Julia Quinn - Los secretos de sir Richard Kenworthy

Valoración:

Crítica realizada por Katon

Richard Kenworthy está en Londres con una misión: encontrar una esposa lo antes posible. Es por ello que decide acompañar a su amigo al concierto anual de las jóvenes Smythe-Smith. En dicho cuarteto solo tocan las jóvenes solteras de la familia, aunque este año hay una excepción, al piano está tocando Sarah, ya casada, sin embargo, el año anterior no pudo estar frente al piano.

A pesar del horrible sonido, Richard centra su atención en la joven que se esconde detrás del violonchelo. Ella trata de pasar desapercibida, se nota que es consciente de lo mal que tocan a pesar de ser la mejor intérprete de las cuatro. Iris Smythe-Smith es una joven sensata, con un humor un tanto ácido pero que adora a su extensa familia. La constante mirada de ese desconocido en el concierto no para de inquietarla. Richard ve en Iris todo lo que había pensado en una esposa, cualidades que empieza a atesorar y a desear tener más tiempo para poder cortejarla como en verdad se merece. Sin embargo, Richard no tiene tiempo que perder y tras un par de semanas de cortejo, la boda se pone en marcha.

Iris casi no tiene tiempo de asimilar que ha pasado de ser una jovencita del montón sin una cuantiosa dote, a estar casada y camino del norte de Inglaterra. Durante el viaje, Richard le hablará de sus dos hermanas pequeñas, Fleur y Marie-Claire, de las que es el tutor ya que sus padres murieron hace unos años. Ambas jóvenes se han ido a pasar unos días a la casa de su tía para dejarles intimidad a la pareja de recién casados. Iris, ignorante en muchas cosas relacionadas con el matrimonio, siente que el comportamiento de su esposo no es adecuado ya que aún espera, nerviosa, su verdadera noche de bodas.

El principio me ha parecido muy ágil y entretenido, lo cierto es que me lo he leído en un suspiro, pero cuando llegan a Yorkshire cambia el ritmo y se me ha hecho pesado a ratos. Era alargar y repetir escenas solo para que pasaran las páginas. Más de la mitad de la novela la autora nos mantiene en ascuas sobre cuáles serán los motivos que han obligado a Richard a casarse con tanta premura, aunque se intuye que es a causa de sus hermanas, no se sabe qué es lo que lo ha desencadenado todo.

Algunos de los diálogos arrancan una sonrisa, un par de situaciones que se salen de lo común y unos personajes bien definidos, una lástima que la parte central de la novela se me haya hecho algo larga. Sin embargo, no todo en la novela ha sido malo, claro que no. Julia Quinn escribe muy bien y la traducción ha sido estupenda, no llega al nivel de sus mejores obras, sigue la tónica de las últimas publicaciones, que aun así es mejor de mucho de lo que se está publicando ahora.

 

Crítica realizada por Merche

Libro 4 de la Serie "Smythe-Smith Quartet"

Me he leído un buen número de libros de esta autora y la tengo como una de las que más entretienen. No de las mejores, pero sí de las que hacen pasar unas horas muy divertidas.

Bueno, la historia en sí es bastante tópica y típica: el lord guapo y rico que tiene que casarse sí o sí y deprisa, y no tiene ni ganas ni deseos, pero que de golpe y porrazo se da de bruces con el amor de su vida. Con secretos, por supuesto, que en una novela de romance si no hay secretos parece que le falta algo.

La protagonista también es típica de muchas novelas de romance. A esta la conocemos de entregas anteriores. Inteligente, chispeante, bonita y pálida, algo que queda sobradamente claro a lo largo del libro. Sin embargo, pasa desapercibida, sin pena ni gloria, no es de esas damas a la que todo el mundo admira, el centro de las fiestas, o de las que tienen una cola de pretendientes a la puerta de su casa. Igual por eso nuestro protagonista masculino, se enamora de ella... O igual es porque la ve lo suficientemente sencilla como para poder manipularla... Ah, eso solo se sabe cuando lees la novela ;)

Por un lado, a Iris le encanta Richard. Como para no gustarle con la planta que tiene. Pero ella presiente que no es oro todo lo que reluce, que ese sujeto que ha insistido en que le presenten, que habla con ella, que le baile el agua, tiene algún secreto inconfesable. Así que, por el otro lado, no acaba de fiarse de él.

Típico es también que la heroína tenga que casarse tras haber sido descubierta besándose.

Se me ha hecho un poco largo hasta que eso secretos empiezan a asomar la cara, pero en líneas generales lo he pasado bien. La señora Quinn tiene una narrativa comprensible, con descripciones buenas para situarte en el escenario, sus diálogos te sacan a veces la sonrisa y a veces hasta alguna carcajada porque se inventa escenas caóticas y, sobre todo, sus novelas se leen deprisa porque son muy sencillas.

La situación entre los protagonistas, es poco habitual. Pero claro, todo es a causa de lo que Richard guarda en la trastienda. Y es normal que Iris esté intrigadísima, preguntándose el motivo por el que él le da largas para meterse en su cama.

Me han parecido encantadores algunos secundarios que le dan una vuelta a la novela porque son pura chispa.

Se perdonan los tópicos y los típicos en la novela porque se pasa un rato distendido leyéndola. Que ya es mucho después de la mala uva que se me pone leyendo algunas de las cosas que se están publicando ahora. Al menos con esta autora, sé que no voy a encontrar burradas, que el argumento va a ser entretenido y, lo que es más importante, que sabe escribir. No es ni de lejos un novelón y esta no es la Julia Quinn de aquellos primeros libros de los Bridgerton que tanto me gustaron. Este libro está más en la tónica de sus últimas novelas: para pasar el rato solamente.

Por cierto, la portada del libro no me gusta nada, no sé quién se está encargando de las portadas de Titania últimamente, pero, uff, qué feas son. Y qué manía de no dejar el mismo estilo que las primeras de la serie, dos de una forma y dos de otra. En fin...

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |