Jayne Ann Krentz - Inventar el amor

Crítica realizada por Kalina

Quede claro que Harry -Harry Trevelyan, prestigioso filósofo e historiador de la ciencia_ se sentía enormemente atraído por Molly Abberwich, de algún modo su jefa, pues ella le había contratado como asesor de la fundación creada por el padre de Molly para financiar los trabajos de jóvenes inventores.

También está claro que Molly se sentía atraída por Harry. Ambos tenían, además, cosas en comñun: sus carreras profesionales se habían desarrollado al margen de las tradiciones familiares, pues Harry procedía de una familia dedicada al circo y Molly era descendiente de una saga de inventores, a veces poco afortunados.

Tampoco sus experiencias amorosas habían sido buenas. Hasta ahí todo estaba bien. Harry quería una relación abierta y sin compromisos y Molly no sabía exactamente lo que quería. Envueltos en sus miedos, tenían que inventar –ellos, que se dedicaban a los inventos- el amor. Y sin quererlo les iba a ayudar un anónimo bromista que paulatinamente se estaba volviendo peligroso para Molly.

Molly Abberwich contrata a Harry Trevelyan como asesor científico para que seleccione de entre los inventos presentados, el que merece ser financiado por la fundación benéfica Abberwich de la que Molly es administradora y creada por su padre –inventor-, sin embargo Harry se está tomando su tiempo y Molly está perdiendo la paciencia, pues los resultados que tanto desea no llegan. Lo que Molly ignora es que Harry tiene otras prioridades, la más importante es como proponerle a Molly tener una aventura.

Molly acude a una cena en casa de Harry pensando que ya se ha decidido por uno se los proyectos, pero no puede estar más equivocada, Harry está planeando proponerle que su relación laboral pase a ser personal, este malentendido da lugar a una discusión que lleva a Molly a despedirlo, aunque en el fondo se siente terriblemente atraída por su asesor y lo que menos le apetece es perder de vista a Harry.

La propuesta pilla a Molly por sorpresa, pero después de todo que puede perder, Harry le atrae y no es la persona fría que ella pensaba, sino que esconde muchas sorpresas. De manera que empiezan una relación sin ataduras ni compromisos, pues, tanto uno como el otro han tenido desengaños amorosos recientes y no quieren imposiciones de ninguna clase. Aunque tendrán que sortear algunos obstáculos, el más importante es la aparición de un inventor resentido que empieza a acosar a Molly con bromas macabras y cada vez más peligrosas que pondrán en peligro sus vidas.

Fue la primera novela actual que leí de Jayne Ann Krentz, situada es Seattle con algo de suspense, por la aparición del bromista, y algo de paranormal, supuestos poderes psíquicos.

Los protagonistas son Harry, científico y filósofo de la ciencia y Molly una mujer negocios, a simple vista no tienen nada en común, vienen de ambientes diferentes, él del mundo académico y ella del mundo empresarial, el nexo de unión es la fundación creada por el padre de Molly para conceder becas a inventores con proyectos prometedores. Aunque las similitudes empiezan a aparecer, ambos han seguido caminos profesionales diferentes  de sus familias consiguiendo grandes éxitos. Y ambos han tenido que hacerse cargo de responsabilidades familiares que nadie más quiso asumir.

Harry es un prestigioso científico cuya vida se rige por el razonamiento lógico y el sentido común, lo que le hace parecer una persona fría e insensible, lo cual le sirve para poder hacer frente tanto a su familia materna, agentes inmobiliarios de éxito, como a la paterna, un clan de feriantes y clarividentes.

Molly es una competente mujer de negocios, inteligente, decidida e impulsiva, propietaria de una próspera tienda, perteneciente a una familia de inventores.
Poco a poco el amor se abre paso entre las continuas  interferencias de la familia y el peligroso acoso del inventor.

Hay un buen número de secundarios que le dan vida a la historia, por un lado la familia de Harry, unos egoístas de tomo y lomo y la familia de Molly. Pero yo destacaría a Josh, primo de Harry y a Tessa, amiga y dependienta en la tienda de Molly.

Una cosa curiosa del libro son los inventos que Molly tiene en casa, muchos de ellos, los querría para la mía. 

La novela me ha gustado, el patrón es parecido a los que escribe en histórica, incluso con las clásicas imperfecciones de sus protagonistas, aunque yo soy de las que compran a gusto cada libro que sale de ella, así que puede que no sea muy objetiva. Me ha enganchado desde el principio, de lectura rápida y sin complicaciones, pues entre la búsqueda del acosador y los continuos problemas familiares, y por supuesto el desarrollo de la relación de Harry y Molly no da lugar a que te aburras , mi valoración es buena, pero ya digo que a mí me gusta esta. escritora.


 

 

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |