Julie Kenner - El código Givenchy

0.0/10 Rating (0 votos)

Crítica realizada por Sandrayruth

Como si una ruptura reciente, arañar el dinero del alquiler y codiciar zapatos de diseñador no bastasen para hacer de la vida de Melanie Prescott un desafío, de pronto la joven estudiante de posgrado se ve prácticamente viviendo El Código Da Vinci. Un extraño misterioso va dejando mensajes codificados y pistas en su camino, que Melanie debe descifrar para seguir con vida.

Con tanto en juego, su disertación acerca de códigos y claves utilizados durante los tiempos de guerra ha pasado a segundo plano. Ahora lo único que le preocupa es vivir lo suficiente para ver el mañana. La única chispa de luz en toda esta pesadilla es Mathew Stryker, el desconocido alto, moreno y atractivo que está decidido a protegerla. Bueno, eso y los millones de dólares que obtendrá como premio si sobrevive a ese juego mortal. Y más le vale sobrevivir, porque es un buen montón de dinero para gastar en zapatos, bolsos, gafas de sol y vestidos, y... bueno, resulta difícil ir a la moda cuando estás muerta.

Mel, como le gusta que la digan, es una chica estudiante de matemáticas, bastante inteligente que siempre ha soñado con trabajar en Seguridad Nacional. Por eso después de pasar una noche con su ex novio, lo descubre muerto en su propia cama y no sabe porqué, así que decide irse corriendo a llamar a la policía cuando se encuentra con un hombre que la recomienda no ir a la policía o resultará muerta. Cuando recibe un jeroglífico y lo descifra, se da cuenta de que el resultado es que o juega o muere y entonces de da cuenta de que todo viene por un juego de Internet llevado a la vida real y al mismo Manhattan. Cuando logra despistar a su acechador y llega al apartamento que comparte con su mejor amiga, la espera un hombre al que confunde con su acosador, pero que hablando con él se da cuenta de que es su protector, igual que en el juego de internet, y que cada uno en ese juego tiene un papel que interpretar.

Empiezan a investigar las pistas que les van dejando y además con prisa porque en una de ellas descubren que han envenenado a Mel, y que siguiendo las pistas lograrán dar con el antídoto y sólo tienen veinticuatro horas. Las pistas parecen relativamente fáciles para un genio matemático como es Mel, pero el cansancio y estar todo el rato corriendo pues el asesino les pisa los talones, les complica mucho más las cosas de lo que pensaban. Poco a poco van resolviendo las pistas hasta que logran ir avanzando, y a la vez que investigan van conociéndose más entre ellos y también va surgiendo una relación personal, pues las circunstancias hacen que se acerquen y se apoyen el uno en el otro.

Mathew por su parte tiene claro que ésta vez va a salvar a Mel cueste lo que cueste, y que no se va a rendir frente a nada ni a nadie como ya le pasó, pues una chica a la que él no conocía murió por no saber a lo que se enfrentaba. Poco a poco va ayudando a Mel a resolver las pistas haciendo de su protector y evitando que la maten, y enamorándose poco a poco de la Mel que está conociendo aunque sea en esa situación.

No quiero contar más cosas del libro para quién se lo quiera leer. La verdad es que me ha sorprendido mucho esta autora y muy gratamente. Nos encontramos con Mel como protagonista, una chica que según la descripción que nos hacen de ella podríamos pensar que es un poco frívola, pero nada cerca de la realidad. Es verdad que le gusta la moda, los zapatos y todo lo que tenga que ver con la moda, pero a la vez es una chica valiente, inteligente y que no se amedrenta cuando sobrevienen malos tiempos. Va a contrarreloj, intentando resolver las pistas que les van dejando y abriendo su corazón a un hombre que apenas conoce de nada, pero sabiendo que es el único que en ese momento está haciendo todo lo que está en su mano para ayudarla.

Mathew por su parte es un hombre serio, pues quizás por su trabajo y por el que tiene que realizar en ese momento, se encierra en sí mismo. Protector, serio, decidido a salvar a Mel, pero a la vez tierno y siempre pensando en los demás.

El libro me ha parecido súper interesante desde la primera página hasta la última. La verdad es que es el primer libro que me leo de ésta temática, y me ha sorprendido. Nos encontramos prácticamente en la ciudad de Manhattan como escenario, con unos diálogos hilarantes y entretenidos y la narración me ha gustado mucho, pues aunque no me suelen gustar los libros en primera persona, por eso de que no muestran los sentimientos de los demás, éste es diferente, pues cuando la autora está contándonos la historia Mel sí está en primera persona, pero cuando nos cuenta la historia Mathew o Stryker la autora nos la cuenta en tercera persona, y me ha parecido muy original.

Como ya dije, una historia que no decae con el suspense en ningún momento, rápida y fácil de leer, con unos diálogos chispeantes y unos protagonistas con mucha chispa. Los secundarios muy bien narrados y con peso en la historia aunque sólo sea Stryker el que más sale como secundario gracias a su papel en el libro. Ya como dije un libro con una temática diferente y que recomiendo a todos los que quieran pasar un buen rato con un libro que sabe mezclar las risas con el suspense.

Mi puntuación es de 5/5...

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |