Julia London - Los peligros de mentir a un vizconde

Valoración:

Crítica realizada por LadyZarek

Libro 3 de la Serie Debutantes

Las malas lenguas de la alta sociedad inglesa estarían encantadas de saber que una dama como lady Phoebe Fairchild ha tenido que montar su propio negocio para salir adelante. Por eso, cuando ésta se ve obligada a coser para las hermanas de William Darby, vizconde de Summerfield, decide adoptar una personalidad ficticia y convertirse en madame Dupree.

Phoebe descubre que su atracción visceral por el vizconde es correspondida cuando él le propone que sean amantes. A medida que crece el deseo del uno por el otro, aumentan igualmente los riesgos: Phoebe no sólo está poniendo en juego su reputación, sino también su medio de subsistencia y, sobre todo, la posibilidad de casarse con el hombre que le ha robado el corazón. ¿Conseguirá Phoebe que el vizconde la siga amando cuando descubra su verdadera identidad?

OPINIÓN:

"Los peligros de mentir a un vizconde" cierra la trilogía de las "debutantes desesperadas". Cuenta la historia de Phoebe Fairchild y William Darby. La historia de una dama que a la vez es modista con un nombre y una historia falsos, y un vizconde rural.

Phoebe Fairchild, antes de que su hermana se casara con un marqués y su prima,con un conde, tuvo que utilizar su talento como modista para la ropa de las tres chicas. Empezó a trabajar para una mujer mandona bajo el nombre de Madame Dupree, pero la mujer la descubrió y la chantajeó. Por el chantaje, Phebe se vio obligada a viajar hasta Bedforshire, pueblo donde vive el vizconde William Darby con su inválido padre y sus cuatro hermanos. Phoebe debe completar un guardarropa para las dos hermanas de Will.

Lo que la mujer no podía imaginar era que el vizconde la deslumbrara con su belleza masculina y su encanto. Tampoco sabía que iba a tener que lidiar con dos hermanas sumamente caprichosas y maleducadas y un hermano rebelde que le hacía la vida imposible a Will. Ella oculta desde el principio que es una dama, haciéndose pasar por una viuda que vivió en Francia hasta que su esposo murió.

Will ha pasado seis años viajando por todo el mundo, hasta que una carta en la que le contaban que su padre había enfermado de gravedad y ya no se valía por sí mismo le obligó a regresar. Se encontró a sus cuatro hermanos en un estado lamentable, pues una cláusula económica les impedía el acceso al dinero familiar. Se topa con cuatro personas hostiles, que no le perdonan haber pasado tanto fuera del hogar. Decide presentar en sociedad a sus hermanas, Jane y Alice, y enderezar a su hermano Joshua. Roger, un diablillo, es el que menos problemas da. Contrata a Phoebe , o más bien a su empleadora, para la confección de un guardarropa completo para las jóvenes. Pero cuando ella y él se encuentran por primera vez, queda extasiado ante la belleza de la modista.

Al principio, las cosas entre ambos se desarrolla como una relación entre empleador y criada. Pero, cuando las hermanas maleducadas de Will le hacen imposible el trabajar, ella no duda en quejarse ante él, y la relación cambia. Pero ella lleva encima el peso de la mentira, especialmente cuando Will le comenta lo mucho que odia las mentiras. Él también lleva una carga encima: debe casarse con una muchacha de la alta sociedad, por su padre, para tener un heredero antes de que éste muera. No quiere hacerlo, pero organiza una reunión de quince días para escoger a su futura esposa, aunque a él le gustaría que fuera Phoebe.

Bueno, la historia es mucho mejor que la de Rhodrick y Greer, mejor narrada y con unos protagonistas más agradables. Vemos cómo van construyendo una relación basada en una mentira de Phoebe, y cómo las dudas los carcomen a ambos. No surge el amor de pronto, es un proceso que se da a lo largo de todo el libro.

Me ha gustado el desarrollo de su romance, sin muchas escenas de cama. No me ha gustado tanto la actitud de las hermas de Will, ni la de su hermano Joshua. Y una escena me pareció un poco rara...o larga, en cuanto la autora se dedica medio capítulo a hablar de una bofetada que Alice le propina a Phoebe. Un poco absurdo tanto pensamiento de Phoebe sobre el golpe, como si le hubera cambiado la vida, pero tampoco es que me molestara, la verdad.

William Darby es un hombre sincero, honesto, abierto, con el sentido del deber desarrollado. La culpabilidad por haber estado fuera tantos años se le nota, al igual que el aburrimiento por no estar haciendo nada. Sabe que debe casarse con una mujer de buena cuna para que le dé un heredero, pero solamente puede pensar en la modista de sus hermanas, Madame Dupree. Es cariñoso, pero también tiene la mano firme cuando debe. Vamos, un bombón de protagonista.

Phoebe Fairchild es una dama que ha crecido en la pobreza, pero que ha conseguido salir adelante con su talento como modista. No miente por malicia, sino por necesidad. Es dulce y amable, pero firme y directa a la vez. Se enamora de Will, y siente remordimientos por engañarle. Una excelente protagonista.

Los hermanos de Will son un caso aparte: vaya pandilla de inmaduros y animales, ni que hubieran crecido en una selva. Se lo hacen pasar muy mal a Will durante todo el libro, aunque Roger y Jane no son tan maleducados.

Para concluir, decir que me ha encantado leerme este libro, lo ecomiendo.

Nota: 4'5/5.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |