Jayne Ann Krentz - Joya de fuego

Crítica realizada por LILIAN


"Personas estables e independientes... eso era lo que Virginia y Ryerson se consideraban. Y aunque no les gustaban los riesgos, habían decidido explorar las posibilidades de su amistad. Unas vacaciones por el Caribe parecían el modo perfecto de conseguirlo.

Pero allí, en una partida de póquer, se hicieron con un brazalete de una belleza inusual, un talismán misterioso... y desde que lo tuvieron en su poder cayeron en un remolino de amor y aventura"


A.C. Ryerson, más conocido como Ryerson a secas, acaba de romper con Debby su novieta más reciente. Debby, permanece huida y Ryerson va en su búsqueda. Él y su Mercedes cogen el ferry y acaban en la casa de Virginia, hermana de Debby. Nada más conocerse, salta la chispa entre ellos.

Virginia Elizabeth Middelbrook, informática brillante tropieza con Ryerson, el empresario que acaba de comprar la empresa de motores de su padre. Viuda desde hace tiempo, no guarda un buen recuerdo de su matrimonio. Ahora lo que busca es un amor sin matrimonio. Ryerson, por el contrario, quiere un matrimonio pero no cree en el amor. Toda esta disertación hace que se les pase el tiempo sin darse cuenta y ¡oohhhh, qué he perdido el ferry!. No te preocupes, que aquí tienes mi sofá. A la mañana siguiente, su beso de buenos días se ve interrumpido por una Debby estupefacta. Ryerson, la pide que se vaya de la siguiente manera, cito textualmente "no me apetece tenerte todo el rato en medio mientras me dedico a conocer mejor a tu hermana".

Bueno ¿por dónde iba?. ¡Ah! se conocen, se gustan en el minuto uno, olvidan a Debby que es una inmadura y empieza su relación. Un mes después, Ryerson está desesperado porque ahora Ginny sólo quiere amistad. Para animarla a consumar su relación, acaban dándose un garbeo por una isla del Caribe. Todo es felicidad, hasta que Ryerson gana jugando al póquer la "joya de fuego", un brazalete de oro con esmeraldas y rubíes. Menos mal que encuentran este brazalete porque es su talismán del amor. Por fin empieza la intriga, alguien quiere el brazalete...

Hasta aquí el resumen del Harlequín. JAK, intenta crear una historia original basada en dos protagonistas que pasan de la treintena pero lo que le sale (en mi humilde opinión) es el tiro por la culata. De hecho, con este libro desisto de mi búsqueda de un libro como Corazones salvajes porque creo que no lo voy a encontrar. A esta autora, le pasa como a Diana Palmer. Por un lado, es capaz de escribir unas historias preciosas pero por el otro, tiene libros publicados que podían haberse quedado en un cajón. Cuando por fin, terminas de leer la novela, tienes una fuerte sensación de haber perdido el tiempo.

La trama consiste en dar vueltas y vueltas a una relación que empezó como un cohete, pero que a los dos segundos perdió fuelle y cayó. Más de un diálogo entre los protagonistas me ha dejado perpleja. Una de las muchas escenas de opereta que he leído, tiene lugar en la isla de Toralina cuando parece que Virginia se va a dejar querer y vuelvo a citar textualmente: "yo estoy dispuesta, tú estás dispuesto, pues adelante". Romántico, ¿no?. Cuando parece que la pareja está estabilizada y sólo tienen que luchar por que no les quiten su brazalete, hay un momento de tensión porque Virginia intenta huir al encontrarse enferma (sí, habéis leído bien) "me voy para que no me veas enferma". En fin, lo siento pero toda la historia es un completo desastre. De todas formas, esta crítica no deja de ser una opinión más.

Mi valoración, un tanto optimista, es 1/5

 

 

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |