Judith McNaught - Alguien que cuide de mí

Valoración:

Crítica realizada por Mariam

Cuando la actriz Leigh Kendall sufre un accidente automovilístico, mientras conducía a través de la nieve, su vida cambia drásticamente. No sólo porque el hecho en sí la lleva al borde de la muerte, sino por todos los acontecimientos que suceden después.

Al despertar en el hospital no encuentra a Logan, su marido, junto a su cama como esperaba. De hecho nadie parece saber el paradero de éste.

Aunque el accidente tuvo lugar cuando ella trataba de llegar a la cabaña que Logan había elegido para ambos como refugio y lugar de escape, esperaba que la noticia del siniestro hubiera llegado a sus oídos y corrido a su lado. Mas no es así.

Nadie, ni el servicio que trabaja para ellos, ni la misma policía tiene la más remota idea de dónde encontrar a Logan Manning. De hecho, no logran dar tan siquiera con la cabaña, siguiendo las confusas indicaciones de Leigh.

Días más tarde, al abandonar el hospital, Logan sigue sin dar señales de vida, lo que sume a Leigh en un gran confusión. Si Logan no aparece sólo puede imaginar que algo terrible debe haberle sucedido. Tras el accidente y que en los últimos tiempos ella misma estaba siendo acosada por un admirador, todo es más y más inquietante.

La policía enseguida llega a la hipótesis de que la desaparición de Logan debe estar directamente relacionada con Michael Valente, hombre de negocios de dudosa y turbia reputación con el que Manning tenía planes de asociarse en su próximo proyecto.

La actitud que Valente muestra hacia Leigh lo convierte en el principal sospechoso a ojos de todos, puesto que es muy evidente que actúa como un hombre atraído por una mujer.

Leigh al principio no repara demasiado en Michael, de hecho su fama le precede y aunque ha sido acusado de infinidad de fraudes y delitos, nunca logrados demostrar, el aura de peligro que lo rodea le inquieta demasiado. No es hasta que el mismo Valente le confiesa ciertos detalles de su vida que Leigh recuerda que, en realidad, ellos ya se conocían.

El hallazgo del paradero de Logan, el destino sufrido por éste, y la cada vez más íntima y cómplice relación entre Leigh y Michael los sitúan en el ojo del huracán y en los principales sospechosos. No obstante, aún queda mucho por descubrir.

Descubrimientos tales como un lado oculto de Logan que Leigh no conocía, pese a un matrimonio de años, y el lado protector y leal de Michael, totalmente incongruente con la imagen pública y social que se tiene de él, marcan la vida de Leigh.

Alguien que cuide de mí es una novela que tiene el sello inconfundible de Judith Mcnaught. Como es habitual en esta autora, la trama está repleta de acontecimientos y descubrimientos que marcan la vida de la pareja protagonista. No tanto malentendidos, como en otras de sus novelas, sino secretos o verdades a medias.

Pese a que durante las primeras páginas pueda parecer que la pareja protagonista es Leigh y Logan, según avanza la trama y aparece Michael Valente, la novela pasa a girar en torno a él y Leigh. No obstante, como es lógico, la presencia o sombra de Logan está muy presente por varias razones.

Además de la historia de amor, la investigación policial y sus resultados son parte importante de la novela. De hecho dicha investigación nos presenta a algunos personajes secundarios, cuyo papel es muy relevante y que da pie a una historia de amor en segundo plano.

Alguien que cuide de mí posee muchos de los rasgos que caracterizan a Judith Mcnaught como escritora: la manera que tiene de transmitir sentimientos, el modo lento pero coherente como va desarrollando los diferentes pasos, tanto de la historia de amor como de las subtramas, diálogos repletos de emociones, dulzura y amor.

Sin embargo, también tiene mucho peso la trama policial, las pesquisas realizadas por el equipo compuesto por Sam Litleton, McCord, Shrader, Womack...

La relación profesional y más tarde personal de Sam y McCord también ocupa bastantes páginas, y es algo que, al menos a mí, me ha gustado mucho.

Como la gran mayoría de protagonistas creados por Judith Mcnaught, Michael posee unos rasgos que lo hacen muy carismático. Me ha encantado la forma en que Mcnaught va mostrando más facetas de él, como cambia la relación entre él y Leigh, como ésta pasa a sentirse inquietud y desconfianza por él, para luego ir descubriendo al Michael que se esconde tras esa fachada hosca y autoritaria que exhibe.

Además aparecen personajes, conocidos de otras de sus novelas, como Courtney Maitland, Joe O'Hara, incluso se mencionan a Meredith y Matt Farrell.

Alguien que cuide de mí narra una historia de amor enmarcada bajo las luces de Brodway, el teatro, el glamour y la parte más frívola de un círculo. Eso junto a un hombre de negocios oscuro, un ex-convicto de negra reputación con un pasado tan oscuro como su carácter, y un misterio a resolver son los elementos principales de esta novela, narrándonos una más de las inolvidables historias de amor de esta escritora.

Como punto negativo señalaría dos, que aunque no me han hecho considerarlo un mal libro, creo que son aspectos a destacar. Por un lado que hay partes del pasado de Michael que no se aclaran en el sentido que para él carecen de importancia pero que a las lectoras, al menos a mí, me ha parecido que se podría haber explicado un poco más. No es relevante para la trama, pero es parte del bagaje de él. Y por otro que en algunas partes de la novela, el peso recae más sobre la investigación y la incipiente relación entre Sam y McCord, algo que tampoco me desagrada, pero restaba protagonismo a Leigh y Michael.

En definitiva es una novela que me ha gustado mucho, en la línea de sus otras novelas contemporáneas, sobre todo las que como Susurros en la noche, tienen trama policial y una historia de amor emotiva y con el inconfundible sello de Judith Mcnaugh.

--------------------------

Crítica realizada por Irdala

Todavía estoy flotando en una nube.

A raíz de esta afirmación se puede comprender facilmente que la novela me ha encantado. He disfrutado con su lectura una barbaridad. Me entusiasman los libros donde la autora es capaz de relatar dos historias de amor y las dos con suficiente peso como para estar leyendo una y querer seguir leyendo la otra.

Me han encantado los cuatro protagonistas... A ver, sí, hay dos en la teoría, pero en la práctica, el peso de la historia de amor paralela entre los polis, es tremendo. Ha sido como leer dos novelas. ¡Qué pena que la autora no haya hecho un libro sólo para la historia de Sam y Mack!.

Leigh y San, fantásticas en su papel, y ellos, Michael y Mack... todavía no sé cual me gusta más. Son dos personajes con una personalidad arrolladora, y todos y cada uno de sus comentarios son inteligentes, mordaces... ¡me encantan!

Este es un libro que te atrapa desde la primera página. Nada es lo que parece al principio. Cada uno de los actores de este libro, los secundarios, son estupendos. A medida que van sucediendo los acontecimientos, encajas los comportamientos de todos con su manera de proceder a lo largo del libro.

La trama es trepidante y no puedes parar de leer. Misterio, amor, intriga, ternura. Dos policías encargados del misterioso asesinato del marido de Leigh. Dos sospechosos en el punto de mira. Dos historias de amor paralelas. Un placer de lectura. Una gozada de novela. Me ha gustado muchísimo.

Una novela al más puro estilo de la autora. Absolutamente recomendable.

-------------------

Crítica realizada por Soraya

Leigh es una actriz de Brodway, aparentemente lo tiene todo, una carrera magnifica, es increíblemente reconocida y adorada por su trabajo, tiene bastante dinero, más del que podría llegar a gastar, una casa preciosa, lleva felizmente casada 13 años con el marido perfecto, guapo, simpático y locamente enamorado de ella que la espera en una casa en la montaña para pasar esa noche romántica que tan bien les viene para su matrimonio... Entonces despierta, en la cama de un hospital, tras haber sufrido un accidente con su coche, que casi le cuesta la vida. Ha salvado la vida, físicamente hablando claro, porque la realidad es bien distinta. Todo ese mundo idílico que le rodeaba desaparece tras el accidente, ahora tiene que enfrentarse a un marido desaparecido, al cuál la policía está buscando pero con el pensamiento de que probablemente está muerto. Además ella se convierte en la principal sospechosa, y todo por Michael Valente.

Michael lleva años sin poder quitarse a la policía de encima, cada movimiento que hace es vigilado con lupa, y en el tema de Logan Maning (marido de Leigh) no iba a ser distinto.

Aunque Leigh al principio lo ve como todos los demás, un hombre involucrado en temas sucios y oscuros, luego va descubriendo que las apariencias engañan y que quizás Michael llegue a ser algo más que un fuerte apoyo para esos momentos tan difíciles.

Es la segunda vez que la leo, y me ha vuelto a encantar tal y como me ocurrió la primera vez. McNaught tiene una habilidad increíble para crear historias de amor, en esta novela por partida doble, porque el romance entre el teniente de policía, y la policía que están llevando la investigación, por momento casi eclipsa a la historia de amor de los protagonistas, de lo bonita que es. Pienso que es una de las razones por la que esta novela con una trama policial, es de mis favoritas, porque hay amor tanto por un lado como por el otro.

Además las historias de reencuentros siempre han sido mi debilidad, eso de que Michael la amase desde que ella era joven, y que pasados los años la siga amando igual o más, incluso desde la distancia...

--------------------------------

Crítica realizada por Katon

Me ha enganchado desde el principio. Con la forma de narrar de McNaught casí sentía estar dentro de ese coche en el momento del accidente. Los sucesos posteriores, esos momentos desorientados en el hospital, la búsqueda frenética de Logan, ver la entereza de Leigh, aunque en el fondo ella temía el fatal desenlace. Me ha parecido magistral cómo ha ido introduciendo al personaje de Michael Valente, al principio Leigh y Logan parecían la pareja perfecta, pero todos tienen un pasado y Michael volverá a la vida de Leigh en el momento en que ella más lo necesita.

Creo que en lo que más ha acertado la autora ha sido en la creación de los personajes, tanto la pareja Leigh-Michael como Sam-Mcord tienen mucha química y me han atrapado desde el principio. Leigh a pesar de sufrir un golpe durísimo y descubrir que su vida no era como ella pensaba es capaz de salir de su letargo y volver a vivir. Michael, tampoco lo ha tenido fácil, sabe que la policía siempre estará detrás de él, pero no se oculta porque no tiene nada que esconder, solo tiene un punto débil y es la mujer que ha jurado proteger. Es un personaje que va encandilando poco a poco, la coraza que lo protege oculta un interior dulce, atento y protector, esa es su verdadera esencia y Leigh es muy afortunada al ser capaz de verlo a pesar de todo lo que los rodea.

Sam y Mack son la otra pareja presente en esta historia y aunque no tienen tanto protagonismo también la autora ha sabido crear una historia explosiva que me tenía pegada a las páginas del libro para saber cómo se sorprenderían mutuamente en la siguiente escena. Sam me ha gustado mucho, sabe defenderse y no permite que ni su físico ni sus parientes afecten a su carrera, pero cuando entra a formar parte de este grupo de investigación comprobará que la fama del teniente MCord está justificada, las cicatrices de su cara quedarán en un segundo plano y Sam solo verá al hombre que la atrae pero con el que no puede tener ningún tipo de relación. Mack me ha encantado es un personaje que me ha sorprendido varias veces y no hay nadie mejor con la que pudiera acabar que Sam.

La trama y la investigación me ha parecido muy buena a lo largo de todo el libro, a excepción del final del libro, el desenlace un poco precipitado y descubriendo en unas pocas frases lo que nos estábamos preguntando casi todo el libro, ¿cómo conseguía Logan el dinero? ¿con quién se acostaba en ese momento? Me ha sorprendido en algunos momentos pero en otros se ha quedado un poco flojo, o más bien, un poco apresurado, en mi opinión. Lo que menos me ha gustado del libro, y la autora no tiene nada que ver, es la traducción, una pena que un libro tan bueno me haya dejado un regusto amargo por la mala traducción de esta edición. Sinceramente creo que la editorial debería haberla revisado en profundidad, no me lo esperaba de zeta. Aún así he disfrutado mucho este libro y seguiré buscando más libros de esta autora en actual

Comentarios (3)

  • Jade

    11 Enero 2012 a las 22:34 |
    Genial novela ,me gusta mucho esta mujer como escribe,esta es una novela trepidante,misterio,amor que ha perdurado a traves de lso años,por parte de nuestro personaje masculino el cual me gustó mucho.

    responder

  • Katon

    05 Diciembre 2012 a las 20:56 |
    Con esta novela descubrí a Judith McNaught en actual, y ahora es una de mis autoras favoritas. Una trama muy interesante y unos personajes estupendos. Lástima la pésima traducción que me amargó un poco el libro. Aun así lo recomiendo totalmente.

    responder

  • Dougless

    31 Marzo 2013 a las 12:40 |
    SPOLIER
    El libro en general me ha gustado, la trama está bien y los personajes me gustan sobre todo Michael, me parece encantador en todos los sentidos. Leigh se me ha hecho poco creíble,coincido con algunas foreras en el poco tiempo transcurrido en el que se desarrolla la historia, no me parece nada creíble sobre todo si ella estaba tan enamorada como se suponía de su marido.
    El final, decepcionante y precipitado, creo que se podría haber explayado un poco mas en vislumbrar algunos puntos oscuros que han quedado pendientes.
    Los secundarios, sin duda, lo mejor de la historia. La química entre Sam y Mack es muy creíble y sin duda su historia de amor me ha parecido mas real que la de los propios protagonistas.
    El libro está bien pero quizá si hubiera dejado pasar mas tiempo entre medio me hubiera parecido mas creíble.

    responder

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.