Jayne Ann Krentz - Amor incondicional

Crítica realizada por Lilian

"La hermosa e impulsiva Heather Strand tenía grandes planes para sacar adelante el centro turístico de su familia en Tucson. Uno en particular no era precisamente ortodoxo: quería contraer matrimonio de conveniencia con el diabólicamente guapo Jake Cavender, la mano derecha de su padre.

Redactaron un contrato prematrimonial en el que tenían en cuenta hasta el más mínimo detalle... o eso creía Heather, porque lo que no contemplaba era la pasión que ella sintió cuando la boca cálida y aterciopelada de Jake se posó sobre la suya..."

Hay tan poco qué decir de esta novela corta, que voy a intentar esbozar el espíritu de los personajes lo mejor posible aunque la autora me lo ha puesto muy difícil...

Tras fugarse de casa a lomos de una moto con Rick Monroe, el malote del lugar, es abandonada por él a los diez minutos de haber empezado su aventura. Heather, llena de orgullo, decide no regresar con las orejas gachas e inicia una nueva vida. Dos años después, vuelve a casa para hacerse cargo del Hacienda Strand, un lujoso hotel propiedad de su familia. Su padre quiere jubilarse y olvidadas todas sus discusiones anteriores la acoge con los brazos abiertos.

Jake Cavender, hombre de confianza del padre de Heather, acaba sentado en una mesa con la susodicha, hablando sobre su contrato prematrimonial ( no me preguntéis ni cómo ni por qué, no tengo la respuesta... ). Juntos, llevarán la dirección del hotel, eso sí, matrimonio de por medio. Heather, de cara a la galería y Jake como el sesudo cerebro financiero ( de hecho, no recuerdo la de veces que he leído que forman un buen equipo o sinónimos semejantes ). Heather, en pocas páginas pasa de la rebeldía al amor más absoluto y Jake se deja querer. Una traición les separa ( eso sí brevemente ) y al reencontrarse entra de nuevo en escena, Rick Monroe. Hasta aquí puedo contar, sin destripar más el libro...

Creo que es el peor libro que he leído de Jayne Ann Krentz con diferencia. Hasta las discusiones entre los protagonistas son sosas y aburridas. No hay química entre ellos. Hay momentos en los que hay algo de acción ( cuando Rick Monroe hace su aparición ) pero a los dos segundos, ya tienes ganas de bostezar. Los personajes secundarios, tampoco aportan nada. En fin, que por mucho que me he esforzado no consigo escribir algo positivo.

Mi puntuación es 1/5

---------------------

Crítica realizada por Mc2

Heather Strand había regresado a casa por un único motivo: hacerse cargo del hotel familiar que su familia tenía en Tucson. Su carácter rebelde, que chocaba continuamente con el de su padre, la había hecho abandonar a su familia y dirigirse a California en donde se había preparado a conciencia. Pero ahora, quería ser ella la que estableciera sus propios términos, tanto en la empresa familiar como en su vida privada. Y eso significaba convencer a Jake Cavender de que sería beneficioso para ambos un matrimonio de conveniencia basado exclusivamente en intereses financieros.

Jake Cavender había conseguido ser aceptado por la familia Strand, sobre todo por el padre que le consideraba como el hijo que nunca había tenido. Jake acoge con escepticismo el contrato prematrimonial de Heather. Entiende y comprende cada una de las cláusulas que ha estipulado la joven, menos una. El quiere obtener la pasión de Heather, y no se conformará con menos. Así que de ninguna manera aceptaría concederle un permiso de seis meses para decidir si pasan de algo más que un mero contrato en papel.

Cada vez que Jake la toca, Heather no puede evitar derretirse de placer... pero por algún motivo que él desconoce, ella siempre considera que es demasiado pronto para avanzar en su relación. Solo hay una cosa que le interesa... y es dirigir la Hacienda. Como si esa fuera su única meta y Jake solo un adorno necesario para llevarlo a cabo. Con los nervios de la boda, Heather no podrá evitar intentar tomar las riendas del negocio antes de tiempo. Un contratiempo que le hará replantearse su propia boda.

Primera novela que leo de esta escritora. Me gustan mas sus libros históricos como Amanda Quick, pero no me ha defraudado la novela. Me ha resultado muy entretenida y la trama bastante interesante. Eso si, algo pedante la protagonista. Heather es una mujer de veintinueve años a la que la rebeldía de la adolescencia le pasó factura. Acompañada de Rick, un joven al que solo le importaba la fortuna de la familia de Heather, se dirige en moto hacia California. Poco después aprenderá que la vida no es de color rosa teniendo que trabajar muy duro para poder estudiar y demostrarle a su familia que no necesitaba su dinero. Es decir, se marcha durante años, sin preocuparse si el negocio familiar ha sufrido dificultades económicas, y se cree la mejor preparada para dirigirlo. Ya estoy yo aquí y es todo mío, mío y mío. Y los demás o aceptáis mis decisiones u os marcháis. No se si es porque es orgullosa o prepotente. Pero yo la he llegado a aborrecer. Jake, a sus treinta y ocho años es el hombre de confianza de Paul Strand. En solo dos años ha conseguido resolver los problemas financieros de la Hacienda. Me ha resultado un hombre paciente, que sabe esperar para conseguir lo que desea. En ningún momento miente a Heather aunque tampoco le revela la identidad del verdadero propietario del complejo hotelero.

La puntúo con un 3/5.

 

 

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |