Julie Garwood - Amor y venganza

8.0/10 Rating (2 votos)

Crítica realizada por Soraya

La noble Elizabeth Montwright a duras penas pudo escapar de la sangrienta masacre que destruyó su familia y la expulsó de su castillo ancestral. Empeñada en vengarse y disfrazada como campesina, se escabulló una vez más dentro de la fortaleza en busca de la ayuda de Geoffrey Berkley, el poderoso barón que derrotó a los asesinos. Este escuchó sus súplicas, se opuso a sus demandas, y se empeñó en seducir a la bella mujer. Y aun cuando ella se resistió a las caricias del guerrero, el amor se hizo presente frente a ese hombre apuesto que defenderá su causa, le devolverá su fortuna y gobernará su corazón para siempre.

Estamos ante la primera novela que escribió nuestra querida Julie Garwood. En este caso, la historia transcurre en Inglaterra durante el s.XI, y quiero aclarar que es una novela totalmente independiente, y maravillosa. Me encanta como escribía esta autora en histórica... y digo escribía porque hace tiempo que no publican nada de ella que no sea contemporáneo.

La novela comienza cuando la familia de Elizabeth es asesinada al completo, salvando la vida únicamente su hermano pequeño y ella. A partir de ese momento comienza la lucha de nuestra protagonista, no sólo para desenmascarar al asesino, cuya identidad ella cree conocer, sino también para proteger la vida de su hermanito, el cual por derecho de nacimiento es el heredero absoluto de todas las propiedades y títulos de la familia.

Elizabeth es una joven al puro estilo de Garwood... valiente, ingenua, leal, y luchadora. Está convencida de que fue su tío, ahora actual tutor de su hermano, el asesino. El miedo por la vida de su hermano y el deseo de vengar la muerte de su familia, le hacen desear huir y matar ella misma a su tío, pero entonces descubre que su hermano está en manos de los hombres de Geoffrey. Elizabeth sabe que su única oportunidad está en el barón Geoffrey, a quien su padre rendía vasallaje. Pero el barón ha sufrido heridas durante el ataque para defender el castillo de la familia de Elizabeth, así que Elizabeth decide actuar y hacer de curandera para salvarle y poder sacar a su hermano de allí.

Cuando Geoffrey por fin despierta, recuerda a la mujer que lo ha estado cuidando y pide verla inmediatamente, pero ella ya ha abandonado el castillo. Esto por supuesto no supone un impedimento para un hombre como él, acostumbrado a salirse con la suya. Así que cuando la encuentra, descubre que no es una simple curandera sino que es la hija de su vasallo, y decide hacerla su esposa. Desde el principio surge entre ellos esa atracción, pero además Geoffrey siente un afán por protegerla. Ella va ganando terreno en el corazón de él poco a poco, a pesar de que es todo lo que él no busca en una esposa. Es un alma libre, que prefiere hacer las cosas de los hijos varones antes que coser o bordar como una joven señorita. Geoffrey por su parte es el típico guerrero duro, que no sabe amar debido a que jamás ha conocido el amor, ni siquiera el de su propia familia.

Aquí empieza la lucha por doblegar al otro, creando unas escenas bastante divertidas entre los dos. Geoffrey está convencido de que la esposa debe de ir por detrás del marido, atenderlo y poco más. Elizabeth ha visto en su propia familia como su madre y su padre tenían una relación de iguales, y ella no espera menos de su matrimonio. Esto supondrá conflictos entre ellos, y constante tira y afloja en su relación, algo que Garwood hace como nadie.

Es una novela preciosa, es cierto que se nota un poco que es de las primeras, en el sentido de que hay más párrafos con descripciones, y menor cantidad de diálogos que en otras de sus novelas. Aunque la trama es bastante previsible, lo cierto es que el encanto que tiene Garwood para contarla hace que sea una novela de las que no te quieres despegar hasta que terminas. Es dulce, a pesar de que trata el tema de la venganza, y además se lee con mucha fluidez.

Yo la recomiendo, no sólo porque es divertida y bonita sino también porque se lee rápido y deja muy buen sabor de boca. Es una de esas novelas que me apetece leer de vez en cuando.

El único defecto que le veo es que es uno de sus libros más cortos, se queda en las doscientas y pico de páginas, con lo cual se devora de una sentada, y te quedas pensando que no te habría importado en absoluto 50 páginas más.

Mi puntuación es de 4 sobre 5. Una buena novela.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |