Johanna Lindsey - Te amaré hasta el amanecer

Crítica realizada por Luciago

Libro 3 de la serie Callahan - Warren

Violet Mitchell acaba de regresar a Filadelfia tras pasar una temporada en Londres. Lo último que esperaba es encontrar a sus hermanos al borde de la ruina financiera, y su hogar y su posición social en peligro. Nadie ha vuelto a saber nada de su padre desde que se marchó al Oeste en busca de fortuna en las minas de oro. Violet decide tomar las riendas y viajar a Montana para hallar respuestas.

Morgan Callahan dejó atrás el rancho de ganado de su familia para probar suerte en las minas. Parece que la ha encontrado en un yacimiento de plata pero, cuando se dispone a disfrutarla, Violet se cruza en su camino reclamando lo que, al parecer, considera suyo.

En medio de las áridas tierras de Montana y en plena fiebre del oro, cuando imperan la codicia y el peligro, y los más despiadados luchan por su lote de riqueza, Morgan y Violet no están dispuestos a ceder. Sin embargo, algo mucho más arriesgado que el oro hará que cambien de propósito.

Llevo muchos años leyendo a Johanna Lindsey y cada nuevo libro suyo lo espero con ilusión. En cuanto supe de esta nueva novela, me decidí a leerlo, apenas sin leer la sinopsis.

Cuando empecé su lectura me di cuenta que el protagonista era de la familia Callahan, justo el hermano del protagonista de Un corazón por conquistar y también ligado a Corazón fugitivo con el pistolero Degan, amigo de la familia, el cual también aparece ligeramente en Te amaré hasta el amanecer. De todas formas, puede leerse independientemente.

La trama de esta novela es bastante sencilla y lineal. Violet, como dice la sinopsis, vuelve de Inglaterra, donde lleva viviendo nueve años, para un corto periodo, piensa ella. Ya tiene localizado al lord con el que quiere casarse y su viaje tiene que ser rápido para solucionar el problema de su familia y volver a tiempo para la temporada londinense y su posible boda.

Al llegar a Montana, se ve raptada por un hombre al que llaman Callahan y que no es otro que el socio de su padre en una mina de plata, cuyo emplazamiento es desconocido para evitar el robo de un hombre desaprensivo que quiere hacerse con ella, sin importarle por qué medios.

Se encuentra, de pronto, en un campamento donde todo es completamente rudimentario, lo que la insta a enfrentarse a su raptor con muy malos humos. Pero, pese a tanto salvajismo, ella paso a paso va descubriendo a ese hombre que ha cuidado de su padre y que le ha ayudado a sacar una fortuna en plata.

Me ha gustado el desarrollo de la historia. Lo que más me ha llamado la atención es el cambio de Morgan y Violet, tan sumamente diferentes y que parece que se han invertido sus sentimientos y formas de pensar. Morgan, de tan salvaje y mal encarado, se va convirtiendo en una persona amigable y compasiva, sacando su verdadero carácter humano. Violet, de la refinada señorita de sociedad, va aprendiendo a disfrutar con la calma y paisajes de la zona, con un día tranquilo de pesca, con la vista de un amanecer entre las montañas... Hay un cambio radical entre ellos, lo que los lleva a mirar el futuro, tanto él como ella, con alguna posibilidad.

Es una novela que tiene un poco de todo: aventuras, bandidos asesinos, búsqueda de tesoro escondido, sorpresas que no te esperas y un malvado que no duda en asesinar para conseguir sus fines.

Personajes secundarios importantes que destaquen hay pocos, entre ellos Texas, amigo de Morgan y el padre de Violet, son los que más me han gustado.

La mayor parte de la novela se centra en la relación de los dos protagonistas, con sus batallas dialécticas, sus tira y afloja, con unos diálogos muy divertidos, como acostumbra Johanna Lindsey y el relato de una historia de amor bonita y que resulta, a la vez, divertida, tierna y sensual.

Una lectura recomendable para todos los amantes de los libros de Johanna Lindsey.

 

Crítica realizada por Fani C.

Te amaré hasta el amanecer es una novela histórica ambientada en el Oeste de los EEUU en plena fiebre del oro. En ella nos encontramos con Violet, una mujer un tanto peculiar, y con Callahan, un hombre misterioso y de temible apariencia.

Siendo una niña, Violet perdió a su madre a causa de la tuberculosis y se vio sola con su padre y sus dos hermanos gemelos. Aunque su infancia fue feliz y creció muy apegada a ellos, cuando su tía Elizabeth llega a Filadelfia para llevársela a Londres y criarla junto a sus seis hijas, nadie protesta demasiado. Aunque a su padre y hermanos les llena de tristeza su marcha, saben que es lo mejor para ella, para su educación y para su futuro. Y, pese a que Violet sabe lo mucho que los echará de menos, también es consciente de la necesidad de ese cambio. Por eso cuando, nueve años después, recibe una inquietante carta de uno de sus hermanos en la que le pide que regrese a Estados Unidos, Violet no entiende nada. En plena temporada londinense y convencida de que está destinada a casarse con un aristócrata inglés, al que conoce la noche antes de su partida, Violet emprende el camino de regreso a casa con la firme intención de volver a Londres lo antes posible. No espera, desde luego, encontrar la magnífica casa familiar apenas amueblada, sin sirvientes y sin aquellos lujos a los que estaba acostumbrada. La situación es difícil. Su padre ha perdido su fortuna y, para enmendar su error, ha ido al Oeste en busca de oro. Poco dispuesta a quedarse parada, y con unos hermanos cuya falta de carácter e iniciativa es preocupante, parte hacia las áridas tierras de Montana dispuesta a encontrar a su padre, solucionar sus problemas económicos y regresar a Londres a tiempo para casarse con el caballero al que conoció justo antes de partir.

Morgan Callahan es un tipo al que todos temen. Su tupida barba y su apariencia desaliñada ha contribuido a aumentar los rumores existentes en torno a su persona. Pocos son los que no lo conocen en Butte y menos todavía los que se atreven a acercarse a él. Aún cuando raramente aparece por el pueblo, su presencia intimida y fascina en la misma medida. Procedente de un rancho de Nashart, el Oeste no era más que el medio para conseguir sus sueños pero, con el paso del tiempo, acabó reteniéndolo y, aunque sabe que volverá a casa algún día, no tiene ninguna prisa por hacerlo… Hasta que conoce a Violet.

Lo cierto es que Te amaré hasta el amanecer es una novela que engancha. El personaje de Morgan es un personaje con fuerza, redondo, con una evolución constante a lo largo de la historia y que despierta la simpatía del lector.

Violet, por su parte… La verdad es que, a mí, me ha provocado sensaciones encontradas. Por un lado, aún cuando se describe como una mujer inteligente y con carácter, en la mayoría de las ocasiones se comporta como una niña malcriada y caprichosa cuyo orgullo se impone a todo lo demás. Obsesionada con un caballero al que conoció apenas unas horas antes de abandonar Inglaterra y con el que, por alguna razón incomprensible, está convencida de que va a casarse, en ocasiones trata a Callahan de forma tremendamente injusta. Llega exigiendo lo que es de su padre, pese a que no tiene ni idea de si su padre tiene algo. Cuando descubre que Callahan fue tan generoso como para permitirle cavar en sus propias tierras, su agradecimiento dura una milésima de segundo y pronto comienza de nuevo con sus exigencias. Por otro, es una mujer familiar que cuida de sus hermanos, curiosamente mayores que ella, y que no duda en asumir las riendas ante una situación difícil. La evolución del personaje es muy lenta y, aunque se trata de un personaje redondo, su comportamiento resulta, en ocasiones, incomprensible.

En general, se trata de una historia con el sello Lindsey. Entretenida y tierna, con personajes interesantes que van apareciendo a lo largo de la trama. Como suele ser habitual en la autora, no hay pasión en las escenas amorosas que constituyen, únicamente, un medio para llegar a ese final entrañable que todos esperamos. Aún así, cuando comienzas a leer el libro, resulta muy difícil dejar la lectura y la trama va fluyendo ágilmente hasta que das la vuelta a la última página.

Si tuviera que darle una nota, le daría un siete.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |