de ella y con quien compartir chismes. Tras la boda Stuart se convierte en su padre, hermano y amigo, se preocupa por su bienestar cuidando hasta los pequeños detalles. Ella siente una gran admiración y respecto, no obstante, empieza a sentir cierta atracción, cierta proximidad que le inquieta... Es consciente que ese hombre tan absolutamente atractivo es el marido de Celia y que las cosas entre ellos no funcionan como un matrimonio pero su desconcierto e inexperiencia no le permiten profundizar más en sus incipientes sentimientos... y no encuentra salida alguna a la disyuntiva en la que se encuentra, ni siquiera sabe si Stuart sólo bromea con ella o se divierte a su costa cuando fija sus ojos en ella... ¿Cómo podrán salir de semejante situación sin sufrir en el camino?

Canción del Amanecer es un libro antiguo, escrito en el año 1990 que como tal nos presenta a personajes muy estereotipados que se alejan de los cánones actuales. Clive en un hombre de fuertes convicciones que no retrocede frente a las adversidades y se sirve de su condición masculina para hacer su voluntad .Por el contrario Jessie es la típica damisela en apuros que no quiere serlo, pero no tiene formas ni medios para solucionar su propia vida... quiere plantarle cara a su odiosa madrastra y traga cual niñata, quiere ser lo suficientemente mujer para atraer a Clive y recurre a trucos totalmente infantiles. Es cabezota y orgullosa, rasgos que normalmente detesto en las protagonistas femeninas y en particular, la obcecación de Jessie pudo conmigo en más de una ocasión, se aferra a lo que sabe que no es cierto, creando una realidad inexistente pese a los infructuosos intentos de nuestro querido Clive, antes Stuart.

Clive es un hombre cuyo destino se gesta en las mesas de juego, se ha hecho todo un maestro en este arte, haciendo de las timbas y juegos de naipes su vida, viviendo con el riesgo y barajando las posibilidades. Acostumbrado a estas lides no desaprovecha la nueva oportunidad que se le ofrece: una nueva vida, una nueva identidad, la suplantación del pobre hombre que intentó timarlo... y con ello conseguir sus sueños...

La señora Robards se sirve de frases hechas y paráfrasis de los grandes escritores para enfatizar algunos de los aspectos de su narración reiterando el conocido aforismo "Cuidado con lo que deseas porque es posible que lo consigas"...frase que se dice continuamente Clive al darse cuenta de su infranqueable amor por Jessie...Por fin consigue más de lo que desea... sin embargo sólo hay una cosa que realmente quiere, a esa jovencita malcriada... y aunque eso implique renunciar a sus sueños, es consciente de que ni así podrá tenerla... es un hombre casado, tremendamente infeliz pero casado.... Reconozco que el personaje de Clive me ha llegado, si bien son ciertas incongruencias las que han impedido mi total devoción a este hombre... no me atraen nada lo enamoramientos espontáneo y fuera de lugar, que no es caso, pero tanto ensimismamiento, tanta euforia, tanta devoción previniendo de un hombre sin pasado, sin raíces, con gran serenidad y carácter, rompen mis esquemas en relación a la coherencia de una persona.

Canción del Amanecer es un libro que te atrapa a medida que vas pasando las páginas, en mi caso el argumento fue el principal atractivo, por su originalidad fundamentalmente, después la propia trama en conjunción con la fuerte determinación de Clive, la insolencia convertida en candidez de Jessie y la decadencia de Celia fueron los verdaderos motores del libro. Podría decirse que es un viaje a los clásicos, donde afortunadamente las historias tiene su propio rumbo y los protagonistas al margen de ciertas incoherencias, marcan por sí solos el ritmo de la narración. Son los sentimientos tan propios como el amor, la ira y sobre todo el engaño y la traición los que aderezan la historia, en la que sólo la tenacidad de un hombre totalmente expuesto y enamorado puede dar un final feliz a la trama.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |