Julia Quinn - Diez cosas que me gustan de ti

Valoración:

Crítica realizada por Wanda

Título original: Ten things I love about you

3º Libro de la serie Bevelstoke

1. Sebastian Grey es un pícaro endiabladamente guapo que guarda un secreto.

2. La familia de Annabel Winslow la eligió como "La Winslow que más le gusta decir lo que piensa" y "La Winslow que más se duerme en la iglesia".

3. El tío de Sebastian es el Duque de Newbury, y si muere sin nombrar heredero Sebastian lo hereda todo.

4. Lord Newbury odia a Sebastian y evitará a toda costa que lo anterior ocurra.

5. Lord Newbury ha decidido que Annabel es la solución a todos sus problemas.

6. Annabel no quiere casarse con Lord Newbury, y más tras enterarse que tuvo un romance con su abuela.

7. Es horroroso 8. Es delicioso 9. Es malvado, lo cual nos lleva a:

10. Y fueron felices para siempre...

Sebastián Grey puede tener absolutamente todo si su tío, el duque de Newbury, muere sin nombrar heredero. Por eso, el duque piensa en Annabel Winslow para solucionar el problema; odia a Sebastián y hará lo imposible para que no sea su heredero.

Una nueva entrega de esta serie de la señora Quinn, completamente entretenida. Es muy posible que no esté a la altura de sus anteriores novelas, pero resulta atractiva y se disfruta de su lectura de principio a fin.

Sebastián es un hombre endiabladamente atractivo, pícaro, irónico, orgulloso y seguro de sí mismo. Puede heredar todo de su tío, el duque de Newbury, si el viejo muere sin descendencia. Pero a él le importa un comino el dinero de su tío y el título, se vale por sí mismo. Por otro lado, escribe libros con nombre falso y eso le proporciona una buena cantidad de dinero. Es soltero y quiere seguir siéndolo, no dejarse atrapar por una mujer.

Annabel es una muchacha que no está acostumbrada a las idas y venidas de la gran ciudad, una muchacha de campo que sin embargo debe viajar a Londres, incitada por su abuela, con el fin de conseguir un esposo rico. Ella no está muy de acuerdo con ir, como se suele decir, "de pesca", pero no le queda otro remedio si quiere salvar a su familia de la pobreza. Sí, ya hemos leído muchas novelas con un tinte parecido: chica pobre que busca marido rico y acaba por encontrarlo. No os asustéis, aquí, en esta novela, el tema está muy bien hilvanado y resulta agradable de leer, aunque sea un tópico de la romántica.

Cómo no, a la chica le buscan un hombre muy rico, nada menos que un duque, que por si fuera poco está más cerca de la tumba, por edad, que de hacer filigranas como novio amantísimo. Pero es duque y eso es lo importante. 

Y el duque, a toda costa quiere un heredero.

Los diálogos son muy buenos, llenos de chispa e ironía y ponen un punto gracioso a la novela. Muy ingeniosos y con muchas bromas entre los protagonistas. Me han gustado.

Los personajes secundarios, como Olivia y Harry, aparecen bastante   en la historia, aparecen como el complemento a las aventuras de los protagonistas y me han encantado.

Voy a destacar la personalidad de los protagonistas porque me han hecho sentir cómoda ya que no son de los que tienen un pasado azaroso, lleno de sufrimiento y desdichas, es decir que no son personajes atribulados. Ella es tierna y decidida y Sebastián me ha resultado gracioso y con un ingenio increíble que ameniza los momentos más serios de la novela.

Alguna que otra cosa no viene muy a cuento, a mi modo de ver, y parece más de relleno. Pero pasa y sigues leyendo y hasta te hacen gracia.

El antiguo romance entre lord Newbury y la abuela de Annabel, junto al secreto de Sebastián de escribir libros con seudónimo, ponen ese puntito de intriga que, aunque ya lo sabes, siempre te gusta.

Tanto él como ella creo que se hacen entrañables. Destacan los valores morales, el amor a la familia, el buen carácter.

Hay un personaje muy cariñoso que posiblemente pueda formar parte de una siguiente entrega, pero no voy a decir de quién se trata, debéis adivinarlo vosotras mismas. Sólo adelanto que es familiar de Annabel.

Otro dato es que, como en todas las series, aparecen personajes de  entregas anteriores, lo que hace la lectura más familiar.

En general, una novela de lectura agradable, que entretiene y que se acaba rápido dejando un buen sabor de boca.

--------------------------------------

Crítica realizada por Anasy


Tercera entrega de esta serie Bevelstoke de Julia Quinn, puede que sea que me esperaba más de un personaje como Sebastian que me gustó mucho en Secretos en Londres, o que siempre estoy esperando que la Quinn vuelva a escribir algo tan bueno como los Bridgertton, porque aunque tiene libros muy buenos sin ser de esa serie, ninguno me lo parece tanto como los de esa familia. En esta serie para mi han ido decreciendo, el primero me gustó mucho, el segundo para mi ya flojeaba bastante, y este lo hace un poco más. No es un mal libro para pasar un rato entretenido, pero nada más.

Annabel Winslow está en Londres a cargo de sus abuelos con la intención de encontrar marido. Es la mayor de ocho hermanos que tras la muerte de su padre necesitan el dinero desesperadamente, para eso necesita casarse bien pero el marido que sus abuelos le encuentran es un conde amigo de su abuelo, lord Newbury, un hombre repugnante y mayor que sólo quiere un heredero a toda costa para que su sobrino no se quede con el condado.
El futuro de Annabel se presenta muy negro antes la perspectiva de casarse con semejante elemento encima en Londres se encuentra como pez fuera del agua, hasta que una noche se tropieza con con un hombre tumbado en la hierva.

Sebastian Grey es el tan odiado sobrino  del detestable Lord Newbury. Estuvo en el ejército y ahora vive sus días en apariencia de fiesta en fiesta., flirteando y siendo simpático y gracioso con todo el mundo, se pasa más tiempo en casa de su primo que en la suya propia. Es un joven atractivo y encantador, que nunca se enfada, siempre sonríe, bromea y no se mete con nadie, su único problema es la inquina que le tiene su tío y los insultos que este no duda en lanzarle cada vez que se ven.

Los dos jóvenes congenian en seguida, Sebastian se siente atraído hacia la joven como parecen sentirse todos los hombres de Londres para vergüenza de Annabel, pero Sebastian pese a la fama de crápula nunca seduce a jovencitas casaderas por más irresistibles que estas sean o por muy bien que se lo hagan pasar.

Pero todo se complica cuando Lord Newbury piensa que su sobrino se interesa por Annabel, y esta tendrá que decidir si hacer lo debido y casarse con en conde o dejar que la repugnancia que siente por él gane, y rechazarlo.

Es un libro simple, en el amplio sentido de la palabra, no tiene nada, es entretenido pero hasta las “gracias” no tienen demasiada gracia, no hay mucha química entre los protagonistas, al menos yo no se la he visto, Sebastian es un protagonista que no termina de convencerme, demasiado disperso y la mayor parte del libro pasa sin pena ni gloria aunque se anima hacia el final. La verdad es que te lo lees volando y salen a relucir algunas cosas curiosas como como las ya tan famosas novelas góticas de Sara Gorely o quien las escribe, pero en general es un libro que para pasar un rato está bien sin grandes emociones ni nada nuevo que aportar.

Regular

--------------------------

Crítica realizada por Aysha

Annabel Winslow, es una joven que ha vivido toda su vida en el campo. Su padre ha fallecido meses atrás y ahora tiene una misión: casarse con alguien rico para poder ayudar a su familia. Ya tiene un pretendiente: el conde Newbury, pero ella no lo quiere. ¡Podría ser su abuelo! Pero su familia necesita ayuda.....

Una noche en un baile, Sebastian Grey se encuentra con una joven hermosa. Desconoce su identidad pero la atracción es mutua. Poco tiempo después descubre quién es ella gracias a su tío, con el que no tiene relación. Ella es la pretendida de su tío. Aunque está dolido, Annabel necesita ayuda y él se la dará....

¿Se casará Annabel con Newbury? ¿Dejará su tío el camino libre? ¿Irán a por todas?

Contiene Spoilers

Hace mucho tiempo que no leo nada de Julia Quinn, y ya era hora.

Los personajes principales, Annabel y Sebastian, me gustan. Tienen una relación de piques entre los dos. De hecho hay situaciones muy divertidas.

Annabel, es una joven que desea casarse por amor. Le repugna Newbury y la idea de ser su esposa aún más. Ella sí quiere a Sebastian, pero se supone que como no será el heredero de su tío, no tiene medios económicos. A pesar de ello, la atracción y el amor surgirá entre los dos haciendo que sea inevitable su unión. Al principio me estaba gustando, y me gustó, pero.... Veo a Annabel sin mucho poder de decisión. Aunque es normal que en esa época se hicieran uniones ya sea por dinero, título, etc, parece que Annabel tiene miedo de expresarse y hasta poco al final no dice lo que piensa.

Sebastian. Divertido, atractivo, sarcástico, oscuro y escritor. Me ha encantado (y he encontrado muy divertido), que el protagonista masculino no sólo escriba novelas góticas, si no que lo haga bajo un seudónimo de mujer. Incluso hasta me he reído en como defendía a su "autora favorita" a ojos de la gente llegando a molestarse a quién no le guste. Nadie sabe lo que hace y es, en parte, normal. La gente de la sociedad una gran parte lo adoraría, pero la otra lo vetarían de clubs, etc. Dicen que es difícil ser mujer en el siglo XIX, pero ser hombre que escribe "libros que harían las mujeres" también lo es. Grey, no quiere la herencia de su tío. La sociedad piensa que no tiene un céntimo, pero el no dirá de donde vienen sus ingresos. Escribe porque no puede dormirse y para alejarse de esas pesadillas con la guerra. Cuando conoce a Annabel cree que es alguien especial, pero descubre que su tío la pretende. Éste cree que lo hace por competencia (absurdo) y ahora él tendrá que seguir cortejándola y no seduciéndola si no la sociedad la convertirá en una paria. Tanto a él como a Annabel los veo muy indecisos.... Se desean pero no, se quieren pero no,....Me repatea...

Los personajes secundarios son varios como:

- Newbury, el tío de Grey. Realmente asqueroso. No lo soporto. Es un baboso que se cree con derecho a tener lo que le da la gana.

- La abuela de Annabel, Lady Vickers. Una mujer sin prejuicios que manda sin ton ni son en quienes les rodean. Aparte que la han descrito como una mujer ligera de cascos (se ha tirado a media sociedad) y borracha. Me ha llegado a hartar...

- Olivia y Harry, los amigos de Grey. Un matrimonio la par de divertido. Tienen mucho contraste; Olivia es directa y alegre, Harry despistado y algo huraño (traduce los libros de Grey).

- Louisa, la fiel amiga de Annabel. Divertida y sin pelos en la lengua.

En cuanto a la trama, hubo momentos que me aburría. Entiendo que si dos hombres la pretende (de la misma familia y que no se llevan bien) que uno de ellos la corteje. Pero es que es llega a ser absurdo. Annabel y Grey no se deciden realmente. También está de por medio el dinero y es comprensible. Pero parece que Annabel no confía al cien por cien en Sebastian. Tampoco me ha gustado el hecho de que la autora haya enrevesado la historia. Lo hace de más, sobra. Si no liase tanto, la historia sería más llevadera. Pase que Sebastian la corteje, pase que el tío la quiera cortejar de nuevo pero lo que no paso es que se quieran y ella no se decida, que el tío haga de sus maldades y saga indemne y que el final sea tan...........previsible (no sé si es la palabra que lo describe). Ha hecho un epílogo demasiado "bonito" para mi gusto. Es del estilo "y todos fueron felices para siempre"......

En general me ha gustado. Tiene momentos muy divertidos, otros un poco liosos, pero está bien. Como ya he dicho, hay ciertas cosas que suprimiría. Aún así es un libro bonito, divertido y que se lee bien. ¿Lo recomiendo? Por supuesto, pero sólo si eres de las que te gustan los líos, los diálogos divertidos y llenos de ironía y con un malo malísimo de por medio...

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |