Joanna Wylde - Caída mortal

6.0/10 Rating (2 votos)

Crítica realizada por Merche

Libro quinto de la serie Rapers Moto Club.

Me he leído unos cuantos libros de moteros, que no me han desagradado, aunque tampoco son mis lecturas ideales. Pero a este protagonista ya le conocía de otras novelas y me picaba la curiosidad por ver cómo se desarrollaría su historia.

No ha estado mal.

Painter entró a formar parte del grupo, se ha integrado por completo en él, y ha llegado hasta tal punto que se involucra totalmente. Conoce a la protagonista y poco a poco van tomando una relación que los envolverá.

Hay una cosa en estos libros que no acaba de gustarme, y es que los prólogos te quitan parte de la intriga del argumento, como esas series de televisión en las que te dan tantos datos y te ponen tantas escenas sobre la película, que casi te dan ganas de no verla porque ya sabes de qué va. Imagino que así piensas que es mejor para el lector, pero a mí me gusta ir descubriendo la historia paso a paso, capítulo a capítulo.

El argumento se basa en la relación entre Melanie y Painter, que toman contacto escribiéndose cartas, puesto que él está en presidio. Se van conociendo más, uno escribe y el otro responde, y como es lógico, la chica empieza a imaginarse cómo podrán ser las cosas una vez que Painter sea liberado. Porque la esperanza es lo último que se pierde, ya sabemos.

Me ha parecido una relación un poco extraña, aunque no sabría decir la causa. Simplemente, no me ha terminado de convencer, y es posible que sea por la actitud de él. Que Painter sea un mujeriego, que se ligue a cuanta mujer puede, pero que decida de repente que Melanie merece algo mejor que él, pues como que no me ha cuadrado.

Novela en la que hay celos y romance, con un quiero pero no puedo entre los personajes principales, que a punto están de romper con todo.

Sigue sin acabar de gustarme el vocabulario que se usa en la novela. Que sí, que vale, que ya sabemos que en el mundo de los motores, por lo que se dice, son todos muy machos. Pero ni aún así me gustan ciertas expresiones.
Si Painter no me ha terminado de enamorar como protagonista, Melanie mucho menos que él. Al principio la encontré sosa, después me pareció demasiado pécora, no he sido capaz de apoyarla en ninguna de sus decisiones.

A las fans de este tipo de sagas, seguro que les gusta, así que no está en mi ánimo quitarles la idea de leer la novela, sobre todo porque si se sigue la serie está bien saber de todos y cada uno de los personajes que van apareciendo, de otro modo se quedaría coja. Pero vamos, que la he encontrado más flojita que otras anteriores.

 

Crítica realizada por MaRtA_11

¡Qué ganas tenía de leer el libro de Painter! Bueno, realmente era un sentimiento contradictorio, y es que suelo tener mala suerte con mis favoritos de las sagas: espero como agua de mayo sus historias y después resultan ser un chasco ¡ay, pero qué rabia!

Os puedo garantizar que Painter no defrauda, espero que Puck tampoco. De momento, mis personajes favoritos (Puck, Painter y Hunter) han sido defendidos con honor -¡ja,ja!-, bueno aún me queda por leer 'Maldito Silver', pero por las reseñas que he visto dicen que es aún mejor que Painter -ya se verá-.

Y qué decir de esta novela... voy a empezar por los puntos negativos, a pesar de que me ha tenido en vela hasta las cuatro de la madrugada, me gustaría resaltar algunos puntos.

Por un lado, creo que la autora pudo haber sacado más chicha a la historia, sobre todo al final añadiendo algunos capítulos más donde Painter y Melanie están bien, ver su rutina sin rencores y reproches, creo que quedaría un cierre más redondo.

También eché de menos que la autora ahondara más en la relación Painter-Em, pasa de puntillas restándole importancia, pero en realidad fue un tira y afloja que duró muchos años, donde hubo sentimientos profundos por ambas partes.

Dicho esto, ahora paso a lo positivo. Painter es uno de los personajes más complejos, vive una batalla continua con Melanie, digamos que no quiere "corromperla" pero al mismo tiempo la quiere cerca, juegan al típico "somos amigos" pero para él es miu difícil resistirse. Además, no tolera que la muchacha conozca a otros chicos, así que sí, durante la primera parte de la historia vamos a acabar locos con sus continuos quebraderos de cabeza.

A Melanie la conocimos en Obsesión total, era una muchacha miedosa, frágil y leal a su amiga Jessica. Pero en esta novela se nos presenta como algo totalmente diferente, la verdad es que el cambio fue muy chocante, pero para bien. Admito que no soy fan de las protagonistas de esta serie, en general, me resultan indiferentes excepto Em y Melanie. Creo que son las únicas que plantaron cara a los moteros, en realidad todos son parecidos: o todo o nada, y bastante absorbentes, pero ellas consiguieron hacerles reflexionar y no dejarse "arrasar".

Painter es un un gran protagonista, a veces tierno y otras hosco, pero trata a Melanie como si de un tesoro se tratara. Pero cómo no, comete un gran error que le costará la confianza de su "dama". Admito que es la primera vez que me asoman las lagrimillas con esta saga, y sí: me posicioné en el lado de la joven.

Melanie dará a todos una lección de humildad, es una luchadora y no se dejará mangonear por nada ni por nadie, hacía tiempo que no encontraba una protagonista que me llamara tanto la atención.

La relación entre ellos es muy dulce, se coció durante un año a fuego lento mediante cartas, y poco a poco ambos fueron conquistando sus corazones.

Esta saga a pesar de ser erótica, tiene trama ¡hasta tramas secundarias! Conjuga las escenas de sexo -que son bastante frecuentes como es obvio- con los trapicheos del club .que no son pocos-, así sí que puedo disfrutar de este subgénero ¡vivan los libros con tramas y personajes vestidos!

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |