Jeannie Lin - El dragón y la perla

Crítica realizada por Katon

El riesgo y la atracción mutua los subyugaban por igual

Ling Suyin era famosa en todo el reino por su belleza y sensualidad. Había sido la concubina favorita del emperador hasta la muerte de éste, y desde entonces vivía en su mansión junto al río, hasta que el caudillo más belicoso de la región fue en su busca para hacerla prisionera.

Li Tao sólo se regía por su espada, pero, al igual que Ling Suyin, se encontraba atrapado en la red de intrigas políticas que asolaban el imperio. Tenía que descubrir el papel que jugaba la hermosa seductora en ese juego de engaños y conspiraciones... y debía hacerlo sin caer bajo su hechizo.

La concubina del anterior emperador se encuentra retenida por uno de los jiedushi más poderosos del país. Ling Suyin era poco más que una niña cuando llegó al palacio imperial y se convirtió en la concubina favorita del emperador, Li Ming. Desde que éste falleciera dos años atrás, Ling Suyin ha vivido recluida en su mansión cerca del río, hasta que Li Tao la "invitó" a salir de su casa y acompañarlo hacia el sur.

Ling Suyin guardaba importantes secretos de la Corte anterior, pero en su retiro solo reinaba la tranquilidad y las notas musicales que arrancaba de su y que tan famosa en el imperio le habían hecho. Para llegar a la casa de Li Tao deben cruzar el mar de bambú, una extensión enorme de bambú que oculta la casa y todo lo que le rodea.

Ni el propio Li Tao está muy seguro de por qué ha ido a buscar a la concubina. Recibió una nota sin remite que le avisaba que la mujer estaba en peligro, el mayor enemigo de Li Tao, Gao Shiming quería ver muerta a la antigua concubina. Sin dudarlo, y con parte de su guardia de élite, cruza las fronteras de su territorio hasta dar con la mujer. Sus sospechas quedarán confirmadas cuando tenga que acabar con un grupo de asesinos que se dirigía a la casa junto al río de Ling Suyin.

Aunque Ling Suyin no puede enfrentarse a Li Tao intentará sacar partido de su belleza y de su antigua posición para sonsacar a los criados del gobernador. La joven comprobará que los criados le son fieles a Li Tao, descubriendo que no es el hombre frío y solitario que pensaba. El distanciamiento entre ambos parecía una barrera insalvable, hasta que la música que surgía de su qin derrumbó algunos muros. Las conversaciones pausadas y los paseos los acercaron más de lo que ninguno hubiera imaginado.

Esa falsa calma se rompió cuando el ejército del emperador y del gobernador Gao se acercaban a la región de Li Tao. Ahora lo más importante para Tao era poner a salvo a Suyin y a sus criados. Muy pronto Tao comprenderá que no solo debe enfrentarse al emperador y al otro gobernador, sino también a Lao Sou, el jefe de una banda criminal a la que perteneció en su juventud. Esa banda podía ser incluso más peligrosa que los ejércitos imperiales.

Aunque ambos personajes aparecen en el libro anterior, El vuelo de las mariposas, puede leerse de forma independiente. En la parte central de la novela la autora nos introduce fragmentos del pasado de los protagonistas, gracias a ellos tenemos una idea más clara de situaciones que solo ellos conocen o las razones por las que hicieron o eligieron un destino en concreto. En cuanto a la trama central de la novela (excluyendo la historia de amor que en general me ha gustado) tiene tres partes bastante diferenciadas; al principio con un buen ritmo la autora nos introduce en la historia, la parte central de la novela el ritmo es hace más lento, aunque sin llegar a ser pesado, en esa parte se centra básicamente en los recuerdos del pasado y en la relación de Tao y Suyin. Uno de los defectos del libro es que hacia el final introduce a personajes importantes de la trama y la resolución es muy rápida y precipitada. Esa es la mejor palabra que define el final de la novela: precipitada.

El cambio en la ambientación no me ha parecido tan significativo como en el libro anterior, quitando algunos momentos se podía olvidar que estaba ambientado en China. Las luchas entre los gobernadores, el nuevo emperador que quiere establecer su poder y los cambios tras el fallecimiento del emperador anterior se asemejaban demasiado a una novela medieval ambientada en Europa. Aun así el libro me ha gustado, creo que le falta homogeneidad a la trama, con unos altibajos fáciles de apreciar, pero la forma de escribir de la autora es casi relajante, te mete de lleno en la historia casi sin darte cuenta. A pesar de todo la historia de amor me ha gustado, es dulce, con calma, descubrimos cómo, poco a poco, van confiando en el otro y se sinceran como nunca antes lo han hecho.

Un libro entretenido para pasar una tarde tranquila con su lectura.

 

 

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |