Judith McNaught - Perfecta

Valoración:

Crítica realizada por Maddy

Título: Perfecta

Autora: Judtih McNaught

Editorial: Cisne, edición de bolsillo

Género o Época: Actual

Protagonistas: Julie Mathison y Zack Benedict

La vida de Julie no ha sido fácil. Abandonada por sus padres desde que era un bebe, se ha criado en las calles dónde la única educación que le han enseñado es la delincuencia infantil. Tras pasar por varios centros de recogida, finalmente es adoptada por un matrimonio, los Mathison, quienes ya tienen dos hijos más. Desde ese mismo momento el amor y la comprensión que los Mathison vuelcan en ella hacen de Julie una muchacha fuerte, cariñosa y responsable, cuya felicidad se basa en estar con sus seres queridos, ejercer de profesora y encontrar al hombre adecuado para formar una familia.

Zack Benedict, pertenciente a una de las familias más ricas de la región ha sido repudiado por su abuela con tan solo dieciocho años. Desde entonces ha tenido que ganarse la vida ejerciendo distintas profesiones, hasta que un buen día un director cinematografico lo pone delante de la pantalla. El éxito es abrumador, su físico y su temperamento hacen de él, el actor de moda. Justo cuando se encuentra en el punto álgido de su carrera es acusado falsamente del asesinato de su esposa. Desde ese mismo instante, Zack se ve inmerso en una nube de juicios, abogados y falsas acusaciones. En el momento en que se da cuenta que su caso no tiene remedio, y que solo hay una manera de averiguar la verdad, se fuga.

En su huída secuestra el vehículo de Julie, y a ella con él. Lo que ha Julie le parecía en un principio un cruel asesino se va convirtiendo con el paso de los días en un hombre solitario, triste y que nunca ha tenido una buena razón para creer que la vida puede ser algo más que el dinero y la fama. A ojos de Zack, Julie es todo lo contrario a las mujeres que han pasado por su vida, es bondadosa, dulce, responsable y quiere a las personas por lo que son, no por lo que tienen. Poco a poco la desconfianza da paso a la confianza y el miedo, al amor. Pero antes de poder dar rienda suelta a sus sentimientos tienen que dejar atados todos los cabos del pasado. ¿Podrá Julie ayudar a Zack en su busqueda del verdadero asesino?

Si con sus libros históricos, Judith McNaught ya me había cautivado, con "Perfecta" acabó confirmando esa sensación. Tiene una lectura muy ágil, enseguida hace que empatices con los personajes, algo muy importante para mí como lectora. El papel de Julie es el que más me ha gustado con diferencia, es una muchacha corriente, sencilla, con un empleo normal y una familia de clase media, que sin llegar a ser una gran belleza, consigue embelesar a Zack gracias a la bondad de sus actos y sentimientos.

Zack, por el contrario, es un personaje mucho más complejo y elaborado. Viene dado de vuelta de todo, el mundo que le rodea está formado por la hipocresia, las envidias y las conveniencias, cada uno se arrima al sol que más le calienta. No es de extrañar que cuando conoce a Julie y está le demuestra que existe otra forma de vida, en la cual una familia puede quererse sin restricciones, ayudarse y apoyarse, Zack quedé totalmente impactado, deseando algo de esa felicidad para sí mismo.

A su vez, la autora crea una trama sencilla, pero inteligente, que provoca determinadas situaciones extremas para los dos personajes y nos hace querer seguir leyendo páginas trás página. En definitiva, una buena novela, de las que tienes que sentarte con tiempo, para poder disfrutarla en toda su magnitud.

Mi puntuación: un nueve.

------------------------

Crítica realizada por Irdala

"Perfecta" es sin duda una de mis novelas favoritas. Es la tercera vez que la leo y me ha emocionado tanto o más que las anteriores. "Perfecta" fue mi primera novela romántica actual y siempre la recordaré con inmenso cariño, aunque empecé a leerla con reticencia y porque no tenía otra cosa (la compré por error, pues por aquellos entonces sólo compraba por autora y estaba segura de que J. McNaught sólo escribía histórica).

No recuerdo que en mis anteriores lecturas de este libro la primera parte de la historia me hubiera emocionado tanto. Debo estar sensible porque la parte en la que se narra los orígenes y las circunstancias de Julie, su comportamiento en la consulta de la psicóloga y todos los comentarios acerca de tantos niños que sufren abandono, una infancia triste y con futuro oscuro, me han hecho sufrir bastante.

Zack me gusta desde que hace su aparición. Ese chico duro y orgulloso, fuerte, tierno, leal y despegado, me enamora desde las primeras páginas.

Me entusiasma la historia de amor desde que se inicia y además me resulta creíble dadas las personalidades que la autora les da a los dos protagonistas.

Ya desde mi primera lectura del libro, sueño con una cabaña en la montaña con esa lejanía de todo, esos lujos y esas maravillosas vistas. Esta vez me ha encantado "volver allí" y la he disfrutado mucho más que la primera vez (jeje, ya sabía donde estaba todo).

Hay algo que me llamó poderosamente la atención en su día y en esta ocasión también: las mujeres adultas a las que Julie enseña a leer. Creo que la autora, aun sin profundizar en exceso en el tema, hace un canto al poder que la lectura nos ha dado a las mujeres. Cómo el sólo hecho de poder juntar las letras abre un abanico de posibilidades. Ay, yo es que no sé que hubiera sido de mí sin los libros.

Sin olvidar que el libro es simplemente una novela romántica si más pretensiones que las de hacer pasar un buen rato, emocionar y relatar una historia de amor, la autora ha sabido conjugar perfectamente una serie de elementos para poner en relieve lo importantes que son valores como la amistad, la compasión, la confianza, la ternura, la sinceridad, la dignidad, el arrepentimiento, el perdón... entremezclando incluso para ello, historias de personajes secundarios donde (sí, ya, ya lo sé) todos tienen un final feliz.

La carta, el poema de la alumna de Julie, las letras de las canciones, me emocionaron en su día y lo han vuelto hacer.

Los comportamientos de los protagonistas en cada una de las ocasiones, me resultan creíbles (sin olvidar que esto es una novela), y la historia de amor me parece absolutamente preciosa.

Me encantó en su día y en esta nueva lectura mucho más si cabe, el protagonista masculino, Zack. Toda su vida, todos sus cambios, sus sentimientos, su sufrimiento, su ilusión, su desilusión, su fuerza y su coraje, cómo se rinde al amor, cómo se enamora y cómo se da entero, ay, me ha derretido y enamorado.

La escena del aeropuerto es sin duda alguna uno de los momentos más impactantes del libro. En el caso de él, por el amor que demuestra hacia Julie y posteriormente el odio y el dolor al ver traicionada su confianza y su fe por la mujer que ama. En el caso de ella, por su sufrimiento y su lucha interior.

Perfecta tiene una de las cartas de amor más bonitas que he leído nunca en una novela romántica. ¡Es maravillosa!. Otro de los momentos del libro que me gusta muchísimo es cuando va a buscarla a su colegio y le dice que no puede vivir sin ella delante de todo el pueblo. Ay, sé que es de peliculón, pero cuando llevas sufriendo todo el libro y ves que ya todo va a terminar bien... En fin, que me gustan los finales felices

Valoración: Muy buena, por supuesto.

-----------------------------

Crítica realizada por Cris

Julie Mathison es una joven y hermosa maestra que, tras haber superado una infancia dramática, ha logrado el respeto de todos en la pequeña ciudad de Texas donde habita. Siente que nada ni nadie destruirá esa vida perfecta que se ha forjado con su propio esfuerzo.

Zachary Benedict es un famoso actor y director cinematográfico. Su carisma personal cautiva a todas las mujeres del país, hasta que es acusado y condenado por asesinato. El apuesto convicto huye de la prisión, convencido de que es su única oportunidad para demostrar su inocencia y encontrar al verdadero asesino, que le ha robado su felicidad y su futuro. En su huida secuestra a la bella Julie. La joven experimentará emociones encontradas, que pasarán del miedo a un deseo silencioso y desconocido, y de allí a una pasión irrefrenable...

No se puede negar que el simple hecho de leer esta sinopsis, capta la atención del lector al ser una historia muy prometedora pero es en las primeras páginas de la novela, cuando la autora cautiva por completo al lector narrando el pasado de ambos protagonistas con una crudeza desgarradora. Así, conocemos a Zack con sólo 18 años enfrentándose a la situación que cambiará su vida para siempre y dando los primeros pasos para forjarse un futuro. Después conocemos a Julie, con sólo 11 años, en la consulta de una psicóloga que decide hacer algo por ella.

Con estos primeros compases uno ya está sumergido en la historia y espera con impaciencia conocer como continúa la historia de estos dos jóvenes...

A continuación, la autora da un salto de varios años y nos presenta a un Zack triunfador en su trabajo pero desgraciado en su vida privada. Es un hombre desengañado de la vida, que al no encontrar lo que busca en ella, decide volcarse en su trabajo. Es en ese momento, donde la historia cobra intensidad al narrar los sucesos de cómo se produjo el asesinato y la posterior condena de nuestro protagonista.

Nuevamente, la autora nos toma de la mano para realizar un pequeño salto en el tiempo. Transcurren 5 años.

Julie es profesora y trabaja en sus ratos libres con mujeres analfabetas y niños discapacitados. La niña que fue, ha crecido y se ha convertido en alguien muy muy especial con un cautivante amor a la vida y a las personas y una dulcura inherene a su caracter que es imposible pasar por alto. Mientras, Zack sigue en la cárcel planeando su fuga...

Es en este momento, cuando los caminos de ambos protagonistas se cruzan ofreciendo al lector un abanico increíble de situaciones, impresiones, sentimientos... Y es sólo el principio...

No quiero contaros mucho más del argumento del libro porque merece la pena leerlo por uno mismo.

Judith McNaught juega de modo magistral con los sentimientos, las situaciones, la ambientación... con todo. Da forma a dos personajes increíbles que consiguen salir adelante a pesar de todo y de todos. Os puedo decir también que hay varias escenas absolutamente excepcionales en cuanto a carga dramática se refiere.

En conjunto, una novela perfecta que deja en el lector una huella profunda al saber mezclar con maestría el amor, el odio, la pasión, la ira, el perdón, la dulzura, la percepción, la lógica, el drama e incluso, en algún momento, el humor.

-------------------------------------

Crítica realizada por Rosamina

Me encanta la manera de contar historias de McNaught, con esa sencillez pero sin cobardía, sin ahorrarse ningún tipo de sufrimiento en sus personajes de forma que consigue ponerte un nudo en el estómago en muchos momentos del libro y hacértelo pasar francamente mal. Con un argumento muy atractivo, y una sucesión de escenas a cada cuál más interesante, hace que la tensión de la historia no decaiga en ningún momento, y además el final es de los más bonitos que he leido nunca. Es el libro PERFECTO.

No puedo dejar de comentar las alusiones que hace a diferentes actores conocidos por todos, la mención de la Streisand y el uso que hace de las canciones y de las cartas. Me parece muy acertado y en algunos casos añade un guiño humorístico a una historia tan dramática.

En cuanto a los personajes, me quito el sombrero ante Zack, bueno más bien ante la pluma de Judith McNaught, que ha sido capaz de crear un personaje tan carismático. Orgulloso, cabezota, duro y cruel en algunas ocasiones. Pero tierno, sensible, justo y decidido en otras. Me encanta cómo intenta proteger a Julie hasta el último momento y me encanta también su capacidad de perdonar a Julie primero y a su abuela después.

Por supuesto que el libro tiene unos personajes inolvidables pero me ha encantado también la historia de Ted y Katherine. No nos da demasiados detalles pero en pequeños trazos intuimos una historia de amor preciosa y una segunda oportunidad.

Es un libro muy completo, con un buen argumento, unos personajes maravillosos y una historia de amor preciosa de las que no te cansas nunca de leer. Me da que no va a ser la última vez que la lea. Te amo, Julie. Te amé en Colorado. Te amo aquí, donde estoy. Te amaré siempre. Esté donde esté. Siempre ¿Hace falta decir más?

Valoración: 5

-----------------------------

Crítica realizada por Mencía

Judith McNaught es una de mis autoras preferidas, sus obras son tan entretenidas como emocionantes. Y Perfecta en mi humilde opinión es una muestra estupenda de su buen hacer. Desde el comienzo consigue atrapar, sus protagonistas evolucionan con lógica, la pequeña trama de intriga no desmerece, los secundarios bordan sus papeles, y la historia de amor te va envolviendo y estremeciendo hasta su hermoso final. Para mí una de las mejores obras de actual, de lectura recomendable, que digo recomendable, tendría que ser obligatoria. Porque aunque no siempre acierte con el gusto particular de cada una, creo que merece la pena darle una oportunidad, si te gusta, entrará a formar parte de esas novelas escogidas que no te cansaras de leer y releer.

Tiene una ambientación estupenda y eso que al ser de actual puede pasar desapercibida. Su presentación es casi cinematográfica o por lo menos esa fue mi impresión. Sin embargo, para que engañarnos, lo que mas nos tira son los personajes ,y ahí es de matrícula de honor.

Es una gozada cuando das con una obra en que la autora nos regala unos protagonistas maravillosos y encima unos secundarios de excepción. Si Julie es "perfecta", Zack te hace temblar las canillas. Es difícil que en una pareja protagonista no prevalezca uno, y sin embargo esta es una de esas poquitas novelas en las que no les puedo encontrar un pero a ninguno de los dos.

Si eso ya de por si es un lujo, la comparsa que les acompaña es de apoteosis: Esa arpia de abuela, ese agente enamorado, el amigo capo, el hermano sheriff y el padre Pastor... uff si me pongo a comentar no pararía en días...Las mujeres analfabetas, la cuñada niña rica, el taxista....

Divertida, dramática, tierna, con tensión y emotiva. Una novela que recomiendo con gusto, yo creo que seréis muchas a las que os puede gustar.

Valoración: Muy buena

--------------------------

Crítica realizada por Mariam

Perfecta fue la primera novela contemporánea que leí, la que me descubrió un subgénero que hasta entonces no me atraía demasiado. Para mí las novelas históricas tenían más magia, más misterio... ésta me demostró que no, que depende de la historia que cuente, de sus personajes y de las emociones que transmita.

Judith Mcnaught me parece una escritora que consigue emocionar con pocos elementos, a veces no necesita demasiado para hacerlo: una niña, una carta, las lágrimas de un hombre.... , en definitiva, esta novela.

Además de una historia de amor, en mi opinión preciosa, Perfecta es la historia de una joven que lucha incansablemente por superarse, por huir de la ignorancia. Julie, la protagonista, nació y se crió prácticamente en las calles hasta que fue adoptada por una entrañable pareja que le dio un hogar, cariño y la confianza para creer en sí misma.

Pese a que es una novela extensa, de alrededor de 700 páginas, la lectura me parece apasionante, me atrapa desde el principio. La primera vez que leí la novela me quedó la sensación que había demasiadas páginas dedicadas a describir la infancia de Julie, pero en esta ocasión no me lo ha parecido. En numero sí, son bastantes, pero la lectura no se me ha hecho pesada y creo que son importantes, ya que establecen las bases de la novela, la Julie niña y por qué se convierte en la mujer en que se convierte.

En cuanto al personaje de Zach qué decir, que enamora desde el principio porque tras esa fachada de hombre de éxito, millonario y seductor se esconde alguien necesitado de cariño, un hombre cuyo éxito más importante sería sólo el ser amado por él mismo

En cuanto a los secundarios, mi preferido en Ted Mathison, el hermano polícia de Julie. Su carácter, su manera de proteger a Julie y su relación con Katherine, su ex-mujer, dan a conocer a un personaje que, en mi opinión, destaca por méritos propios. Sus intervenciones me saben a poco, es un personaje que en principio me dio la sensación de estar un tanto amargado por su fracaso matrimonial, pero poco a poco se van viendo otras facetas, como su lealtad, su sentido del humor y su capacidad para ver más allá de lo que parece. También destacaría Matt y Meredith Farrell, por supuesto, los protagonistas de Paraíso robado cuyas apariencias en la novela son importantes, sobre todo por su amistad con Zack y el papel que juegan entre la pareja protagonista.

Al margen de la historia de amor de Julie y Zack, me ha gustado especialmente cómo aborda el tema del analfabetismo, sobre todo en mujeres adultas, aunque cuando se describe la angustia de Julie al no saber leer se me hizo un nudo en el estómago.

La relación entre Julie y las mujeres a las que da clase me encantó, y la poesía que le escribe una de ellas y, que os cito a continuación, me parece sencillamente preciosa:

Antes me avergonzaba

Ahora estoy orgullosa

En una época el mundo era negro

Y ahora es resplandeciente

Caminaba con la cabeza gacha

Y ahora me yergo cuan alta soy.

Antes me alimentaba de los sueños

Pero ahora tengo esperanza.

Gracias a Julie.

Valoración: Muy buena.

---------------------------

Crítica realizada por Katon

Una de las cosas que me gusta de Judith McNaught es que, si es necesario para la trama, nos cuenta el pasado de los protagonistas, sin ocultar nada, así sucede con la historia de la pequeña Julie. Sabemos desde el principio cómo Julie acabó viviendo con los Mathison, cómo se esforzó por mejorar y cómo, a pesar de vivir en centros de acogida, no se convirtió en una joven cínica y cansada de la vida. De niña, Julie ya era una luchadora. Reconozco que me ha emocionado leer esa pequeña parte de su infancia, cómo memorizaba las cosas para compensar su problema con la lectura, le he cogido cariño desde el principio. Será que estaba muy predispuesta a leer este libro y todo lo que he encontrado en él me ha gustado. Los pequeños detalles que tenemos de la vida de Zack provocan más preguntas que respuestas, lo contrario a lo que sucede con el pasado de Julie.

Tras abandonar por la fuerza la casa familiar, Zack tiene un nuevo pasado. Algunos años más tarde se ha convertido en un actor y director de éxito, aunque su vida dista mucho de ser perfecta. Su esposa, Rachel, muere durante el rodaje y él es acusado de su asesinato. Zack lleva cinco años en la cárcel, pero aún le quedan bastantes más de condena. Cuando se le presenta la oportunidad, decide escapar. Tiene el dinero y los contactos suficientes para pasar el resto de su vida fuera de Estados Unidos. Sin embargo, la huida no irá como había planeado. Finalmente Zack, tendrá que conseguir un transporte, y qué mejor oportunidad que esa mujer joven que está en un restaurante de carretera. Su aventura se complicará todavía más cuando ella descubra que es un preso fugado, y Zack no dudará en secuestrarla.

Zack es un hombre duro, casi sin esperanzas, la vida no le ha tratado demasiado bien y está decidido a arriesgarlo todo. Hasta que la dulce Julie le hace replantearse su existencia, por ella arriesgará su libertad, por ella escribirá una de las cartas más bonitas que he leído y por ella dejará a un lado su orgullo para aceptar que se equivocó y que quiere recuperarla. En resumen, un protagonista con el que suspirar y soñar.

Julie es una joven maestra que dedica su tiempo libre a dar clases extra escolares a niños discapacitados, también enseña a leer a mujeres que no pudieron aprender en su infancia. Aún conserva la dulzura e inocencia de una joven, y serán esas características las que la unan irremediablemente a Zack Benedict. Lo cierto es que Julie intenta escapar varias veces pero, a pesar de haberla secuestrado, no puede verlo sufrir. Las acciones de Zack llevarán a Julie a plantearse si de verdad es culpable, o por el contrario, si ha estado cinco años encerrado por un crimen que no cometió.

Llevaba bastante tiempo queriendo leer este libro, sabía que me iba a gustar, y cuando una amiga se ofreció a prestármelos no tuve ni que pensármelo. No voy a decir que me ha gustado más o menos que Paraíso perdido, porque los dos son de los mejores libros que he leído. Elegir uno por encima del otro es imposible. Perfecta me ha enganchado desde el primer capítulo. Este libro tiene un poco de todo, dulzura, tensión, miedo, desesperación, esperanza y amor. Hay momentos muy impactantes, la escena del aeropuerto es una de ellas, y las dos cartas que hay en el libro son muy emotivas. De las mejores declaraciones de amor que he leído.

Lástima que el libro esté descatalogado, es uno de esos libros para releer, y en cada lectura encontrar un detalle, un matiz, algo nuevo que no se ha observado en la lectura anterior. A pesar de ser un libro extenso, sus páginas parecen volar.

La agilidad de la trama y unos complejos personajes conforma una historia inolvidable. Porque Zack y Julie son inolvidables. La evolución que sufren ambos está tan bien llevada que parece de lo más natural, y ya sé que estoy hablando de una novela, pero yo he podido ver cómo iban perdiendo el miedo, adquiriendo un poco de confianza, tomándose cariño y enamorándose como solo esas dos personas podían hacerlo. En este libro hay un grupo variopinto de personajes, como esas valientes mujeres que han decidido aprender a leer y que se emocionan al poder leer los nombres de las calles. La amiga y ex cuñada rica que tuvo que perder lo que más quería para crecer como persona. Ese policía enamorado y un padre reverendo que se mostrará inflexible en un determinado momento.

Una gran historia de amor para disfrutar una y otra vez. Mi voto, como no podía ser de otra forma, es Excelente.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |