Julie Garwood - Sin descanso

Crítica realizada por Maddy

Avery Delaney es una joven promesa del FBI, que se enfrenta al caso más difícil de su vida. Su más querida tía Carolyn, quién la ha criado desde niña, se ha ido a pasar un fin de semana de descanso en un lujoso balneario de las montañas de Colorado. Sin embargo, nunca llegó. En su desesperación por averiguar que está ocurriendo, Avery se traslada al balneario para intentar seguir las pistas de su tía. Una vez en el mismo se topa con un detective a sueldo y ex marine llamado Jean Paul. Quién ha acudido al balneario inducido por las pistas del escurridizo e inteligente asesino que lleva años investigando.

Una vez que cambian impresiones, Jean Paul está seguro que Monk, el asesino más cruel que conoce, está de alguna manera involucrado en la desaparición de la tía de Avery, por ello deciden aunar sus esfuerzos y realizar una busqueda en común. A cada paso del camino, el presentimiento de Jean Paul va cobrando más fuerza y las dudas de que Carolyn haya sido una de sus víctimas son mínimas. ¿Pero por qué un asesino a sueldo puede tener como objetivo a una desconocida mujer? ¿Qué ganaría a cambio? Todas estas preguntas y más mantienen a Avery totalmente desconcertada, su tía, aparentemente no tiene enemigos, ni nadie que le desee mal, ¿o quizás el antiguo fantasma del pasado de ambas a vuelto con renovadas fuerzas para vengarse?

Sobra decir, que en medio de toda la acción y los descubrimientos que nuestros protagonistas llevarán a cabo, comienza una atracción entre ellos díficil de ignorar. Al principo Avery se siente furiosa e impotente con el rudo trato que le confiere Jean Paul, un hombre acostumbrado a que sus órdenes sean ejecutadas al instante y sin repliques. Pero poco a poco la fachada de Jean Paul se va desmembrando y ante ella surge un hombre tierno, que ama a su familia ante todo. Para Jean Paul, Avery también le resulta desconcertante, esa menuda muchacha rubia no hace más que llevarle la contraria en todo y para colmo toma sus propias decisiones, sin acatar las de él. No obstante, Avery le demostrará de que pasta esta hecha y cuan inteligentes son la mayoría de sus planes.

Tercera novela del género actual de Julie Garwood. Esta vez el protagonista es Jean Paul Renard, el hermano de Michelle de "Compasión". Debo decir que el día que me compré este libro lo hice con un poco de reticencia, ya que el anterior no había cumplido mis expectativas. Y no podría estar más equivocada, no se encuentra a la altura de "Romperé tu corazón", pero si que me resultó mucho más ameno de leer que la historia de Michelle y Theo. La autora nos recrea una trama trepidante, cargadisíma de acción y aventuras, hay momentos en los que la adrenalina te pega tan fuerte que parece que estás viendo una película de acción.

Ambos personajes se encuentra muy bien complementados, se saben dar la replica el uno al otro perfectamente, creando en ocasiones situaciones cómicas que te liberan de la angustia que llegas a vivir según avanza la novela.

Sin embargo, es verdad y siendo justas que carga romantica no tiene demasiada, a la par que Julie Garwood avanza con la saga, ese tema lo va dejando un poco aparcado. He añorado la mágia que creó para la inolvidable historia de Laurant y Nick. Espero que en los siguientes libros de la serie, que aún no he podido leerme, la autora nos deleite de nuevo con su buen hacer.


Crítica realizada por Bona Caballero

"Sin descanso" (original en inglés, "Killjoy", literalmente "Aguafiestas") se publicó en septiembre de 2002. Es la tercera de la serie dedicada al FBI, que empezó con "Romperé tu corazón" ("Heartbreaker", 2000). Hay bastante más suspense que romance.

Empieza con Carrie, una joven que está preparando la maleta para irse a la universidad. A su lado, está su sobrina de cinco años, Avery Delaney. Mientras hablan, te vas enterando de qué clase de familia es esta. La madre de la niña, Jilly, es cruel, dañina, y la abandonó al nacer. La han criado su abuela Lola y su tía Carrie, pero esta tiene sus propias ambiciones.

Pasan los años. La universitaria es ya una cuarentona con negocio propio y un matrimonio que hace aguas. Viajará a un spa de Colorado, mimándose, mientras reflexiona sobre su situación. La niña es una guapa joven que trabaja para el FBI como analista. Decide acompañar a su tía al balneario. Pero cuando llega, Carrie no está allí, y las dos reservas se han anulado.

Sin embargo, Avery sabe que Carrie llegó al aeropuerto, y que la recogió un chófer del spa. Resulta que Carrie y otras dos señoras han sido secuestradas por un asesino profesional llamado Monk.

Avery emprende su búsqueda, en un macabro juego del tesoro de mapas, pistas, y veloces carreras por las montañas de Colorado. Junto a ella, John Paul, antiguo marine, agente del gobierno en excedencia y actualmente dedicado –dice- a la carpintería. No tiene alto concepto de las agencias gubernamentales, ni de Avery. Pero desea detener a Monk.

Así que nada de amor a primera vista. Avery es idealista, liberal y cree en el trabajo en equipo. John Paul es un cínico solitario. En sus diálogos, la hostilidad es evidente. Pero el roce hace el cariño. Acaban sintiendo respeto, deseo y, al final (bastante al final) amor.

La parte de suspense mantiene la tensión de principio a fin. Poco a poco se pone de manifiesto la trama liada por la mente de una sociópata manipuladora. Sin aliento o, como dice el título "Sin descanso" deben huir, protegerse y al tiempo asegurarse que los malos no se salgan con la suya. Avery es la "Aguafiestas", que les chafa la diversión a los malos. Con intriga, humor y un poco de romance, es de esas historias que te atrapa y no puedes dejar de leer hasta el final.

Los personajes principales son sencillitos. Avery, la típica chica guapa que por supuesto no es consciente de ello, inteligente y con un pasado doloroso. John Paul, el paradigmático "machote de las fuerzas especiales", del que realmente no se acaba sabiendo gran cosa, igual es que en el libro precedente se dieron más datos de él.

Pero sí que se luce con los secundarios. Las secuestradas, mujeres de mediana edad, con sus inseguridades y sus fortalezas. A veces las matarías por tontas, y al momento siguiente, te asombran por su madurez e inteligencia. Carrie no siempre es "entrañable y familiar", sino que a veces le sale el ramalazo antipático y dominante.

Y los malos no son unidimensionales. Vale, Jilly es retorcida, perversa, manipuladora, pero su actuación despierta la misma fascinación que una cobra. Monk es el asesino a sueldo profesional, pero con un extraño corazoncito que cede a los caprichos de su chica, aunque sepa que eso lo complica todo innecesariamente.

Las novelas históricas de Garwood me han aburrido bastante. Todo lo contrario de esta novela contemporánea, que me tuvo en vilo de principio a fin. Me he jurado no leer una sola "escocesada" más de la Garwood, pero me apunto a sus novelas contemporáneas de suspense. No descarto que haya lectores a los que le ocurra justo lo contrario: que adoren las novelas históricas de Julie Garwood y aborrezcan las contemporáneas.

Valoración: 7/10. Recomendable.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |