Jennifer Ashley - Los pecados de Lord Cameron

Crítica realizada por Anasy

Libro 3 de la Serie "Highland Pleasures".

1881. Los cuatro hermanos Mackenzie son ricos, poderosos, peligrosos, excéntricos y... escoceses. Los escándalos y rumores que les envuelven, las habladurías sobre sus amantes y sus oscuros apetitos, tienen alborotado a todo el país. Cualquier dama sabe que si es vista con uno ellos perderá la reputación de inmediato.

Ainsley Douglas es una mujer con un fuerte sentido de la justicia, incluso aunque para ello deba colarse a escondidas en el dormitorio de un notorio libertino como lord Cameron Mackenzie. Pero la suya es una misión muy importante: recuperar unas cartas de amor que pueden poner en entredicho la reputación de la propia reina Victoria...

Según sus amantes, a lord Cameron sólo le interesan los caballos y las mujeres, y en ese orden. Por eso, cuando encuentra a Ainsley en su dormitorio por segunda vez en seis años, decide poner en práctica un intrincando juego para seducirla y culminar, por fin, lo que crepita entre ellos desde que se encontraron por primera vez.

No soy fan de esta autora, encontré su primer libro bastante pasable pero con demasiadas escenas de sexo y con un argumento que no me convencía, con el segundo ya ni probé y eso que Isabella y Mac me llamaba mucho la atención, y sin embargo se me dio por leer el de Cameron que era el hermano que menos me atraía ,pero tengo que reconocer, que si bien la autora sigue metiendo demasiadas escenas sexuales , con esta historia consiguió engancharme y hacerme pasar un buen rato y lo más importante, dejarme con muchas ganas de leer el libro de Hart.

Los que leyeron los anteriores libros ya conocen a Cameron, el segundo hermano y hasta el momento, heredero del ducado de su hermano Hart, su padre era un hombre cruel que deja una huella imborrable en cada uno de sus hijos al convertir sus infancias en un infierno, Cameron también tiene un pasado traumático debido a su primera mujer con la que tuvo un hijo Daniel, que en este libro ya es casi un hombre. Cameron es conocido por sus caballos, tiene una reputación en toda Inglaterra , Escocia y el continente por su maestría a la hora de tratar y amaestrar a estos animales, todos saben que para Cameron lo más importante, son los caballos que entrena, cuando no está con ellos está bebiendo o acostándose con diferentes mujeres de las que no quiere más que un revolcón momentáneo. Siempre arrastrá la sospecha generalizada de que mató a su primera esposa, una mujer loca, violenta y malvada que le hizo mucho daño tanto física como psicológicamente que ni siquiera sentía nada por el hijo de ambos.

Con semejante pasado Cameron no quiere saber nada de las mujeres, no se fía de ellas y por eso se contenta con acostarse con las mujeres de otros, a las que desprecia pero que le son útiles a la hora de no andarse con sentimentalismos ni reproches. Seis años antes, y bajo circunstancias muy peculiares, conoce a la jovencísima Ainsley Douglas, la mejor amiga de su cuñada Isabella y que está casada con un anciano. Después de ese breve encuentro ninguno de los dos se olvida completamente del otro, por eso cuando vuelve a encontrársela de nuevo en su dormitorio seis años después y en las mismas circunstancias, Cameron decide que esa vez no se quedará con las ganas de acostarse con la encantadora señora Douglas.

Ainsley es aún bastante joven , pero después de enviudar pasa a ser dama de compañía de la reina Victoria, una vida bastante gris y aburrida, pero que acepta de buena gana. El problema viene cuando una antigua dama de la reina chantajea a su majestad con unas cartas comprometedoras y ésta envía a Ainsley a recuperarlas, es entonces cuando Ainsley termina en la mansión de Hart y más concretamente en la habitación de Cameron.

Ainsley no ha olvidado lo que sintió en aquel breve encuentro con Lord Cameron, ahora que vuelven a encontrarse y Cameron parece más decidido que nunca a hacerla suya, Ainsley tendrá que decidir si se permite dar rienda suelta a sus deseos y sentimientos o si sigue siendo la respetable dama de compañía sin vida propia.

Me gustó mucho esta pareja de protagonistas, Cameron no se fía de ninguna mujer, y con razón después de las atrocidades que padece en su primer matrimonio, se vuelca de lleno en su amor por los caballos y aunque ama a su hijo con locura, la mayoría de las veces no sabe que hacer con él. Ainsley despierta en él sentimientos que creía muertos, quiere poseerla pero no como una amante cualquiera , sin embargo sigue teniendo miedo de dejarse llevar otra vez. Ainsley por su parte a pesar de su juventud arrastra un tropiezo del pasado que la han convertido en una mujer abnegada y respetuosa que se desvive por sus amigos y por obedecer lo que dicta la reina, Cameron la hace sentirse viva y temeraria, además lo comprende mejor que nadie , sabe como llevarlo y como enfrentar su carácter, ve más allá de lo que parece a simple vista y es el contrapunto perfecto para el salvaje Cameron.

Si bien no deja de ser una historia más, sencilla, entretenida pero que no aporta nada nuevo, me ha gustado bastante, se lee rápido, encuentras a personajes que ya son conocidos, te deja con ganas de leer el siguiente libro, y tiene una pareja protagonista que se complementa muy bien haciendo que pases un rato entretenido y disfrutes de los hermanos de MacKenzie.

Le doy un Bueno alto.

 

Crítica realizada por Mary Jo

He terminado de leer esta novela, que me ha durado dos tardes, y todavía tengo los ojos llenos de estrellas. He leído hace poco en un post del foro, que alguien preguntaba si nos enamorábamos de los protagonistas de nuestras novelas. Bueno yo tengo un gran problema con los hermanos Mackenzie, todos sin excepción me han enamorado, cada uno en su especial personalidad me han hecho temblar las rodillas, y eso hay que agradecérselo a la autora. Aunque es relativamente nueva en el mundillo, Jennifer Ashley, ya se ha convertido en una de mis preferidas. Y es que me encanta la personalidad con la que dota a sus protagonistas.

Veamos, por un lado tenemos a Cameron, un enorme y corpulento highlander, que al igual que sus hermanos, siempre utiliza el Kilt de su clan, (con lo que esto ya nos emociona a las lectoras), si además lo unimos a, uno: que es un libertino encantador. Dos: considerado un gran amante, aunque no se implique en las relaciones que mantiene con las mujeres. Tres: es un padre afectuoso, aunque la mayor parte del tiempo, no sepa que hacer con un adolescente .Cuatro: Es un hombre lleno de cicatrices, tanto físicas como emocionales, recuerdo de su anterior matrimonio. La historia de lo que Cameron sufrió en su matrimonio, me resulto un tanto violenta, pero hace que lo sienta más cercano y accesible, y que cualquier mujer quiera ser quien lleve la luz a su oscuridad. Y cinco: de carácter arrogante, sensible, dominante, testarudo, leal, cariñoso y protector.

Por el otro lado tenemos a Ainsley, uno: amiga del colegio de Isabella, cuñada de Cameron, Dos: se conocieron seis años atrás, tuvieron un pequeño encuentro romántico, que ninguno de los dos a olvidado. Tres: es dama de compañía de la Reina, y una muy especial, encargada de los asuntos más "delicados", cuatro: viuda de un hombre mucho mayor que ella, cinco: de carácter decidido, independiente, testaruda, y con un corazón leal y rebosante de amor.

Pongamos a los dos en una reunión campestre en la casa familiar de los McKenzies, echemos al lote, unas cartas desaparecidas, una chantajista curiosa, unos familiares entrometidos, un adolescente pícaro, un caballo con problemas de actitud, y una gran dosis de atracción y tenemos una novela divertida, apasionada, llena de emociones, dura a veces, y realmente encantadora.

Me quedo con unas ganas locas de leer la historia de Hart, y por que no, de Danny, que seguro que a medida que crezca va a superar a sus tíos y a su padre.

Mi valoración Muy buena.

 

Crítica realizada por Patufet

Cuando hace seis años Cam encontró a Ainsley husmeando en su dormitorio ya sintió por ella un gran deseo, pero ella entonces estaba casada con un hombre mucho mayor que ella y resistió a sus encantos.

Ahora seis años después se la vuelve a encontrar en sus aposentos buscando una carta y aunque ella ahora es viuda tampoco sucumbe al deseo , pero resurge entre ellos la pasión que ya sintieron entonces.

Ainsley una joven y respetable viuda que cometió un error de joven y se tuvo que casar con un hombre que le triplicaba la edad , pero al que llegó a querer y siempre respetó, ahora trabaja como dama de la reina y por su gran corazón siempre está dispuesta a ayudar a los demás , por lo que se encuentra mas de una vez en situaciones comprometidas.

Cam, un libertino que normalmente va con mujeres casadas , para así no tener que comprometerse con ellas , estuvo casado y sufrió mucho con ese matrimonio , del que lo único bueno que sacó fue a su hijo Daniel, su única pasión son los caballos , a los que dedica su tiempo.

Así como en los libros anteriores además de la historia de los protagonistas había algún misterio que resolver, en este la historia se basa principalmente en Ainsley, Cam y su relación con Daniel.

Cam y Ainsley empiezan con un juego de seducción ( me ha hecho gracia el hecho de que Cam siempre le pregunta cuantos botones puede desabrochar , cantidad que va avanzando conforme avanza el libro) pero Cam se da cuenta que con Ainsley es diferente , no será una amante más , así que para tenerla se casa con ella.

La relación entre los dos es muy bonita , Ainsley no se corta , es atrevida y muy directa , tiene que conseguir que Cam olvide su pasado y deje atrás sus demonios personales y poco a poco lo va consiguiendo.

Cam en apariencia es un hombre duro y superficial pero no tiene nada que ver con la realidad , cuando conocemos lo que realmente tuvo que pasar hace que le cojamos más cariño del que ya le teníamos , y aunque quiere mucho a su hijo nunca ha tenido una relación muy afectiva con él , pero eso también cambia con la llegada de Ainsley a sus vidas.

No sé que tienen estos hermanos Mackenzie pero me encantan , si Ian me encandiló con su extraña personalidad y sus problemas , Mac me enamoró por su paciencia y ternura y ahora Cam también se ha ganado mi corazón , lo que supongo que también pasará con Daniel y con Hart, aunque así en principio parece muy duro.

Yo siempre digo que si me gustan las series es porque vuelvo a saber de los protagonistas de los libros anteriores y , con esta serie desde luego es el caso , ya que siempre hacen su aparición y puedo saber más cosas de sus vidas.

Mi valoración Muy buena

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |