Judith McNaught - Tú eres mi amor

Valoración:

Crítica realizada por paciencia68

La mirada oscura y lánguida de Clayton Westmoreland, duque de Claymore, acaba de descubrir el cambio que su viaje por Europa ha producido en el cuerpo y las maneras de Whitney Stone, ahora convertida en una mujer espectacularmente sensual.

Tras su triunfo social en París ha regresado a Inglaterra para conquistar el corazón de Paul, su amor de la infancia.... Pero su padre, completamente arruinado, la ha comprometido con el atractivo y arrogante duque. Enfurecida, Whitney desafía a su prometido.

Me resistía a leer este libro, con tanta novedad existente en el mercado y el poco tiempo del que dispongo me decía una y otra vez que ya lo leería, supongo que la mayoría de comentarios sobre el argumento, los protagonistas, etc, pudieron más que la gran admiración que siento por Judith McNaught. Pero tengo que decir que he cogido el libro y no lo he soltado hasta terminar la última página.

Clayton y Whitney se conocen de una forma muy curiosa, y mientras que Clayton queda prendado de la dama, ella tiene sus propios intereses en otra parte, porque no ha podido olvidar a Paul, su gran "amor" desde que era una cría. Un personaje al que tomé manía con bastante rapidez, y que no consigue modificar esa situación, ni siquiera al finalizar el libro.

Clayton Westmoreland es un aristócrata engreído, arrogante, insufrible, egocéntrico e incluso en algún momento cruel, y sin embargo su personaje me encanta, porque además de todo eso, también es cariñoso, tierno, delicado, entregado ..... sí, es un demonio cuando quiere, pero igualmente puede ser todo lo contrario. Este personaje masculino perdería gracia sin esas características que lo definen. En muchos momentos del libro se merece dos "guantazos", en particular una escena determinada en la que el lector casi debe concentrarse para poder seguir, pero no es tan desastrosa como esperaba. Desde el momento en el que conoce a Whitney queda prendado de ella, sin importarle su clase social, su posición económica ni ninguna otra cosa.

Y que decir de Whitney, una chica con carácter, decidida, atrevida, dispuesta a lo que sea por luchar por aquello que quiere, con ganas de no dejarse amedrentar por nadie, con una vena terca y obstinada y con la capacidad suficiente para ser capaz de poner en su sitio a un engreído como Clayton. Y también con un gran problema el "amor" sin condiciones que siente por Paul, su primer amor o mejor dicho su amor platónico desde los quince años, y a quien está dispuesta a conquistar al precio que sea. A mi modo de ver, Paul no merece que pierda cinco minutos de su tiempo en dedicarle su cariño y amor

Lo que me he reído con este libro, con ambos personajes y sus tretas y estratagemas para conseguir lo que se proponen, también con sus discusiones, sus desencuentros y reconciliaciones. En un momento determinado del libro, sentí que se me paraba el corazón y pensé que este hombre era un "cretino integral"... menos mal que nadie es perfecto, e intenta arreglar todo lo que ha hecho mal.

Si puede ponersele alguna pega al libro, es que quizás determinadas partes del argumento se parecen en exceso a otros que tiene Judith McNaught, pero en cualquier caso me ha encantado. Es algo que tiene esta escritora que te transporta y te coloca un nudo en el estómago, te hace sentir y vibrar con sus personajes , cada vez que la leo tengo los mismos sentimientos que cuando comencé a leer romántica, y eso no me ocurre ni con todos los libros y mucho menos con todas las escritoras, es por eso que McNaught se ha convertido en una de mis favoritas.

A destacar entre los secundarios a Stephen (hermano de Clayton) que tiene su propia historia en "Cuando tú llegaste" y que al leer este libro me han entrado ganas de releer. Y también Nicolas DuVille, que me parece que tiene su propio libro, lo que no sé es si está traducido, y que es un encanto.


Crítica realizada por Lady Macbeth

Que gran historia!!! Había leído tantísimos comentarios buenos sobre este libro y se consideraba un clásico, que pensé... ¿como es posible que yo no me lo haya leído todavía?, así que me decidí a leerlo estas vacaciones, y que SORPRESA en mayusculas, su lectura me ha alegrado las vacaciones y es que este es un libro totalmente imprescindible, sobre todo para las que, como yo, les apasiona la romántica histórica.

Como ya habeis comentado es un libro de los de "antes", con un protagonista masculino, Clayton, de una personalidad arrolladora, empecinado en conseguir a la chica al precio que sea, pero que también se muestra super tierno con ella, ya que se da cuenta que está loco por ella (y a mi eso me encanta, que el chico duro se derrita por los huesos de la chica). Ella es la típica heroina de romance, locamente enamorada de un sueño, que se llama Paul, y que no quiere ver más allá de eso. Me gusta como ella poco a poco va cediendo a Clayton y va dándose cuenta de lo que va sintiendo por el.

Si hay algo que no me ha gustado demasiado, fue hacia el final:

SPOILER

Cuando Clayton desconfia de que el hijo sea suyo,

ahí me ha fallado un pelín, pero por lo demás, creo que es un libro de 10, y como ya he dicho imprescindible en cualquier estantería de quien presuma de ser lectora de romántica histórica.

Valoración: 5/5


Crítica realizada por Lissette

¡¡¡¡ Ay Dios Mío !!!! ¡¡¡¡Ay Dios Mío!!!!! No es un libro cualquiera, es El LIBRO (en mayúsculas).

La historia es apasional al 100% (con su buena dosis de rudeza, amor, desconfianza, reconciliaciones...). Los personajes son únicos, Clayton y Whitney sienten desde lo más profundo de su corazón presentando así dos facetas en cada uno a lo largo de la trama, es decir, aparece el Clayton que por amor se humilla, persigue,perdona y soporta ante Whitney pero tambien está el Clayton que sufre y se deja llevar por los reverses de los celos en sus peores matices (hay en un par de ocasiones que le darías un guantazo) por otra parte esta la Whitney que desea encajar en la sociedad que la apartó en su más tierna edad y de la única forma que lo conseguiría sería casandose con Paul (amor platónico); pero tambíen esta la Whitney testaruda, luchadora en lo que a Clayton se refiere. En resumen una pareja de nitroglicerina.

También hay que tener en cuenta a los secundarios, destacando Stephen hay que benjamín más mono que se conpincha con su madre para ayudar a su hermano a no dejar perder a su verdadero amor, y como no Nicholas DuVille (lo confieso en un principio me gustaba pensar que Whitney se quedaba al final con él), es que es atento, divertido, sofisticado, seductor.... lo tiene todo!!!!!!!

Es un libro que ya pertenece a mi lista Dorada, me encanta, pues me ha hecho llorar, reír e incluso en algunos puntos cruciales tener que dejarlo para serenarme por que sino amenazaba con hacer trizas el libro,. Por lo tanto completamente recomendado.


Crítica realizada por Elsa

Whitney es una adolescente que se ha criado sin madre, sus intereses no son los habituales en una jovencita, le encanta montar a caballo, leer, domina varios idiomas y no descuella en  las habilidades que se consideran adecuadas para una debutante, está enamorada desde la infancia de su vecino Paul y no sabe que hacer para llamar su atención ya que él se siente más atraído por Elizabeth Ashton, que es una joven más convencional, llega hasta el extremo de montar un caballo de pie sobre la grupa, esto exaspera a su padre hasta tal punto que la envía con sus tíos a Paris, donde su tío es embajador para que la eduquen convenientemente, allí se convierte en una joven muy atractiva y en una fiesta de máscaras llama la atención de un alto y apuesto hombre que resulta ser el Duque de Claymore, éste queda prendado de ella y a su regreso a Inglaterra investiga sobre la situación económica del padre de Whitney y llega a un acuerdo por el que cancela sus deudas a cambio de la mano de ella, pero no quiere que lo sepa, por lo que con un nombre falso se instala en un mansión cercana dispuesto a conquistarla y aquí es donde empieza toda la trama de esta excelente novela, Whitney se resiste ella sigue enamorada de Paul y no duda en comunicárselo al duque, Clayton, pese a ello,  con una paciencia digna de encomio continúa en su cortejo y así con ese tira y afloja como es lógico consigue conquistarla.

Clayton es atractivo, muy atractivo, rico, arrogante, rezuma poder por los cuatro costados, pero se ha enamorado de Whitney y terco como es no se para en nada para conseguirla, me encanta la personalidad de este duque porque a pesar de que a veces mete la pata lo hace porque esta enamorado hasta las trancas.

Whitney es muy atractiva tiene mucha personalidad pero esta obsesionada con Paul, que es en definitiva su asignatura pendiente, en algún momento me recuerda a Scarlett O´hara con su obsesión por Ashley, pese a ello se siente poco  a poco atraída por el duque y con todo el tira y afloja llegan a provocar una serie de malentendidos que conducen a algunas situaciones tensas y bastante duras.

Me encanta  Judith Mcnaught y ésta es una de mis novelas preferidas, no le falta nada tiene unas descripciones fabulosas, tanto del entorno como de los sentimientos y los personajes hasta tal punto que me parece estar viendo a cada uno de ellos, describe perfectamente todo la gama de sentimientos que se dan en los protagonistas a lo largo de la historia, amor, odio, celos , envidia,  utiliza estupendamente los diálogos, el cortejo es algo espectacular, ese tira y afloja salpicado de ironía e ingenio hacen de esta novela una lectura imprescindible para todas aquellas aficionadas a este género. Pero no sólo los protagonistas, sino todo el plantel de secundarios que son bastantes están perfectamente perfilados, Stephen un hermano simpático, que tiene su propia historia, Nicolas du Ville  otro libertino encantador, el médico, la madre de los Westmorelands, los vecinos del pequeño pueblo todos  tan bien descritos y que contribuyen a crear todas las situaciones que se dan en esta novela. Si tuviera que puntuarla le daría un 10.


Crítica realizada por Mc2

Whitney es una joven de quince años que ha crecido apasionándose por la cultura y los idiomas. Así, ha sido capaz de aprender griego, latín, italiano, francés y hasta algo de alemán. Pero, el ser diferente a las jóvenes de la alta sociedad, ha sentido su rechazo y sus risas en más de una ocasión. Incluso no puede evitar sentir que ha decepcionado a un padre, viudo,  que parece no entenderla. Aunque ella no ayuda mucho con sus continuas salidas de tono. Cansado su padre de que se ponga en evidencia, sobre todo ante Paul Sevarin el hombre del que se encuentra tremendamente enamorada, decide enviarla con sus tíos a París, en un intento desesperado para que se convierta en toda una dama. 

Ya en París, con la ayuda de unos tíos que la quieren como a una hija, se convierte en una joven extremadamente bella, que unido a su inteligencia y jovialidad empieza a atraer la mirada de más de un joven de la zona; entre ellos Nicholas de la Ville.

Pero, en un baile de disfraces, un enmascarado empezará a sentirse atraído por la joven doncella hasta el punto de plantearse convertirla en su esposa. El desconocido, que no es otro que el atlético y atractivo duque de Westmoreland, ha decidido que bien podría poner punto a su soltería con la joven inglesa. Aunque, dada la popularidad de la joven, sería necesario que regresase a Londres en donde no habría tantos pretendientes con los que lidiar. Conocedor de las importantes deudas del padre de la joven decide solventar los problemas financieros de la familia a cambio de un compromiso que debe de ser ocultado a la principal implicada. Aunque dada su fama de mujeriego, y que no es santo de devoción de la tía de la joven, decide presentarse con otra identidad: Clayton Westland.

Tú eres mi amor no es la novela que más me gusta de Judith McNaught. Tal vez porque ninguna me ha llenado tanto como la primera novela que leí de ella hace años, y que se ha convertido en una de mis favoritas. También podría ser porque mi cabeza tenía que estar pendiente de otros menesteres y no le he podido prestar toda mi atención. La verdad es que los ingredientes de la novela eran bastante buenos, pues continuamente están provocándose y enfrentándose. Sobre todo Whitney que le rechaza y desprecia en demasía. Pero me ha resultado algo cansino.

 Los secundarios también me han ayudado a que la novela me resultara amena. Sobre todo los tíos de la joven, la anciana lady Eubank, una dama de lo más entrometida,  Nicholas e incluso Paul, el perpetuo enamorado de la joven pero que dada su poca fortuna necesita la generosa dote de la joven para seguir su propio tren de vida.

Valoración: Buena


Crítica realizada por Lady Macbeth

Para mí este libro es EL LIBRO en mayúsculas. A veces en el foro alguien pregunta cómo debería ser un libro de romántica para ser un diez, y yo siempre pienso en Tú eres mi amor, creo que tiene todos los ingredientes básicos en una buena novela romántica: una historia de amor preciosa, unos protagonistas de caracteres fuertes, malos entendidos, diálogos chispeantes, celos…

Clayton Westmoreland, Duque de Claymore conoce a Whitney en París, desde el mismo instante en que la ve él se queda prendado de ella y decide por todos los medios que ella sea suya. Whitney que no tiene ni idea de lo que trama Clayton, ha estado toda la vida enamorada de Paul un joven vecino de la finca donde vive con su padre. Su padre que está endeudado acepta la proposición de matrimonio de Clayton y él a cambio le cancelará todas las deudas. Sin embargo su padre no cuenta con la oposición de Whitney, que está obsesionada con la idea de que quiere a Paul. A partir de ese momento Clayton decide conquistarla al precio que sea, y es a partir de este punto cuando en esta historia se dan los mejores diálogos entre los dos. Poco a poco, y casi sin darse cuenta, ella va aceptando a Clayton, aunque sigue empecinada en que el amor de su vida es Paul.

De este libro me gusta todo (menos la cubierta, yo tengo la edición de cisne “rosa chicle”), ya he dicho que es una historia de amor preciosa y muy muy sufrida, poco a poco los dos se van enamorando pero ninguno da su brazo a torcer y no se confiesan su amor, eso dará pie a celos, malentendidos y desconfianzas. Clayton es un hombre poderoso acostumbrado a tenerlo todo y llega un punto en que no sólo desea conseguir a Whitney, sino que desea conseguir su amor porque él está loco por ella, hay momentos de auténtica ternura entre ellos dos, y al momento siguiente se tiran los trastos a la cabeza. Esos giros son los que hacen que una vez empiezas el libro te resulta muy difícil dejarlo. En cuanto a Whitney ha habido momentos de darle una colleja para que espabile, todo el rato con el dichoso Paul… pero luego, desde el momento en que se da cuenta que quiere a Clayton ella cambia, aunque sigue siendo muy orgullosa.

Otra cosa muy buena de esta historia son los personajes secundarios, sobre todo me ha encantado Stephan, el hermano de Clayton y su madre. La escena de la cena es genial, me he reído un montón, y luego he llorado un montón también…jejeje..

En definitiva para mí es un libro 10 que cualquier lectora de romántica que se precie debería haber leído.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |