Julia Quinn - El duque y yo

Crítica realizada por Mariam

Daphne Bridgerton está más que harta de los intentos, por otra parte nada sutiles, de su madre para encontrarle marido. Pese a que adora a su madre y sabe que ésta obra con la mejor de las intenciones, la temporada está resultándole agotadora en sus intentos por deshacerse con más o menos tacto de sus pretendientes.

Ninguno de los caballeros que le son presentados y que muestran interés en Daphne le agradan. Todos tienen algún defecto o algo que le saca de quicio. Ya ha perdido la esperanza de encontrar a su futuro marido, con lo que sólo intenta capear el temporal y desalentar a los insistentes enamorados. A veces ni siquiera las buenas palabras bastan para desalentar al pretendiente en cuestión y Daphne se ve obligada a emplear medidas más drásticas. Es en uno de estos intentos desperados, a fuerza de golpes, que Simon Basset, el duque de Hastings, sorprende a la bella Daphne Bridgerton.

Huyendo de las matronas empeñadas en pasar ante sus narices a sus hijas casaderas, el huraño Simon, abandona la sala de uno de los interminables bailes de temporada. En su huida se encuentra con una joven, atrapada entre los brazos de un hombre, su pretendiente. Dudando cómo obrar, cuando se decide a intervenir, es tarde, la misma muchacha ha golpeado al atolondrado enamorado dejándolo inconsciente.

Divertido y sorprendido se acerca a ésta y descubre a una hermosa joven. La sorpresa es mayúscula para él cuando se entera que la aguerrida muchacha, no es otra que Daphne, la hermana de su querido amigo Anthony, compañero de estudios, juegos y juergas durante años.

Daphne y Simon se percatan de que ambos se encuentran en la misma situación desesperada, son perseguidos por la obligación de contraer matrimonio, así que idean un plan: fingirán un compromiso que les otorgará a ambos tranquilidad, un compromiso que se romperá más adelante, pero que al menos les proporcionará unos meses de libertad.

Anthony recela del inminente compromiso de Simon con su hermana, más aún conociendo a ambos y el pasado disoluto de su amigo, con lo que decide que lo vigilará muy estrechamente. Es su amigo, y como tal conoce su aversión al matrimonio, pero no está dispuesto a que hiera los tiernos sentimientos de su hermana.

Anunciando el compromiso Daphne y Simon creen tener la situación bajo control, pero algo imprevisto, algo que ninguno de los dos ha tenido en cuenta a la hora de elaborar sus planes, da al traste con tan brillante estrategema: el amor.

Desde la cuna a Daphne le han inculcado que no debía aspirar a menos que un matrimonio por amor, tal como fue el de sus padres, pero la chica no ha conocido al hombre que le haga desear casarse ni que le haga sentir lo que trasluce de las palabras de su madre sobre el amor.

Tras soportar las atenciones de innumerables pretendientes, no está preparada que descubrirse enamorada del único hombre que le ofrece un compromiso ficticio: el seductor duque de Hastings. El que sea amigo de su hermano mayor, Anthony, le facilita mucha información sobre éste. Daphne no se engaña, sabe que pese a que ella lo ame con todo su alma, Simon no está preparado ni dispuesto a lo mismo. Pero la joven no ceja en su empeño de enamorar al que sabe es su verdadero amor, ése del que su madre siempre le ha hablado.

Pero tras una infancia marcada por la más triste soledad y el mayor de los desprecios, Simon se ha convertido en un hombre hermético y solitario. Lo que le ha llevado a no desear ni buscar compromisos ni relaciones duraderas con nadie, menos con una mujer. La difícil relación con su padre, el difunto duque, que lo repudió a causa de su tartamudez, dio paso a un adulto resentido y desconfiado, que ha evitado siempre ser el centro de atención. Pero tras la muerte del Duque pasa inevitablemente a serlo como el heredero de su título y bienes. ¿Y cuál es la obligación del Duque de Hastings?

Conseguir esposa y engendrar a su heredero.

Algo que Simon se niega a hacer. No le gustan las reuniones sociales, ni los bailes y mucho menos saberse el objeto de atención de las elegantes damas de sociedad, ávidas por convertirse en la próxima duquesa de Hastings.

Al conocer a Daphne e idear ese alocado compromiso ficticio cree haber logrado un respiro, pero pronto descubre que la joven despierta en él sentimientos que no debería sentir. Los fantasmas de su pasado, de los que no logra desembarazarse, le impiden aceptar la bendición de ese amor que Daphne le ofrece y la oportunidad de una vida feliz a su lado.

El Duque y yo es la primera de las novelas de la saga Bridgerton, en la que Violet Bridgerton, la matriarca de la familia Bridgerton, no ceja en su empeño de que sus siete hijos consigan lo que ella compartió con su difunto marido: un matrimonio por amor. Daphne es su primer objetivo, siendo la mayor de las chicas Bridgerton, Violet considera que ya posee edad suficiente para formar su propia familia. Y aunque sus intentos no han dado los frutos deseados, no pierde la esperanza.

La noticia del compromiso de Daphne con Simon le inquieta un poco, dada la fama de mujeriego y seductor de éste, pero siendo amigo de Anthony , aún le queda la esperanza de reforma del calavera.

Aunque la trama de El Duque y yo, a estas alturas y después de tantas novelas ambientadas en La Regencia publicadas, no es nueva, sí que es diferente por la pluma de Julia Quinn.

Esta autora entremezcla en sus páginas una historia repleta de amor, ternura, traumas de la infancia, y mucho humor en una novela entretenida de principio a fin.

Daphne jamás ha conocido el amor, pero reconoce ese sentimiento tras comprometerse con Simon y tratarlo a diario. Simon no desea casarse ni tener hijos nunca. Tras su infancia desgraciada no desea dar lo mismo a ninguna criatura. Además no cree en el amor, ni sabe como encarar a Daphne cuando la muy insensata cree amarlo. ¿A él?

Sin duda, El Duque y yo es una de mis novelas preferidas dentro de la saga de los Bridgerton. La relación entre Daphne y Simon es simplemente tierna, sensual e inolvidable. El carácter de los Bridgerton es muy palpable y está muy presente a lo largo de toda la novela, mostrándose como un clan unido, que se respeta, quiere y defiende con uñas y dientes.

Simon, por el contrario, no ha conocido jamás esa lealtad, ese amor y es incapaz de aceptarlo, lo hace débil y vulnerable, o eso cree él. Sólo Daphne puede demostrarle lo contrario.

La novela está plagada de escenas divertidas, protagonizadas por los diferentes hermanos Bridgerton, e ironizando sobre el carácter entrometido y cotilla de la sociedad londinense, siempre reflejado en Lady Whistledown que narra puntillosa y fidedignamente todo cuanto acontece durante el compromiso de Daphne Bridgerton y el Duque de Hastings.

Mordaz, irónica e irreverente esa figura misteriosa parece estar al tanto de todo cuanto sucede en Londres y lo refleja regularmente en su panfleto, convirtiéndose en motivo de críticas pero también en la publicación más esperada y leída a lo largo de la temporada.

Las dificultades para hablar que Simon tuvo en su infancia y todo lo que eso le supuso: la soledad y el ser repudiado, lo han convertido en el hombre solitario y huraño que es en la actualidad, algo que sólo el amor puede curar. De ahí hasta que el esquivo Duque de Hastings comprenda que Daphne es la única mujer capaz de curar esa soledad está El Duque y yo, una historia que recomiendo encarecidamente a las enamoradas de la novelas de La Regencia.

Valoración: Muy Buena

 

Crítica realizada por Lilith

Esta autora la descubrí gracias a las recomendaciones de las chicas de El rincón romántico..., la verdad es que me encantó.

El duque y yo pertenece a la saga de los Brigerton de Julia Quinn, que está conformada por todas las historias de amor de cada uno de los ocho hermanos Brigerton:

1. El duque y yo

2. El vizconde que me amó

3. Te doy mi corazón

4. Seduciendo a Mr. Brigderton

5. A sir Phillip con amor

6. El corazón de una Bridgerton

7. Por un beso.

8. Buscando esposa.

Aunque El duque y yo es el primero de la saga, en el se desgrana la historia de Daphne, cuarta hermana, de esta familia tan numerosa.

Daphne está muy agobiada por su madre que la presiona de manera insoportable para que encuentre un buen partido y se case. Si bien ese es también el mayor deseo de Daphne (casarse y formar una familia), no es tan fácil como parece. Ella es una muchacha de lo más normal y corriente, es decir, no es una belleza de esas que atraen a los hombres como la miel a las moscas, y para colmo de males y debido a la cantidad de hermanos que tiene siempre termina siendo la "amiga" de todos los partidos interesantes con los que se cruza.

Por su parte, Simon Basset es un hombre amargado. Tuvo una infancia horrible, y esconde un secreto que además de ser el motivo por el que su padre estuvo a punto de repudiarlo, le hace temer terminar avergonzándose a sí mismo en el momento menos esperado del libro. A pesar de todo esto, ha conseguido sobrevivir y se ha mantenido lejos de Inglaterra en un intento por evitar encontrarse con el hombre responsable del odio que siente hacía sí mismo: su padre. Sin embargo ahora que este ha muerto y él ha regresado con el titulo de Duque bajo el brazo, se ha convertido en carne de cañón para todas las madres deseosas de encontrar un buen partido a sus hijas.

Agobiado, conoce a Daphne Bridgerton, hermana de uno de sus pocos amigos, y juntos trazan un plan para escapar del acoso al que se ven sometidos: Se comprometen. Sin embargo, poco se imaginan que ese falso compromiso les enredará ambos en una intensa historia de amor.

Este libro no me gustó tanto como el segundo de la saga (El vizconde que me amó) pero está entretenido, y sirve para ir conociendo a los personajes de la serie. Daphne no es uno de mis personajes femeninos de novela romántica favoritos, más bien todo lo contrario, y no me gusta la forma que tiene de manejar los temores de Simon ante la idea de formar una familia. De hecho hay una escena de cama en la que, para variar, es ella la que desde mi punto de vista se porta fatal, imponiendo algo a su pareja que sabe que él no desea.

Julia Quinn, en lugar de buscar un argumento y construir sus historias en torno a él, basa sus novelas en los sentimientos y relaciones de los personajes principales, y suele introducir situaciones ligeras y con mucho sentido del humor.

Sin embargo y sin ninguna duda, lo que más me gusta de los libros que me he leído, son los prólogos que al inicio de cada capítulo con los artículos de Lady Whistledown..., en mi opinión, y hasta que leí su libro, todo un personaje.

Le doy un 3/5

 

Crítica realizada por Dougless

1º de la serie Bridgerton.

Daphne Bridgerton es la cuarta hija y la primera mujer de una numerosa familia muy peculiar, los Bridgerton, de los cuales se dice que son todos muy parecidos físicamente. Está es su segunda temporada social y su madre está más empeñada que nunca en encontrarla marido, y aunque eso es algo que ella está deseando, formar su propia familia, la verdad es que está un poco agobiada de tanta persecución hacia el sexo opuesto. Por su carácter divertido, abierto y practico todos la ven como una amiga, nadie se fija en ella como mujer, además tiene tres hermanos mayores que intimidan un poco.

Por eso cuando conoce en circustancias especiales a Simon Basset, reciente duque de Hastings y amigo de su hermano mayor Anthony, no duda en aceptar su propuesta, una propuesta que les permitirá a los dos darse un respiro social.

Y es que Simon acaba de llegar del continente donde ha estado viajando los últimos años, muerto su padre acaba de convertirse en duque, muy atractivo por cierto, y todas las jóvenes casaderas, las madres y hasta algunas casadas andan como locas detrás de él. Daphne parece la solución a sus problemas.

Su relación ficticia va prosperando y poco a poco surge una atracción entre ellos. Todo se precipita cuando se dejan llevar estando en un jardín, Anthony aparece y así ocurre lo que en muchas novelas, acaban casados. Tendrán que superar algunos obstáculos, sobre todo los traumas que arrastra Simon desde niño y el odio que ha sentido siempre hacia su padre, pero claro está que el amor triunfa.

Me ha gustado mucho este libro, es muy divertido. Daphne es un encanto, un espécimen raro en esa época y en esa sociedad, claro que con la familia que tiene no me estraña. Una familia divertida y unida, que se apoyan y se quieren , donde las bromas son constantes y los hermanos son lo que tienen que ser: los mayores muy protectores y los pequeños unos bichos.

Simon está un poco atormentado , bueno, mucho en realidad pero aún asi te das cuentas de que es buena persona, amable, cariñoso y leal.

He de reconocer que apenas había leído a J. Quinn, pero ha sido leer este libro y tener que acabar la saga entera, la curiosidad ha podido conmigo. Sobre todo lo relacionado con Lady Whistledon, la escritora del famoso folleto de cotilleos que ameniza cada capítulo del libro, ¡esta mujer está en todos los lados!

 

Crítica realizada por Aysha

Es el primer libro de la serie Bridgeton: uno de mis preferidos. La historia de amor entre Simon y Daphne es preciosa. Por otra parte, la historia personal de Simón es tierna y triste a la vez. El personaje de Simon es mi favorito, es tierno y hace todo lo posible por mejorar como persona. Silencioso y podría pasar desapercibido, pero por su aspecto y por la fuerza que irradia es imposible. Me he enamorado de su personaje y de la historia con Daphne.

Por su parte, Daphne, es enérgica y lucha por lo que quiere. Me ha encantado la relación que tiene con sus hermanos, me recuerda a la mía. Tan bulliciosos y celosos por el bienestar de su familia. Es atípico para la época y la sociedad en la que está basada. Es directa, simpática y aunque es de buena familia, no es la típica niña rica.

Básicamente los personajes secundarios es toda la familia Bridgerton. Desde los hermanos hasta la madre de Daphne, cada uno tiene su pequeña aportación en la historia. Son tan divertidos y rebeldes, que es imposible no querer a esta familia.

Y lo mejor de esta novela, sin duda, lo divertida que es. Ya sea por la familia de Daphne, por los diálogos entre ambos protagonistas, hacen que pases un buen rato. De lectura fácil y amena, se te pasa el tiempo volando.

La trama en general, me ha gustado. Muy bien relatado y con una vena de misterio, pero me esperaba menos "dramatismo" Me pareció un tema muy triste y desgarrador. Para mí es una historia dulce y tierna, e inevitablemente me enamoré del protagonista. De hecho, creo que es uno de los pocos personajes que se palpa su vulneravilidad desde el principio. Y no, no siento lástima, me parece que Quinn ha creado un personaje imperfecto, pero que se hace perfecto por el simple hecho de luchar por su dificultidad en el habla. Se ve tan desamparado en determinados momentos, que tenía unas ganas locas de matar al padre.

Mi valoración: Muy buena. El primer libro de esta serie, uno de los mejores, hacen que te lleves un sonrisa al terminarlo.

 

Crítica realizada por Lady Macbeth

Simon es el recién estrenado Duque de Hastings, tuvo una infancia muy infeliz, ya que su madre murió al nacer él, y su padre lo despreció cuando a la edad de cuatro años no hablaba y decidió que no era digno de ser hijo suyo, así que lo dio por estúpido y lo dejó en una de sus fincas del campo a cargo del servicio y la niñera. Simon durante toda su vida ha tratado de superarse para demostrar a su padre que no era idiota. La verdad es que es un hombre muy inteligente aunque poco hablador, pues su problema es que de niño sufría de tartamudez, aunque con los años y su esfuerzo lo ha conseguido controlar. Nunca llegó a reconciliarse con su padre, pues cuando el padre se dio cuenta del error que había cometido, Simon decidió alejarse y se fue a viajar por el mundo hasta que su padre murió.

Como contrapunto a Simon, tenemos a Daphne, una joven que pertenece a una familia muy extensa, ella es la cuarta de ocho hermanos, y se ha criado en un entorno familiar muy feliz en el que sus padres se querían mucho y ese amor lo han transmitido a sus hijos. El hermano mayor de Daphne es Anthony, íntimo amigo de Simon, y cuando vuelve de sus viajes, Simon conoce a Daphne en un baile. Desde el mismo momento en que la conoce se siente atraído por ella. Daphne está en su segunda temporada, y su madre está todo el día encima de ella para que escoja marido, lo cual nos ha dado unas escenas muy divertidas con la madre. Dado que Simon es perseguido por las madres y sus hijas casaderas, y Daphne es perseguida por su madre para presentarle a todos los "maridables", idean un plan: Simon cortejará a Daphne y así no les perseguirán, y al final de la temporada romperán el compromiso...

Este es un argumento que lo he leído en infinidad de novelas, pero lo que hace que este libro no sea olvidable como otros, son sus personajes, tanto los protagonistas que mantienen algunos diálogos muy divertidos como los secundarios, Violet y Anthony, protagonizan las escenas más divertidas y entretenidas y una de las cosas que más me ha gustado es esa piña familiar que conforman los hermanos mayores de Daphne. Los diálogos son muy ágiles y divertidos y durante toda la lectura he tenido esa risilla tonta en la cara.

Valoración: Muy buena

 

Crítica realizada por Katon

Daphne es una joven resuelta y algo inocente. Criada en una numerosa familia se enfrenta a su segunda temporada intentando lidiar con su madre que le busca constantemente un marido. Ella es la cuarta de ocho hermanos, la relación entre todos es de amistad y cariño. Sus padres fue un matrimonio lleno de amor y sus hijos solo esperan algo igual. Daphne se siente algo decepcionada porque los hombres más intersantes solo la consideran una buena amiga, alguien con quiere hablar. Y solo los pesados o desesperados se le declaran. Daphne quiere una familia propia, un esposo e hijos, pero aun no está tan desesperada como para aceptar al primero que llegue. Se encontrará en una situación algo difícil cuando el hombre más atractivo que haya visto jamás aparece en ese corredor oscuro.

Simon, el nuevo duque de Hastings, ha regresado a Londres después de varios años de viaje, ha visitado Europa, las Indias Orientales y Occidentales, África, huyendo de un pasado doloroso y sin amor. Pero sin darse cuenta extrañaba Inglaterra. Simon no tuvo una infancia feliz. Debido a un problema de tartamudez su propio padre lo despreció e ignoró durante años, llegó a decir que estaba muerto. Simon solo regresó a Inglaterra meses después de la muerte de su progenitor. Su sorpresa fue mayúscula cuando, en una fiesta, se acercó a una joven creyendo que estaba siendo acosada por un joven, y ésta le lanzó un puñetazo al exasperante pretendiente. La atracción entre Simon y Daphne fue inmediata. Hasta que se dieron cuenta que Simon era el mejor amigo de Anthony, el hermano mayor de Daphne.

Ese breve encuentro en el corredor dio para mucho. Simon convenció a la joven para que representara con él una farsa; fingirían estar comprometidos para que a Simon dejaran de perseguirle las debutantes y sus madres, y Daphne atraería más la atención de los hombres. Solo había dos fallos en ese plan, el primero, la negativa y oposición de Anthony, y el segundo, el amor.

A partir de este momento Simon será espectador de lo que es una verdadera familia. En el fondo envidia a los Bridgerton por el ambiente que se respira en su casa, cóm se tratan entre ellos, y lo cómodo que hacen sentirse a las visitas. Violet, la matriarca del clan, será todo un personaje. Los diálogos y las escenas de la familia junta componenen unas escenas graciosísimas. Los diálogos arrancan más de una carcajada. Se lee rapidísimo por el ritmo con que está escrito.

No todo será un camino de rosas, Simon aun debe dejar atrás el pasado. El rencor hacia su padre todavía está muy presente en su manera de actuar y pensar. Solo gracias a la tenacidad y ternura de Daphne conseguirá comprender que una vida regida por el rencor no es vida. Comprende casi in extremis todo lo que está a punto de perder por una obstinación tomada en su juventud.

Con este libro se inicia la serie de los Bridgerton. Como ya he comentado los diálogos son frescos y ágiles. La trama, a pesar de ser sencilla y previsible, está contada de tal manera que disfrutras del libro desde el principio hasta el final. La ambientación no sobresale con respecto a otras novelas ambientadas en la misma época. Pero lo que sobresale de esta historia es, además de los personajes de Simon y Daphne, es cómo está contado. El humor que subsiste a lo largo de toda la historia es lo que consigue que cierre este libro con una sonrisa. Los diálogos son de lo mejor.

Daphne a pesar de ser un poco inocente en algunas cosas también tiene mucho carácter y no duddará en hacer algo muy doloroso para ella, si con eso consigue arreglar su matrimonio. La ternura de este personaje, y su capacidad de comprender a Simon son el punto fuerte de su relación. No se amilana ante los comentarios o la forma de pensar de Simon, así como no le preocupa discutir con él si la situación lo requiere. Daphne es la mujer perfecta para Simon.

Una historia sencilla pero muy dulce, con un conjunto de personajes muy acorde con las situaciones que provocan. Los Briderton son una familia unida, revoltosa, traviesa, pero dispuesta a apoyarse los unos a los otros si algo intenta amenazar a uno de los suyos.

 

Crítica realizada por Kalina

He disfrutado mucho con este libro, es divertido y de lectura fácil, los personajes me han sorprendido. Ambientado en la regencia nos cuenta la historia de amor de Daphne Bridgerton y Simon, duque de Hanstings, que empieza como una unión de fuerzas para hacer frente a un problema común, las chispas entre los protagonistas saltan desde el primer momento, pero las disfrazan de amistad y complicidad, sobre todo por parte de Simon, que al saber que Daphne es la hermana de su mejor amigo, no quiere hacerle daño, teniendo el tan claro que no se casará nunca con ninguna mujer, aunque el deseo que siente por Daphne no es tan fácil de esconder.

Simon no ha tenido una vida fácil, con un problema en el habla ha sido ignorado por su padre la mayor parte de su vida, lo que ha condicionado su carácter. Hombre inteligente y brillante a conseguido superar sus problemas de habla con esfuerzo y tesón, pero el odio que siente hacia su padre, aun estando muerto, no le dejan disfrutar de los logros conseguidos. Daphne es la cuarta hermana de una familia numerosa, arropada siempre por el amor de sus padres y hermanos, con una familia divertida y unida, han hecho de ella una chica dulce, valiente, paciente y algo ingenua.

La historia de amor es preciosa, vemos como Daphne lucha por el amor de Simon, como le comprende y ayuda a superar sus miedos, y como Simon gracias a Daphne se abre a una felicidad que se había negado toda la vida. Los secundarios son de lujo, la familia Bridgerton al completo, es especial su madre, Violet y sus hermanos mayores, Con escenas muy divertidas y diálogos chispeantes hacen de esta novela una delicia de rápida lectura y muy amena, no había leído ninguno de los libros de la serie, pero ahora me voy de cabeza al segundo y así conocer la historia, supongo que de Anthony y ver que nuevos cotilleos nos ofrece Lady Whistledown.

Valoración: Buena.

 

 

Comentarios (9)

  • Lucia

    07 Enero 2012 a las 18:56 |
    Me gustó por eso luego leí toda la saga.Daphne y Simon llegan a un acuerdo de comprommiso de mentira, cosa muy tratado en los libros de época. Ella se enamora perdidamente y le conquista.Le daría un 7/10.

    responder

  • Katon

    25 Enero 2012 a las 20:07 |
    Uno de los libros que más me gustan de Julia Quinn. El carácter de Daphne, decidida y tímida a la vez van a la perfección con el gesto hosco de Simon.
    Una historia muy bonita, solo con la ayuda de Daphne pudo superar sus recuerdos de la infancia.
    Además con escenas muy graciosas, lleno del humor caracterísitico de la autora.
    Un libro totalmente recomendable

    responder

  • Yluna

    13 Febrero 2012 a las 10:45 |
    Para mi es el mejor libro de Julia Quinn, desde este no he vuelto a leer ninguno mejor. Me encanta cómo los protagonistas se complementan y sobre todo me encanta Simon, con ese defectillo.

    responder

  • Darcy

    18 Febrero 2012 a las 14:24 |
    Para mi, uno de los mejores libros de romántica. Es una historia tan llena de ternura. Simon es un hombre que ha sufrido mucho por culpa de su padre y de su tartamudez y Daphne entra en su vida como un cilón para alegrársela y darle el amor que nunca ha tenido, aunque Simon no se lo pone fácil.
    Y además, tenemos a toda una serie de personajes interesantes que componen esa maravillosa familia, que te atrapan y te dejan deseando saber mas de cada uno de ellos.
    Cuando lees libros así, te da pena la gente que dice que no ha leído nada de romantica porque no veas las joyas que se pierden.

    responder

  • maria

    08 Octubre 2012 a las 12:10 |
    Una historia preciosa con unos protagonistas encantadores,es el comienzo de una de las sagas mas entretenidas.

    responder

  • RachelinCS

    02 Mayo 2013 a las 22:28 |
    El duque y yo es uno de mis libros favoritos, fue una de mis primeras lecturas de romántica histórica; me enamoró por completo. Nunca me cansó de volver a leerlo, lo recomiendo completamente. Los personajes principales son perfectos, simpatizas con ellos desde el principio. Es una de las mejores novelas románticas que he leído.

    responder

  • karla rodriguez

    18 Julio 2013 a las 04:48 |
    me lo han recomendado mucho este fin de semana al fin tengo el tiempo para leerlo

    responder

  • Marisa Costa Blaya

    08 Mayo 2014 a las 23:13 |
    Para mí, a esta novela le tengo un cariño muy especial. Fue la primera que leí de este género, y he de admitir que ha sido difícil encontrar una novela mejor.
    Desde la página uno te engancha y sumerge en la historia de Simon Basset, un verdadero gentleman, reservado y serio, a quien su padre no lo ha tratado muy bien, sin embargo el trato al que llega con Daphne Bridgerton, primera mujer de esta peculiar familia hace que su visión de un mundo cruel y egoísta cambie de forma considerable.
    De nuevo Julia nos llena de sonrisas y emociones con sus divertidas escenas y comentarios y con esta increíble historia, cuyo misterio final fue escrito en un segundo epílogo publicado en el último libro "The Bridgerton Happily Ever After"

    responder

  • Irune

    25 Enero 2016 a las 00:52 |
    Este es el primer libro que leí de esta saga y quede enamorada, leyendo la novela te entran ganas de ser de esa gran familia. Aparte la historia romantica es preciosa, me encanta cuando Anthony ve que su mejor amigo esta con su hermana Daphne. Simon me intrigó, pensaba supongo que como todas que el motivo de no querer casarse seria algun problema de el fisico, no una decision que tomo por otras cuestiones.

    responder

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |