Judith Mcnaught - Susurros en la noche

Valoración:

Crítica realizada por Mariam

Sloan Reynolds trabaja en el cuerpo de policías de Bell Harbor, California, donde la vida es sencilla, sin demasiados sobresaltos ni contratiempos. Vive en una comunidad pequeña donde todos se conocen desde la infancia, donde todos saben la vida del otro casi tan bien como la propia.

Pero algo cambia el día que aparece ante ella el agente del FBI, Paul Richardson, y le pide su colaboración para un caso que está investigando y que está relacionado muy directamente con Sloan, pues se trata de investigar al propio padre de ésta. Desde que sus padres se separaran, siendo ella muy pequeña, no ha vuelto a tener noticias de Carter Reynolds, su padre, ni de su hermana Paris. Cada una de las hermanas se ha criado con uno de sus progenitores en un ambiente muy distinto y ha recibido una educación también distinta.

El FBI sospecha que los negocios del poderoso millonario Carter Reynolds podrían no ser del todo limpios y puesto que el propio Reynolds ha invitado a Sloan ha pasar unas semanas con él y Paris en Palm Beach para tratar de entablar un acercamiento, Paul cree que es la oportunidad perfecta.

Sloan no está del todo convencida, inicialmente había rechazado la invitación de su padre, no tiene deseos de que se produzca ningún acercamiento ni de verlo. Pero finalmente accede a ayudar a Richardson y acepta la invitación.

A su llegada a Palm Beach Sloan se siente deslumbrada por el lujo en que viven los Reynolds. En Carter descubre a un padre frío y distante, pero poco a poco la tirantez entre Paris y ella va despareciendo. Incluso siente algo de afecto por su avara y altiva bisabuela.

En Palm Beach conoce al apuesto millonario Noah Maitland, conocido y socio de los Reynolds en varios negocios, y otro de los objetivos de la investigación del FBI.

Aunque inicialmente Sloan representa el papel de mujer guapa y poco inteligente, poco a poco empieza a aflorar su verdadera personalidad, aunque sin desvelar nunca que en realidad es policía y que colabora con el FBI. La atracción entre Noah y Sloan no tarda en surgir, pero los secretos entre ambos y la misteriosa investigación federal amenazan con acabar con ella...

Susurros en la noche es una novela contemporánea donde hay una buena dosis de suspense, ya que parte de la trama gira alrededor de la investigación en la que Sloan y Paul trabajan. Sin embargo también es una bonita historia romántica que me atrevería a decir las lectoras fieles de Judith Mcnaught seguro que disfrutarán.

Para empezar debo decir que la novela me ha gustado mucho, creo que es una buena historia donde la sensibilidad y romanticismo que sólo esta autora logra transmitir no falta.

Tal como sucede con frecuencia en sus novelas, la historia de amor tarda un poco en dar comienzo. Preceden varios capítulos que nos ponen en situación, presentándonos sobre todo a Sloan, su vida en Bell Harbor, y cómo y por qué llega a Palm Beach donde conoce a Noah.

Sloan en una mujer de principios, leal, valiente, compasiva y vital. La verdad es que como suele suceder con la mayoría de las protagonistas de esta escritora diría que es casi perfecta, en apariencia. Pues además es una joven de gran belleza.

Noah por su parte destila el encanto masculino con el que Mcnaught siempre caracteriza a sus protagonistas masculinos. Es un hombre de negocios duro, implacable, hastiado en el amor, no cree en el matrimonio y no desea volver a casarse tras un matrimonio fallido. Vive junto a su padre, el entrañable Douglas Maitland y una hermana adolescente, Courtney, que le da constantemente dolores de cabeza por su carácter impetuoso e irreverente.

Como cabe de esperar la aparición de Sloan en Palm Beach cambia la vida de los Reynolds, pues el reencuentro entre las hermanas marca un antes y un después en su relación, y también la de los Maitland que encuentran en ella alguien especial que les ayuda a acercarse.

Sin embargo la investigación del FBI también marca un antes y un después en el rumbo de la relación de Noah y Sloan... pero lógicamente no voy a contar por qué para no entrar en detalles y desvelar nada importante. Sólo decir que si por separado Noah y Sloan son atractivos, juntos lo son aún más.

Creo que Judith Mcnaught cuenta como nadie cómo los personajes se enamoran y cómo van cambiando o mostrando otras facetas que anteriormente no dejaban ver. Me encanta como esta escritora logra plasmar todo eso y además de una manera tan bonita y emotiva.

Aunque los buenos son muy buenos y los malos muy malos, y siempre media algún malentendido o error que separa a los protagonistas, es una novela que atrapa y sorprende por la carga emocional que siempre está presente.

Desde mi punto de vista, tal vez, no se trate de la mejor novela de Judith Mcnaught. Diría que es menos intensa que otras, pero te envuelve desde el principio, al menos a mí me parece que lo hace. Digo que no es la mejor porque en comparación con otras de sus novelas, la encuentro más cortita, más apresurada, pero la historia de amor es preciosa y una vez que empecé a leer no pude parar.

Me gustan mucho las novelas de Judith Mcnaught porque no se centra únicamente en una pareja protagonista, te cuenta sus historias personales para que conozcas como son, por qué son como son, y te cuenta las historias de otros personajes. En el caso de Susurros en la noche la de Paris, cuando me ha parecido muy cortita, la de Kimberley, la madre de Paris y Sloan, Douglas y Courtney Maitland, Sara... en fin de todos los secundarios. Para mí, que me encanta leer novelas largas con muchos personajes, no puedo evitar pensar que, tal vez, algunas de las historias quedan muy apresuradas, pero creo que llegan al corazón de todas maneras y al llegar a la última página sientes que los conoces, de verdad, a todos.

Pero más allá de eso, Susurros en la noche me parece una romántica y encantadora novela, con una conmovedora historia de amor y una trama de suspense bastante interesante que ha logrado mantenerme en vilo sin eclipsar la trama sentimental.

Como curiosidad comentar que está relacionada con Paraíso robado y Perfecta, ya que el agente Paul Richardson actúa como nexo entre ellas, pero se puede leer sin problemas sin haber leído la anterior.

Para mí es otra gran novela de Judith Mcnaught. Cuenta una historia romántica con una dosis de intriga y sentimientos que traspasan en papel, con declaraciones de amor para el recuerdo y diálogos que te encogen el corazón.

-------------------

Crítica realizada por Katon

Sloan había olvidado a su padre y a su hermana hacía mucho tiempo. No los recuerda, era muy pequeña cuando la madre de Carter, su padre, fue a buscar a su hijo y a una de sus nietas. Carter eligió llevarse a Paris, la mayor, y dejó a Sloan con su madre, y ella prefiere que su vida continúe así. Ahora es policía en Belle Harbor y tiene una vida tranquila, no hay mucha delincuencia y su casita junto a la playa es su pequeño mundo. Nunca ha tenido noticias de su padre, hasta que éste la llama a la comisaría y le pide que vaya a pasar unos días con ellos en Palm Beach. Sloan lo rechaza de forma terminante, hasta que Paul Richardson se cruza en su camino.

Paul es un agente del FBI que está investigando al padre de Sloan. Necesita infiltrarse en su mansión de Palm Beach, y Sloan será la coartada perfecta. Aunque en un principio Sloan se niega a colaborar con Paul, acabará accediendo a pasar dos semanas junto a su padre y su hermana fingiendo ser la típica rubia tonta con Paul de acompañante, para descubrir si en verdad su padre está involucrado en negocios ilegales.

Al llegar Sloan descubrirá que además tiene una bisabuela, una mujer de armas tomar que parece no tenerle cariño a nadie, pero en realidad protege a Paris y admira a Sloan. Paris, su hermana, es una joven fría que parece estar totalmente subyugada por su dominante padre, hasta que una conversación consigue que se muestren como realmente son. Con el pasar de los días Sloan le tomará cariño a la anciana cascarrabias y descubrirá la verdadera pasión de Paris. No es la hermana distante que creía, es una mujer tímida que desea, y teme a la vez, conocer a su hermana pequeña.

En casa de los Reynolds conocerá a uno de sus vecinos, Noah Maitland, que también es socio en algunos de los negocios de Carter. Sin Sloan saberlo, Noah será investigado por el FBI, y Paul aprovechará cualquier información fortuita que la joven comente. Cuanto más se estrecha la relación entre Sloan y Noah más difícil es para la joven mantener oculta su verdadera identidad.

La trama se complica cuando uno de los miembros de la casa es asesinado, se precipitarán los acontecimientos y la verdad sobre todos los personajes saldrá a la luz. A pesar de ser un libro más sencillo que otros de la autora, la trama de suspense está muy bien llevada, y la historia de amor, con los malentendidos típicos de esta autora, me ha parecido preciosa. No se centra solo en la pareja protagonista ya que tenemos otra pareja secundaria, más Douglas, el padre de Noah, y Courtney, su hermana adolescente. Es una novela con un reparto coral que me han mantenido pegada a sus páginas desde el principio hasta el final. Me hubiera gustado un mayor número de páginas ya que el final, no es que me haya parecido precipitado, pero creo que con un poco más de desarrollo habría resultado una novela mucho más completa. Me ha quedado la espinita de la relación de Sara y Jess, la amiga y el policía, compañero de trabajo de Sloan.

No puedo ser objetiva con Judith McNaught, sus novelas me encantan y las disfruto intensamente, ya sean más complejas o algo más cortas y ligeras. Una novela, que a pesar de no estar a la altura de las dos novelas anteriores, y de la traducción regular, no defrauda en ningún momento.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |