Jill Shalvis - La calle donde ella vive

Valoración:

Crítica realizada por Teresa

El mundo que tan cuidadosamente había construido se estaba derrumbando a su alrededor...

Su dulce hija de doce años se estaba convirtiendo en una adolescente huraña sin que Rachel Wellers pudiera hacer nada. Las lesiones del accidente que había sufrido estaban poniendo en peligro su carrera de dibujante. Y lo peor de todo era que Ben Asher, el hombre al que había echado de su vida hacía trece años, había regresado respondiendo a la llamada de la niña.

Cuando se enteró de que Rachel había sufrido un accidente, Ben no dudó en dejar de lado su trabajo y acudir a la ciudad que había jurado no volver a visitar. Prefería no cuestionarse los motivos por los que lo estaba haciendo... sólo sabía que tenía que ayudar a Rachel. Y no tardó en darse cuenta de que lo ocurrido no había sido un accidente y que quizá él era responsable.

Lo que no imaginaba era lo que iba a volver a surgir entre ellos, ni lo difícil que sería volver a alejarse de Rachel...

Debo aclarar que es la primera novela que leo de esta autora, así que no tengo conocimiento de causa para afirmar si este libro es mejor o peor que otros que haya escrito.

La historia nos pone delante una pareja que se ha amado y se ha separado y que, por circunstancias de la vida, vuelven a encontrarse. Aquí, la que media entre ambos es una niña, la hija de Ben Asher y Rachel, y es uno de los personajes importantes de la novela.

Rachel echó de su vida a Ben, sabiendo que estaba esperando un bebé. Ha rehecho su existencia y cree haber olvidado al hombre con el que estuvo hace trece años. Pero un accidente le cambia la vida de nuevo y lo que menos espera es volver a encontrarse con él. Claro que tampoco se imagina que su hija, Emilyl, es quien se pone en contacto con Ben y le pide que vaya a cuidar de su madre.

Rachel es una mujer que ansía pertenecer a un lugar, porque su familia siempre estaba de un lado a otro. Además, necesita una vida tranquila y aún le quedan las secuelas de lo que sufrió con una madre siempre alcoholizada y un padre seco y demasiado rudo. Ha conseguido ser una dibujante con éxito, así que tras el accidente de coche, que le impide seguir con su profesión como antes, se siendo hundida. Además, debe pelear constantemente con Emily y tratar de educarla lo mejor posible.

Emily por su parte, es una muchachita que está entrando en la adolescencia y, como tal, tiene múltiples problemas de personalidad. Protesta, se enfrenta a Rachel. A pesar de todo, cuando su madre sufre el accidente, no duda en buscar la ayuda que cree más conveniente y esa ayuda es la de Ben. Hace de todo por conseguir que sus padres vuelvan a ser una pareja feliz. Es una cría despierta e inteligente y sabe que ninguno de los dos son felices tal y como están.

Ben es reportero gráfico. Aunque hace 13 años que no ve a Rachel, no duda en acudir a la llamada de su hija. Y cuando llega a la ciudad a la que juró no volver nunca, se encuentra con que el accidente de Rachel es muy posible que no sea tal accidente, sino que alguien haya intentado acabar con ella.

Está bastante bien relatada la forma en que Rachel se va volviendo menos rígida ante la presencia de Ben en la casa, que no deseaba de ninguna manera. Y el modo en que poco a poco se van dando cuenta de que siguen queriéndose.

También existen las dudas entre la pareja, porque Rachel está convencida de que él se marchará en cuanto ella se encuentre recuperada del todo.

Me ha faltado un poco de intriga en la novela porque aunque la hay, creo que es un poco descafeinada.

Como personaje secundario nombraré a Melanie, que durante toda la novela se presenta como una amargada que, como ella no es feliz no quiere que lo sea el resto del mundo.

Poco más que decir de este libro. No ha terminado de calarme salvo que tiene buenas partes emocionales bien narradas.

Simplemente para pasar el rato.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |