J.R. Ward - Amante vengado

Crítica realizada por Mariam

7º S. Hermandad de la daga negra

Ni siquiera cuando su hermana Bella se casa con Zsadist, Revhenge deja de mantener las distancias con La Hermandad. Son muchos los secretos que oculta, secretos que en caso de ser desvelados, a él podría costarle la vida, pero para Bella y su madre supondría ser señaladas y rechazadas dentro de la raza vampiro. Con tal de protegerlas, tanto a ellas como a Xhex, la jefe de seguridad del ZeroSum, y una de las pocas que conocen sus secretos, soporta mes tras mes y año tras año el chantaje y la degradación que le impone la princesa de los sympath. Algo que va carcomiéndole poco a poco, aunque se crea que es un ser sin alma.

Revhenge es un sympath, en realidad es mestizo, es mitad sympath mitad vampiro, lo que lo coloca en una situación más peligrosa y delicada, pues ni es bien visto en la colonia de sympaths -colonia que está recluida y apartada de la sociedad vampiro, dado que son considerados un grupo de sociópatas- ni sería bien recibido, en caso de descubrirse su naturaleza, entre los vampiros. Por tanto, no encaja en el mundo de ninguno.
Para mantener a raya su lado sympath, que lo impulsa a ser antisocial, manipular la mente de quienes lo rodean, así como leer sus pensamientos y dejarse llevar por sus  instintos, debe inyectarse periódicamente dosis de dopamina. Pero esto tiene efectos secundarios sobre él, uno de estos es que le provoca impotencia.
A causa de su constante necesidad de inyectarse dopamina, así como para combatir los efectos secundarios que los encuentros con la princesa le provocan, debe acudir con frecuencia a la clínica de Havers. Allí es donde conoce a Ehlena, una de las enfermeras que trabajan en ésta. Allí es donde descubre que hay alguien capaz de hacerle sentir diferente.

Ehlena le atrae desde mucho tiempo atrás. Aunque no es del dominio público su otra naturaleza, los vampiros civiles y la misma glymera le temen. Un aura peligrosa parece rodearlo, haciendo que nadie se sienta tranquilo a su lado. Las enfermeras casi echan a suerte quién será la que lo atienda cuando acude a la clínica. No obstante, la enfermera Ehlena no sólo no lo evita, sino que responde a sus duelos verbales y a pesar del miedo que le tiene, lo encara.

Ehlena es una vampiro que años atrás formaba parte del elitista grupo de la glymera, hasta que su familia se vio desprovista de su posición social y dinero, provocando la ruptura de su compromiso con un vampiro de la aristocracia, la muerte de su madre y la enfermedad de su padre. Durante los dos últimos años, Ehlena ha vivido junto a su padre llevando una vida muy humilde, luchando día a día por tener suficiente dinero para pagar el alquiler y una enfermera que lo cuide mientras ella trabaja. Su vida se centra única y exclusivamente en velar por su padre, enfermo de esquizofrenia.
Ha renunciado al amor y a sus sueños de formar una familia, pero eso no impide que dentro de ella, aún guarde un hilo de esperanza, ni que nazca una atracción muy intensa hacia Revhenge y el deseo de salvarlo de eso que parece ir destruyéndolo por dentro.

A pesar de lo que empieza a sentir, Revhenge no se siente digno de  Ehlena, a quien ve casi como un ángel, bondadosa, compasiva, abnegada. Por dentro se siente sucio, degradado. No obstante, cada día le cuesta más luchar contra las emociones que logran traspasar los efectos de la dopamina, retando a su lado sympath y descubriéndole un mundo de sentimientos nuevos e indescriptibles.

Pero el amor que empieza a nacer entre Revhenge y Ehlena está rodeado de demasiados obstáculos y enemigos a vencer: los secretos que Revh esconde, su naturaleza sympath, las maquinaciones de la glymera contra Wrath, en las que Revhenge como leadhyre de ésta se ve envuelto, y la amenaza que la sociedad de restrictores supone para toda la raza  vampiro.

Es innegable que desde Amante desatado, la novela de Vishous, la  saga de La Hermandad de la daga negra ha tomado un giro en su línea argumental. No sólo por las revelaciones en las tramas, los asombrosos cambios introducidos para la raza vampiro, sino que las novelas no se centran únicamente en la historia de amor de la pareja protagonista en cuestión.
Son varias las subtramas las que se desarrollan en cada libro, a veces incluso eclipsando la historia de amor.
No obstante, a pesar de ello, en mi opinión la historia de Revhenge y Ehlena es sencillamente preciosa y tiene el peso suficiente para mantenerte en vilo. Sin embargo el resto de historias secundarias que se desarrollan son casi tan interesantes y adictivas como el destino de Revh y Ehlena.

Para mí hay un personaje que tiene un papel indiscutible en esta novela, y ése es Wrath. Empezando porque se convierte en el objeto de un complot para arrancarlo del trono, algo que al final es sólo una pincelada más en el cuadro que va pintando Ward en Amante vengado, en una sucesión increíble de acontecimientos.
La vida de Wrath sufre cambios importantísimos y, al menos a mí, la subtrama que gira entorno a él y a Beth me ha atrapado de principio a fin, emocionándome en ocasiones, sufriendo en otras. Sinceramente me ha encantado porque nos permite conocer más de esta pareja, cuya historia de amor al ser la primera, no quedó tan desarrollada y al hacerlo nos deleita con escenas que llegan al alma.

Entre el resto de secundarios destacaría  a John y Xhex. John por la evolución que sufre   y porque día a día es un pilar más importante dentro de la Hermandad; Xhex porque un resquicio se abre en la coraza de la hierética jefa de seguridad.
De todos los personajes secundarios de Lover avenged, al margen de Wrath, Xhex es la que más me atraído. J.R. Ward da las dosis justas de información sobre ella para que la veamos bajo un nuevo prisma, mostrándonos un lado más vulnerable, secretos de su pasado, pero dejándonos con la miel en las labios y un desenlace que, al menos a mí, me ha dejado con el miedo en el cuerpo.
Poco a poco Tohr parece ir renaciendo, algo que me ha gustado muchísimo. El personaje de Lassiter, aún una gran incógnita, se afianza dentro de la vida de la Hermandad.
Por supuesto hay apariciones de todos o casi todos los demás hermanos y shellans, que siguen mostrándonos cómo son sus vidas.

Si bien hay ocasiones en que me llamaba más la atención las historias secundarias, confieso que es a causa de las tramas tan asombrosas de la novela, no porque la historia de Ehlena y Revhenge me parezca carente de atractivo. Al contrario, me parece una historia preciosa porque enseguida se ve que, en el fondo, tienen mucho más en común de lo que parece a primera vista. Él dirige un negocio que es una tapadera para vender drogas y sexo, ella una enfermera abnegada y de principios, pero más allá de las abismales diferencias que los separan, son dos seres que parecen irremediablemente destinados a enamorarse.

Amante vengado me parece una novela trepidante, con las dosis de suspense y amor necesarias para envolverte de principio a fin, con tramas atractivas, que no decaen, con sorprendentes descubrimientos, con momentos dulces y románticos, trágicos y desgarradores, con tantas y tantas cosas que podrían llenar páginas y páginas.
Creo que el personaje de Revhenge es una sorpresa porque a pesar de lo que hemos ido descubriendo sobre él y su pasado en libros anteriores, en esta novela se desvelan los secretos que esconde él y su familia. Al margen de la historia de amor con Ehlena, destacaría a Revhenge en su relación con Bella.

En definitiva, creo que quienes disfrutaron con las dos novelas anteriores aunque se entrelacen varias tramas, a veces en detrimento de la historia de amor, Amante vengado no será una decepción. Creo que merece la pena leerla, no sólo por la relación de Revhenge y Ehlena, sino por la infinidad de sorpresas que depara la saga.
De todos modos, a mí hay una escena que me ha gustado por encima de todas, por  su romanticismo y lo que transmite, y que lógicamente no voy a desvelar, pero es entre Wrath y Beth que parecen importantísimos en esta novela.
 

Valoración: Muy Buena

-------------------------

Crítica realizada por LadyZarek

"Amante vengado", el libro número siete de la Hermandad de la Daga Negra, de J.R. Ward, nos narra la historia de una vampira enfermera, Ehlena, y un misterioso vampiro medio sympath, Rehvenge.

Poco puedo decir de esta historia sin hacerme un lío, porque está compuesta, en mi opinión, por demasiadas historias secundarias, que reducen la historia principal a un reducido número de páginas.

Rehv y Ehlena se conocen en la clínica cuando él debe ir allí para conseguir medicación. Ella se preocupa al ver el estado en el que Rehv tiene sus venas. Ella se muestra dura ante el vampiro, pues se niega a temerle como hace todo el mundo. Rehv se siente atraído por ella, pero la enfermera rechaza cenar con él. Pero Ehlena se ha preocupado por el abandono de Rehv hacia su salud, y le llama. Inician así una especie de amistad, que irá convirtiéndose en algo más pese a que Rehv oculta cosas muy peligrosas y nada agradables a Ehlena.

Mientras ellos desarrollan su relación, el peligro se cierne sobre el Rey Ciego, Wrath. Rehv ha recibido una oferta para asesinar al Rey de los vampiros, pero el vampiro se niega a hacerlo y encima se lo comenta a Wrath.

Y, por supuesto, ahí está Lash para intentar dañar a la Hermandad...

Bueno, con este libro nos encontramos varias sorpresas, ninguna demasiado agradable: la situación de Wrath (sus apariciones, su historia, lo mejor del libro); la relación de Rehv con Ehlena, con su madre y su hermana y con la sympath que le está chantajeando; Ehlena y su padre; Xhex y John; Thor... Demasiado para un libro. Ward sobrecarga "Amante vengado" con subtramas que solamente consiguen liarme. Me he saltado las páginas en las que aparecen Lash y los absurdos restrictores, porque como enemigos son risibles como mucho, y una molestia a la hora de proseguir con la lectura. Pero mi interés ha ido aumentando a medida que iba pasando las páginas. Por suerte, hacia la mitad del libro empecé a engancharme, y lo leí en poco tiempo, cuando había tardado más de un año en leerme 300 páginas. Al final, la persverancia dio sus frutos, y pude disrutar (en parte) de la historia. Eso se lo debo en parte a que Wrath tiene bastante peso, y a que John por fin ha logrado despertar mi interés, cuando desde que apareció me había resultado un poco simple.

La historia "principal" no ha estado mal, pero me ha faltado algo de chispa entre Rehv y Ehlena. Le ha faltado páginas, y eso no me ha gustado. Daban para mucho más, pero a la autora le dio por meter las historias de todo el mundo y apenas dejó espacio para los que se suponía que eran los protagonistas del libro.

A pesar de todos los fallos que he encontrado, me ha parecido mejor que los libros de V y Phury, que ya es algo.

Nota: 2.5/5

----------------------

Crítica realizada por Kmyla92

"Amante vengado" título de la 7ma entrega de la serie de romance paranormal "Hermandad de la Daga Negra" de J. R. Ward. En esta novela tan llena de pasiones y misterio, se narra la historia de 2 vampiros que encuentran el amor bajo las circunstancias más adversas ahora que la guerra con los lessers ha cobrado auge y aumentan los ataques contra la raza vampira.

Rehvenge , actual dueño del club nocturno Zero—Zum donde se reúnen los hermanos de la Hermandad, con la que mantiene sus distancias debido a su naturaleza Symphath (mitad symphath, mitad vampiro) , ahora se ha visto en obligación de asumir el liderazgo de la Glymera cuando se "libera" de un vampiro que pretendía usarlo para matar al rey de la raza. Ahora en su nueva posición tiene que mantener sus impulsos symphath bajo un control más estricto, por lo que acude a la clínica de Harver, médico vampiro, en busca de altas dosis de dopamina, que a pesar de entumecerle todo el cuerpo, mantiene sus más primitivas necesidades en un profundo sueño. En dicha clínica conoce a Ehlena, la enfermera que lo trata cuando llega en busca de la droga.

Ehlena, hija de un antiguo miembro de la glymera, pero que es despojado de todos sus beneficios cuando comienza a sufrir una enfermedad mental. Vi ve bajo las más lastimeras condiciones de pobreza. Con un sueldo que apenas le alcanza para llegar a fin de mes. Nunca pensó que encontraría el amor, dado que siempre ha estado pendiente a su padre. Hasta que conoce a Rev, un vampiro con un elevado sex apeal, que despide sensualidad por cada poro de su piel, y la hace desear tener una vida más allá de su padre.

Entre estos dos personajes, a pesar de ser de dos mundos tan distintos, surge una fuerte conexión que acaba en el más profundo amor, pero para llegar hasta el final feliz deben a travesar por una serie de obstáculos que se interponen entre ellos y aprender a aceptarse como son. Luego que Rev es retenido en la colonia symphath; y se ven forazados a separarse mientras Ehlena cree que su amado esta muerto, y Rev sufre la más dura de las torturas a manos de su tío, se dan cuenta de que no pueden existir el uno sin el otro. Y Ehlena se lanza en su búsqueda con la ayuda de la hermandad.

Eso es más o menos un resumen de la historia, personalmente, este es el libro que más me gusta en toda la serie. Una historia central que te deja con ganas de seguir leyendo, unas tramas secundarias que no por secundarias dejan de ser interesantes y un perfecto acoplamiento entre todas ellas es la perfecta descripción de este libro en particular. La autora nos hace adentrarnos al maravilloso mundo de vampiros que ha creado en la ciudad de Cadwell, New York; amar a cada personaje y a padecer con ellos cada dificultad por la que tienen que atravesar en su camino hacia la luz.

Cada personaje tiene una historia que los hace diferentes de los otros, y los hace únicos en su forma de actuar: Rev con su lado symphath y un pasado que esconde el asesinato de su padrastro (aunque lo hizo para salvar a su hermana pequeña); Ehlena con su padre que sufre de una enfermedad mental y tiene que enfrentarse a la situación de estirar el dinero para poder pagar la renta, la comida y los medicamentos de su padre sin tener una vida social propia de las chicas de su edad. Ambos personajes a pesar de tener tantas cosas por las que dejar de luchas, se muestran más fuertes y dispuestos a luchar por salir adelante, (cosa que me encanta de la novela)

La historia nos muestra que a pesar de las diferencias, cuando se quiere se puede, y cuando el amor es lo suficientemente fuerte, no hay nada que se interponga entre los amantes, solo con la fuerza de el amor y con la confianza mutua se puede salir adelante y enfrentarse a cada día y superar los obstáculos que la vida nos pone delante.

----------------------

Crítica realizada por Rociodc

El séptimo libro de la saga me ha encantado. A pesar de no ser de los mas esperados para mí. El personaje de Rhev no me terminaba de convencer y sin embargo me ha fascinado.

La historia entre el y Ehlena me parece muy tierna, incluso en el ambiente en el que el vive. Ella una vampira que esta arruinada y debe trabajar y cuidar de su padre y el, el señor deblal droga y todo lo oscuro en que alguien pueda vivir. Dos mundos totalmente diferentes y sin embargo se enamoran sin poder evitarlo.

El tema de Rhev con los Sympath y la pricesa que lo extorciona es impactante pero algo inevitable para que el pueda empezar una nueva vida, la vida que se merece junto a Ehlena.

Tambien me gusta mucho de esta serie que aparezcan los personajes anteriores, y los personajes futuros. En este por ejempolo vemos la continuación de Ward y Beth, algo que me dio un poco de pena, y el siguiente libro de Jhon y Xhex que no me llamaba la atención, y aquí pude ver algo entre ellos y tener ganas de leerlo.

En definitiva me encanto estea entrega.

Mi nota es 5/5.

 

 

Comentarios (3)

  • Dama Sombría

    27 Enero 2012 a las 10:28 |
    Esta pareja a sido una de las que mas me an enganchado , lo unico que no me gusta es que a llea no le gusten los humanos , pero a la vez me parece encnatadora.

    responder

  • rosamoni

    08 Octubre 2012 a las 13:21 |
    para mi uno de los mejores de la saga de la hermandad, Revh estaba lleno de misterio, cinico pero a la vez protector tenia mucho potencial y desde luego que con esta novela lo ha tenido para mi es de las mejores de toda la serie, me engancho desde la primera pagina, era dificil poner una pareja que estuviera a la altura del misterioso dueño del club y desde luego que lo han conseguido me ha gustado Ehlena porque es fuerte pero a la vez es dulce, comprensiva y digna pareja, que con Ward nunca sabes lo que te vas a encontrar, por otro lado la aparicion de Wrath me ha encantado, junto al resto de la hermandad hacen que para mi sea una novela redonda lo unico que con el final de la misteriosa desaparicion de Xhex te deja intrigada esperando el siguiente libro.

    responder

  • lyz

    20 Febrero 2013 a las 02:30 |
    A pesar de algunos errores de continuidad que encontré, esta entrega me gustó. Volvimos a encontrarnos con Wrath y Beth, y nos cuentan más sobre Xhex y los moros. Sin embargo los errores sobre el tema de los lessers como que al principio Lash no podía desmaterializarse como los lessers, y de repente se desmaterializa al cementerio, y luego mencionan a los lesser tambien desmaterializarse (uf, que paso?)... luego... Revh queda prisionero y pasa un mes para volver a lo que le pasa a Elhena, y despues dice 2 semanas desde que la princesa cae prisionera de Lash... (me maree). En fin, por lo demás?, me gustó

    responder

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |