Julia Quinn - Un baile a medianoche

Valoración:

Crítica realizada por paciencia68

Lady Arabella Lydon, Belle, está pasando unos días con sus primos, los duques de Ahsbourne, y conoce a John Blackwood un veterano de la guerra contra Napoleón. Se podría decir que desde el instante en que se cruza con él se siente atraída y aunque él se muestra bastante huraño, Belle no deja de preguntarse las razones de ese comportamiento en un hombre no sólo joven, sino con sentido del humor. Está deseando poder conocerlo mejor.

John arrastra un pasado complicado y su participación en la guerra no le ha dejado buenos recuerdos, salvo su titulo y la posibilidad de hacerse con una gran propiedad que linda con la de Emma y Alex Ashbourne. Es precisamente la cercanía entre ambas fincas lo que le permite entrar en contacto con Belle. A pesar de que le agrada Lady Arabella sabe que nunca podrá intimar con ella. Sus vivencias durante la guerra lo han dejado marcado y vive culpándose de algo que ni siquiera ha hecho.

Lo primero que pensé cuando empecé a leer este libro, es que iba a ser divertido, como en general suelen ser todo lo que escribe Julia Quinn; frases ingeniosas, diálogos con chispa. Y realmente en inicio es eso lo que encuentras, ambos personajes parecen estar en la misma onda, se hacen bromas casi desde el primer momento y se complementan muy bien. A pesar de eso, muy pronto John comienza a marcar distancias entre los dos. Para Belle, esto es incomprensible, si un poco antes estaba con un hombre divertido y agradable, ¿cómo ha podido transformarse en una persona seria y amargada? Y por supuesto, se propone no sólo averiguarlo sino ayudarlo a superar esa situación.

De ahí en adelante el libro va decayendo cada vez más, un despropósito de principio a fin, unos diálogos que me han parecido una soberana tontería y me han hecho preguntarme ¿ésta es Julia Quinn? Pasamos del amor más grande a las discusiones, del no puedo estar sin ti, al mejor estarás sin mí. No puedo creer que la misma persona que ha escrito libros como "El duque y yo" ó "El vizconde que me amó" haya utilizado la pluma para cubrir las páginas de esta historia.

John es un hombre que ha tenido una infancia difícil, y que quizás huyendo de ella se alistó en el ejército para encontrar su sitio o para alejarse de su familia, eso no lo tengo claro. No conoce el cariño de sus padres ni hermanos; el hecho de ser el último hijo y además varón, no le dió la oportunidad de ser importante para sus padres, era alguien que sobraba, y así se lo hicieron notar, vivir con esa certeza le ayudó a forjar el carácter que tiene. De todos modos, la escritora nos lo describe como un hombre inteligente y capaz de frases ingeniosas. ¿Por qué entonces es incapaz de darse cuenta de que se acusa siendo inocente? Está bien que uno tenga honor y se haga responsable de sus actos; pero tanto ¿cómo para culparse de algo tan descabellado? Mi conclusión es que este hombre perdió la consciencia en algún punto del libro y su insistencia en que es culpable y su empecinamiento en que no merece a Arabella me han cansado. Julia Quinn estiró demasiado este sentimiento hasta convertir todo el libro en un reflejo de la estupidez del protagonista. Quizás buscaba un personaje similar a Simon ("El duque y yo"), pero se queda en una simple búsqueda.

Belle, lectora empedernida, dicharachera, decidida, etc etc. Me recordó a una mezcla entre Daphne ("El duque y yo") y Hyancith ("Por un beso"). En una balanza tendría equilibrada la inteligencia, la diversión y la terquedad, claro que el reparto es desigual y a medida que el libro avanza eso se nota mucho más, porque su terquedad se abre paso ante todo lo demás y su diversión parece rebuscada y forzada.

Julia Quinn y su pluma, ayudadas por Belle y John, consiguen que el lector se aburra y piense en abandonar el libro sin llegar al final. Se fuerzan las situaciones para provocar risa, también para intentar hilar la historia y atrapar a los lectores, pero cuando las cosas se fuerzan de esa forma lo único que se consigue es un libro mediocre. Me encantaría decir que me ha gustado, pero es el peor libro que he leído de esta mujer. Y no sólo eso, sino que voy a ponerlo en el montón junto a "La seductora" de Jude Deveraux.

Lamento ser tan dura con esta historia, y estoy segura que a muchas seguidoras de la Sra. Quinn el libro les va a gustar. Quizás me he vuelto muy exigente, pero tal y como está el mercado de la novela romántica, que se piense que a las lectoras de romántica cualquier libro con cuatro ingredientes nos puede gustar, me molesta. Los libros para conseguir llegar al lector y que nos puedan hacer vibrar y disfrutar, deben tener algo más que vestidos de época, carruajes y bailes; deben venir acompañados de buenos diálogos, historias que merezcan la pena y personajes acordes a las distintas situaciones. Forzando las frases, insistiendo en ser graciosos, tercos, decididos, y queriendo reunir lo que gusta en un solo personaje los convierte en caricaturas imposibles de aceptar.

Bueno, ahora que he terminado la crítica he comprobado que este libro lo escribió en el año 1995, supongo que es casi su primera novela, y eso influye y ¡¡de qué forma!!!.No tiene nada que ver con sus series posteriores. Si sois fans de Julia Quinn, no os desaniméis por mi visión del libro, quizás tengáis suerte y no coincidáis conmigo, incluso podáis disfrutar de la historia y los personajes.

Valoración : 1/5. Malo

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |