Jayne Ann Krentz - Dulce venganza

Crítica realizada por Katon

La encantadora Selena Caldwell intentaba escapar de las seductoras garras de York Sutherland, pero él la perseguía como un jaguar acechando a su presa. Selena era la clave de su venganza. Al hacerla suya, podría destruir a su peor enemigo, a su más ardiente competidor, al hombre que había poseído antes a aquella indómita mujer.
Cautivada por sus besos, sacudida por una pasión que nunca antes había conocido, Selena sabía que York había vencido… de momento. Pero el implacable cazador había encontrado por fin un rival a su altura:
una mujer decidida a triunfar en el azaroso juego del amor.


Selena Caldwell sabía que tenía que alejarse de York Sutherland. El novio de Selena, Richard Anderson era el directo competidor de la empresa de York. A cada acto o fiesta que iban, allí estaba York. Su mirada penetrante, su aspecto de jaguar alteraban a Selena. Le atraía pero también le inspiraba cierto temor. Lo que Selena no sabía era que los acercamientos de York no se debían a la lucha empresarial, no, York se sentía atraído por ella y saber que estaba con el hombre que jugó sucio en el último contrato al que aspiraron ambas empresas le hace querer conquistarla.

York ha creado su empresa desde la nada, todo lo que ha logrado ha sido gracias su esfuerzo, aunque algunas de las tácticas empleadas no son de lo más nobles, pero en el mundo de los negocios en el que se mueve todos son así, los menores descuidos, las indiscreciones se pagan muy caro. Pero ahora el objetivo de York se llama Selena Caldwell. En un principio se interesó por ella ya que era la novia de su rival más directo. Pero conforme la observaba se daba cuenta que otros sentimientos entraban en juego.

La relación entre Selena y Richard acaba repentinamente cuando York le desvela un dato que Richard había ocultado a Selena. Ella, dolida, se marcha de Pasadena unos días, y qué mejor que un apartamento en medio de la nieve en Utah. Su sorpresa será mayúscula cuando esa misma noche York aparezca en el refugio de la montaña.

Tras una noche de pasión y un día perfecto la paz llega a su fin. Selena, aunque está dolida con Richard, no puede permitir que jueguen sucio con su empresa y York no permitirá que nadie le diga cómo manejar su empresa. Se sumergen en una lucha de poder dentro de la relación, donde contarán las pequeñas batallas casi como triunfos finales. Solo si ambos se relajan y empiezan a comportarse como adultos podrán hacer frente a su relación.

La historia podía haber sido interesante, pero no me ha gustado nada de nada. La actitud casi servil de Selena me ponía de los nervios, no tenía personalidad, él la miraba intensamente y ella desaparecía del mapa. De estar inquieta cuando él estaba cerca pasa a estar enamorada en medio minuto, nada creíble. Y York es el que menos me ha gustado, me ha parecido un arrogante, acostumbrado a conseguir todo lo que se propone, para él todo era ganar o perder, no podía con su actitud. La opinión de Selena no le importaba, aunque ella quisiera hacerle frente él la seducía, bueno, ella se dejaba seducir. Decepcionantes ambos protagonistas.

Ha habido detalles a los que les podía haber sacado más partido, la clase de pintura, la barbacoa, incluso podía haber explicado algo más del enfrentamiento que tenía con la empresa de Richard. En general me ha parecido un relato sin pies ni cabeza, donde el amor aparece de repente y sin ningún tipo de explicación, los protagonistas con posiciones opuestas y sin querer darles una solución.  Un relato muy decepcionante.

 

 

 

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |