Jane Hormuth - La mensajera de Elphame

Crítica realizada por Maribel Moreno

Hacía ya un tiempo que no leía romántica histórica y teniendo en cuenta que los libros ambientados en Escocia me encantan, no podía dejar de leer La mensajera de Elphame, que ha sido una agradable sorpresa y una autora más a tener en cuenta.

Aila, igual que su madre y su abuela Nimue, tiene el don de la adivinación y, también de la curación a base de piedras hierbas y piedras ancestrales, pero también es la Mensajera de Elphame, ya que conecta con los dos mundos, pues también se comunica con los espíritus.

Cuando era un bebé sus padres por miedo a que la acusaran de brujería, la dejaron al cargo de su abuela, que le enseñó a valerse de la naturaleza y de los cuatro elementos, y le profetizó que su futuro esposo vendría a buscarla y la llevaría lejos.

Aila siempre ha vivido bastante aislada sin salir de la isla de Skye, atendiendo siempre al que necesita de sus cuidados, pero un día aparecen cuatro guerreros Mcleod en su casa, diciendo que tiene que ir con ellos por encargo de laird, su respuesta inmediata es que no se va a mover, sin embargo, una visión le enseña su futuro en el que su esposo no es otro que Daimh, el más serio de todos.

Daimh era un Mackenzie hasta que su padre lo repudió, su tío, el laird Alistair se hizo cargo de él convirtiéndolo en un Mcleod, su vida no ha sido fácil y su pasado le atormenta, pero se ha forjado con ahínco en la lucha y tiene madera de líder.

Su misión es llevar a la joven hechicera ante el laird para que ayude a su esposa para que pueda concebir, pero no se espera encontrarse con Aila, una joven rebelde, cabezota y que no hace más que decir que están destinados a estar juntos, algo que no está dispuesto a admitir.

Los dos chocan desde un principio, Aila es una joven inocente, espontánea y no admite que las mujeres sean tratadas como seres inferiores , Daimh que no está acostumbrado a que se le subleven y que no tiene intención alguna de casarse, solo piensa en llegar a destino y alejarse de Aila, pero sin poderlo evitar acaban enamorándose, pero no solo van a tener que luchar contra el propio Daimh y sus sentimientos, también se van a enfrentar a la maldad que rodea al clan y que quiere destruirlos.

Me ha sorprendido muy gratamente este libro, los protagonistas me han encantado y me ha gustado mucho el papel que le ha dado la autora a Aila, muy fuerte e independiente para la época que es, y su lucha constante por que las mujeres sean valoradas, y Daimh, pues es el escocés con el que todas soñamos, fuerte, dominante y protector, aunque bastante cabezota también.

Hay muchos secundarios, pero hay que destacar a los hombres de Daimh, Irving, Clarion y Archie, tres guerreros valientes y divertidos, que al principio se toman a broma las visiones de Aila, pero que enseguida se encariñan con ella y le muestran mucha lealtad.

También Alistair y Meredith son personajes que me han gustado mucho, como evolucionan a lo largo de la historia.

En cuanto a la autora, tiene una pluma ágil y ligera, aunque hay mucha narración para mi gusto, aunque eso no la hace para nada pesada, simplemente que he echado en falta más diálogo.

En definitiva, La mensajera de Elphame es una bonita y mágica historia de amor, amena y completamente adictiva, una historia donde no falta la aventura, la intriga y el misterio, con unos personajes fuertes que convencen y a los que coges cariño muy rápido y que nos hacen pasar momentos divertidos, emotivos, y sobre todo disfrutar de una magnifica historia de highlanders.

 

Crítica realizada por Rocío DC

Después de un tiempo en mi estantería, por fin he tenido la ocasión de leer una novela que me atrajo desde el momento en que vi su portada, y de la que he leído tan buenas opiniones. Es la primera vez que leo a la autora y la experiencia no podría haber sido mejor.

Decir que me ha encantado es quedarme bastante corta. La historia que hay entre las páginas de La mensajera de Elphame es realmente magnífica.

La novela transcurre en la Escocia del siglo XV. Aila ha nacido con un don especial, habitual en su familia. Ella, entre otras cosas, puede hablar con los espíritus, tiene la capacidad de prevenir el futuro, es sanadora... etc.

Entre la gente de las Highlands es más conocida como la bruja o la hechicera. Aila vive alejada de todos, pero tranquila y segura. Su rutina se ve alterada con la llegada de unos visitantes de un clan bastante alejado de su hogar.

Estos guerreros vienen a llevarla lejos de allí. Precisan su ayuda para el Laird de su clan para concebir hijos. Pero por lo que Aila sabe, que su aventura con ellos, sobre todo con cierto miembro del clan, no será pasajera ni simple...

Daimh sigue las indicaciones de su tío al ir en busca de la hechicera que salvará su clan, sin sospechar, que caerá en el embrujo de esos ojos cautivadores, sin ningún hechizo de por medio. Ella será capaz de ponerlo al límite y filtrarse en su corazón, aún en contra de su voluntad.

La historia de Aila y Daimh es preciosa e inolvidable. De esas que llegan al alma y se graban en el corazón. No puedo expresar realmente como quisiera lo que he disfrutado con esta novela.

La autora ha creado una historia para mi gusto preciosa y original. Escrita de manera elegante y adictiva, ha conseguido meterme de lleno en en sus páginas hasta devorarla, transmitiéndome en todo momento las emociones y sentimientos que la historia posee.

Me ha sorprendido muchísimo; primero porque no esperaba una historia así. Y segundo por los giros inesperados que tiene la trama. Giros que han hecho a esta historia aún más atractiva y aconsejable, que me han hecho disfrutarla en cada capítulo. Tanto que al cerrar el libro, me han dado ganas de volverlo a empezar.

He conectado mucho con los personajes y su historia, les he cogido tanto cariño que sé de antemano que no los olvidaré fácilmente. Es de esas novelas que cada cierto tiempo apetece releerla y volver a disfrutarla. Y que gracias a ella he descubierto una pluma tan buena y que me estaba perdiendo. Pretendo ponerme al día con sus demás novelas, con la intención de seguirla de cerca, pues si las demás novelas son la mitad de bellas que estas, me estoy perdiendo un tesoro.

Es una novela excelente y súper recomendable.

Crítica realizada por Cynthia HJ

"“La mensajera de Elphame” es la primera novela que tengo el placer de leer de la autora Jane Hormuth (o Yara Medina, que es su otro pseudónimo cuando escribe). Y debo decir que me ha sorprendido muy gratamente.

La historia se sitúa en Escocia, en el siglo XV. La situación histórica es ciertamente convulsa, no solamente por el hecho de las guerras y rencillas entre clanes, sino por las diferencias religiosas entre los que profesan la nueva fe cristiana y los que siguen las creencias de la naturaleza. Este punto es el eje central de la novela y es algo realmente novedoso para mí. He leído muchas novelas de highlanders y en ninguna me he topado con este telón de fondo.

La protagonista, Aila, tiene el don de comunicarse con Elphame. Lo ha heredado de su madre que, a su vez, lo heredó de su abuela. Se ha criado con esta última, Nimue, después de que su madre la dejara a su cargo pues no era aceptada en el clan del hombre con el que se había casado. Así, la madre de Aila decidió renunciar a su don y a su hija por tener el amor del hombre que amaba.

Aila crece libre de la pertenencia a cualquier clan y, con ello, libre de las restricciones sociales. Su abuela la instruye en todo lo que necesita saber acerca de su don y, cuando Nimue muere, Aila se encarga de seguir con los encargos que le vienen de todos los clanes que necesitan su ayuda, bien como curandera, bien como adivina. Pero, esta vida, donde sólo tiene a la naturaleza y a su guardián, Gilmer, tendrá que abandonarla cuando se cumpla la profecía de su abuela: su esposo vendrá a buscarla y la llevará muy lejos de allí.

Nuestro protagonista, Daimh, es un fiero guerrero que ha sufrido mucho en su pasado: huérfano de madre, un accidente hizo que hiriera a su hermano de muerte y terminara desterrado del clan por su padre, el jefe, y viviendo con su tío. Fue obligado a renunciar a su clan, los MacKenzie, y a servir a los MacLeod y cree que con su lealtad podrá saldar la deuda que tiene con su tío, Alistair.

Debido a la incapacidad de Alistair y su esposa, Meribeth, para concebir un heredero, la madre del jefe, Lorna, decide que lo mejor es pedir ayuda a Aila y así, Daimh marcha a buscarla junto a sus fieles compañeros: Archie, Irving y Clarion. Aunque al principio, Aila no querrá ir con ellos, pronto tendrá una visión que le hará ver que la profecía de su abuela ha llegado.

Aila tendrá que pasar por muchas tesituras para conseguir el final feliz que su visión le ha augurado. Llegar al corazón de Daimh no es fácil, como tampoco lo es hacerse un hueco en un castillo donde reinan las sombras de la traición y donde el peligro es evidente en cada esquina. Por supuesto, Aila tendrá grandes amigos que la ayudarán en todo momento.

Al principio me costó conectar con Aila, pero, una vez lo hice, me caló hondo. Es una protagonista fuerte, decidida y valiente. Logra sacar lo mejor de cada situación y siempre, con su inocencia, te arranca una sonrisa y consigue ayudar a todos los que la rodean. Daimh es más hermético, pero, igualmente encantador. El desarrollo de personajes es un punto fuerte precioso en esta novela.

Los secundarios, todos, son una maravilla. Podría enumerarlos uno a uno y no acabaría nunca, no obstante, me quedaré con Irving puesto que me robó el corazón (me encantaría una continuación donde él fuera el protagonista… soñar es gratis). He echado en falta saber más de todos hacia el final de la novela, puesto que se explica más de ellos al principio y en la mitad, pero, a partir de ahí, me quedé con muchas ganas de saber qué había sido de algunos, la verdad.

La historia está muy bien narrada y tiene multitud de detalles, muchos de ellos culturales y otros, como los relacionados con el don de Aila, nuevos para mí y muy entretenidos de leer. La trama avanza a buen ritmo y hay mucha acción sin por ello sacrificar, como ya dije antes, el desarrollo de los personajes y las relaciones que hay entre ellos. La forma de escribir de la autora es ágil y la novela se hace rápida de leer porque te atrapa desde los primeros capítulos.

En definitiva, es un libro que recomiendo, especialmente a todas aquellas que disfrutéis con las novelas de highlanders".

 

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |