Judith Knigge - Bajo el sol de Sannar

Crítica realizada por Kkekka

Egipto, 1825. Unos cazadores capturan, en nombre del virrey Muhammad Alí Pachá, dos pequeñas jirafas que deberán ser obsequiadas a las cortes reales francesa e inglesa. Para ello, encargan a dos esclavas jóvenes, las hermanas Najah y Zahina, que acompañen a los animales en su aventura hasta la lejana Europa. Allí espera a las muchachas un destino incierto, en el que sus sueños de felicidad parecerán no poder cumplirse.

Hay novelas que te llegan y no sabes con qué te vas a encontrar. Esto es lo que me ha pasado con "Bajo el sol de Sannar", donde la aventura comienza en 1825 y termina en 1841. La peripecia real de unas jirafas que sufrieron distintos destinos, una historia que merece la pena ser recordada.

Los personajes de Najah y Zahina, dos jóvenes hermanas a las que conocemos en un campamento esperando su destino, son las compañeras de las jirajas Acai y Zarafa al ser las únicas capaces de darlas de comer y de guiarlas. Najah parte a Londres junto con Acai la jirafa más débil y con las patas curvadas, mientras que Zahina se dirige a París con Zarafa, de aspecto mucho más robusto. Está claro con esto, cuales son las preferencias del virrey de Egipto.
Además de a las dos jóvenes, conocemos a Pierre, trabajador del Zoo de París y encargado de llevar al animal hasta la ciudad. Será este el que se ocupe de que las jóvenes no sean vendidas como esclavas en Alejandría y se ocupen de los animales sin saber en realidad lo que sería de sus futuros. En ese momento lo único que importaba era el interés de las jirafas, aunque empezara a sentir algo por la joven Zahina, aunque sabe que le está vedada.
Los viajes de ambas chicas fueron completamente distintos, tanto como eran los animales, las ciudades a las que iban y los destinos que las esperaban.
La historia se desarrolla en una época en la que todavía había muchas cosas por descubrir en el mundo animal y evolutivo, donde la suciedad imperaba en las calles, el descontento y la revolución aun latía y para la gente ver un animal tan maravilloso como una jirafa podía resultar algo sorprendente o digno de burla.
La novela está magníficamente ambientada, me ha resultado una muy amena lectura y he vivido con los protagonistas unos días de sorpresa en sorpresa. Pero también ha sido un viaje doloroso. La novela retrata también, la indiferencia con la que fueron tratadas las jóvenes, la prepotencia de esa "civilización" que esperaba el obsequio real que al final no satisfizo las expectativas.

Lo mejor de la novela es si ninguna duda lo curioso de la historia. Para mi era un tema totalmente desconocido. Un viaje fascinante en una época de gente apasionada por su oficio y a los que ahora les debemos mucho. Si bien ahora, muchas cosas me parecen crueles, eran otras épocas y siempre es bueno conocerlas, aunque sea solo por saber de estos animales, de sus probables acompañantes y de los estudiosos que pusieron empeño en que la civilización de entonces quedara asombrada ante su belleza.
Una narración, sobre todo la primera mitad, que se lee en un suspiro. La descripción de paisajes y de gentes. La estancia en Marsella y el viaje a París. La travesía de Acai y Najah en barco...

Lo peor. Quizá el último cuarto de la novela da un giro hacia el drama solo para alargar la trama que no termina de gustarme. Creo que la historia no lo necesitaba y un final más sencillo hubiera estado mejor. Las dos protagonistas y Pierre tenían suficiente fuerza por si solas y todo lo que la autora añade los hace flojear.

Pese a ello me parece una historia curiosa que merece ser leída. Pero a los que le gusten los animales, como es mi caso, no podrán evitar sentir un dolorcillo mientras la lean.

Valoración Bueno Alto

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |