Julianne MacLean - Retrato de un amante

0.0/10 Rating (0 votos)

Crítica realizada por paciencia68

Annabelle Lawson no sabía nada del desconocido que conoció en el tren salvo que lo desea más de lo que creyó posible. Pero después de ser seducida, descubrió que también había sido traicionada. El hombre que pensó amar era en realidad Magnus Wallis, el aborrecible primo del benefactor de Annabelle, el honorable Conde de Whitby.

Este libro pertenece a la serie Herederas Americanas y creo que es el quinto. Los protagonistas son Marcus Wallis y Anabelle Lawson, a ella la descubrimos en el libro "Los amores de Lily", puesto que es la hermana de Whitby.

Anabelle es una jovencita que siente que su vida no va por los derroteros que espera, y eso la hace sentirse desdichada, está en una búsqueda que no sabe bien cuál es. Al conocer a John presiente que las cosas mejoran, ese hombre le gusta mucho y no sólo por su físico; por tanto hace lo impensable, quedar con él nuevamente, y sin carabina. Es evidente que pertenecen a mundos distintos, porque la vida acomodada que lleva Anabelle con su hermano adoptivo, Whitby, no tiene nada que ver con la vida de John, que trabaja en un banco.

Cuánto más se relaciona con John más le gusta y sus sentimientos se hacen mucho más fuertes, de forma que ese hombre se convierte en el centro de su vida, y quiere plasmar esa felicidad que siente usando la pintura como medio de expresión y colocando a John como protagonista del cuadro.

Marcus, ha conocido a Anabelle Lawson y ha quedado prendado de su belleza y personalidad, sabe perfectamente que no debe relacionarse con ella, puesto que su pasado sería un escollo a cualquier intento de acercamiento que tuviesen, por eso decide darle un nombre falso. Lo que no esperaba es quedar atrapado en su mentira.Como no puede ser de otra forma el engaño de Marcus se descubre y ellos rompen su relación, aunque no diré la forma en que eso tiene lugar para no destrozar el libro. Pasarán trece años antes de que ambos vuelvan a encontrarse., y serán los cuadros los que consigan reunirlos.

Este argumento sólo es apto para las personas a las que les gusten las reconciliaciones y que no les importe que el tiempo transcurrido sea tan extenso, puesto que trece años dan para muchas cosas. Después de tanto tiempo ambos han cambiado pero cuando coinciden la pasión vuelve a resurgir, ¿serán capaces de enfrentarse a su pasado, a las relaciones familiares que pueden separarlos, y a los cambios que ambos han experimentado?

Creo que éste es el mejor libro de Julianne MacLean, tiene un argumento muy interesante y consigue desarrollar la historia de forma que el lector queda atrapado por la intensidad de los sentimientos de ambos protagonistas. Me han gustado mucho los dos personajes, pero me inclino hacia Anabelle, puesto que la ruptura de la amistad con Marcus la marcó para siempre, su vida durante los años transcurridos ha sido un reflejo del sufrimiento que le causó perder al amor de su vida. Con esta mujer se cumple el dicho: "el primer amor nunca se olvida". La actitud de Anabelle me ha parecido congruente con la personalidad de la que la dota la autora, por mucho que la época marque una reglas para las mujeres estoy segura que no todas las cumplirían a rajatabla.

Marcus me gusta como personaje masculino, pero está tan atormentado que a pesar de reconocer sus errores no es capaz de olvidar el pasado que le ha dejado marcado. Y en algún momento del libro ha conseguido cansarme su actitud y la presión que ejerce sobre la mujer que ha sufrido durante toda su vida por su ausencia. Creo que en este libro las diferencias hombre-mujer son más acusadas que en otras historias, pero alguien tendrá que ceder ¿o no?. Es un argumento muy intenso, pero hay que estar preparados para cualquier cosa.

Uno de nuestros protagonistas se implica más que el otro, y no tiene reparos en cambiar cosas para seguir adelante; pero a veces esto no es suficiente, sobretodo cuando las cosas que separan son tan importantes o más que lo que une.

Nota : 4/5. Bueno, me ha gustado mucho y me ha sorprendido gratamente.

---------------------------

Crítica realizada por Yluna

Qué libro más bonito, cuando lo miro en restrospectiva, esa es la palabra que me viene a la mente. Al final flojea un poco ya que es un poco lioso los sentimientos de ambos y los dos enfadados, pero bueno, es una nimiedad.

Anabelle Lawson y John Edwards se conocen en un tren y desde el primer momento se atraen, ya que cuando empiezan a hablar y a conocerse empiezan a sentir que han encontrado a su corazón. Pero John no es John sino Magnus, el enemigo del hermano de Anabelle, por tanto John debe esconder su verdadero nombre si quiere conocer más en profundidad a Anabelle y eso es lo que hace. Pasan un verano viéndose a escondidas y caen completamente enamorados el uno del otro, pero cuando Anabelle descubre quien es John en realidad, deciden separarse. Al cabo de 13 años vuelven a encontrarse y por tanto se deben volver a redescubrir, a confiar y a perdonar todas las afrentas que se realizaron en el pasado.

El libro cuenta una historia preciosa, sencilla y a la vez profunda. El único problema es que la enemistad entre Magnus y Withby está un poco cogida por alfileres y hasta que no se descubre la causa pues no se puede arreglar nada. Para empezar, Magnus y Trilby son primos, sus hermanos eran gemelos, pero el padre de Magnus estaba loco y por tanto fue desterrado tanto él como su hijo Magnus. Además Anabelle, en realidad no es la hermana de sangre de Withby sino una hermana de acogida, adoptada por los padres de Withby. Por tanto, Magnus y Anabelle se separan por culpa de un rencor que Magnus siente por Withby.

Aparte de esto, la historia es muy bonita y está narrada de manera magistral, y te metes de lleno en la historia de ambos. Además tiene todos los ingredientes que me gustan en una novela romántica: sensualidad, separaciones, reconciliaciones, sentimiento ocultos, almas gemelas etc.

Nota: 4,2 de 5.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |