Julia London - Los peligros de perseguir a un duque

Valoración:

Crítica realizada por Mailo

Libro 1 de la Serie Debutantes

Tras la muerte de su madre, las hermanas Fairchild descubren que su padrastro ha conseguido convertirse en el único beneficiario de la fortuna familiar. Para poder mantener su ritmo de vida, Ava, la mayor de ellas, decide perseguir al riquísimo Jared Broderick, marqués de Middleton, quien la arrastra hacia un tórrido romance y le propone que se casen.

Ava ha sido muy feliz durante un tiempo, pero tras su apasionada noche de bodas descubre los verdaderos motivos de su marido para comprometerse con ella...

Jared, marqués y, además, heredero de un ducado. Rico, atractivo y libertino. Quiere vivir su vida sin depender de las órdenes de su padre. Es arriesgado e imprudente, y le importa muy poco arriesgar el cuello en cualquier situación. Sabe que su padre quiere que siente la cabeza, pero eso es pedir demasiado para él, al que las obligaciones de su título le importan poco o nada.

El padre de Jared es un personaje fuerte y decidido a que su hijo siente la cabeza de una vez, tome sus responsabilidades, se case y tenga un heredero. A fin de cuentas, según él, tampoco le pide demasiado, solamente que cumpla el rol que le ha tocado en la sociedad. Por eso, harto ya de la excusas de su hijo, le elige esposa, la hija de un amigo muy querido, una verdadera dama apreciada entre la flor y nata de la sociedad, educada. Y también insípida y poco atractiva a los ojos del libertino marqués.

Aunque al principio se niega a casarse, su padre le hace un chantaje que no puede pasar por alto: dar a conocer a todos ciertas cosas ocurridas en el pasado.

Vayamos ahora con la protagonista: Ava Fairchild es una joven bella, como lo son su hermana Phoebe, y Creer. Todas tienen la esperanza de encontrar el verdadero amor y sueñan con ese momento aunque al menos para Ava no es un tema primordial, sino algo que llegará si llega. Hasta la muerte de la madre han llevado una existencia cómoda, pero todo cambia a su muerte. El padrastro se hace con el control de la herencia y empieza a hacerles la vida imposible: despide al servicio, les deja sin asignación mensual y las desprecia. No tiene más que un pensamiento: cuando regrese de viaje buscará un marido para ellas, sea el que sea, y tendrán que aceptarlo.

Ava es la que lidera el trío, la más decidida, la que toma las riendas de su nueva situación y piensa en mil y una forma de tener algo de dinero, porque su padrastro les ha dejado en la miseria. Eso sí, con casa y comida, pero nada más. Ella ansía otra cosa. Y sobre todo, no tiene intención de casarse con el primer hombre que su tutor le ponga delante.

No voy a contar aquí las mil ideas que se les viene a la cabeza para salvar la penosa situación, pero las tres ponen de su parte.

La escena de cuando se encuentran Jared y Ava me ha resultado muy divertida. Él le pide bailar y y ella lo rechaza. Claro que el encuentro no acaba ahí... hay más... Y dejan de verse. Aparentemente se olvida uno del otro, pero vuelven a encontrarse. El marqués no recuerda el nombre de Ava, pero no se le ha ido de cabeza el ardiente beso que le robó en aquel baile pasado. La machacona idea de su padre de casarse y tener un heredero empieza a germinar en él. Lo que no sabe es que Ava ha renunciado a encontrar un amor y ya sólo quiere un marido con dinero para sacarla de su penosa existencia y de las garras de su padrastro.

Estamos pues ante un matrimonio de conveniencia por parte de ambos. Él por no escuchar más a su padre y ella por librarse de su tutor.

Una novela de rápida lectura, entretenida, chispeante en algunos momentos, que deja con ganas de seguir la serie pero que tampoco ofrece nada nuevo.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |