Jane Austen - Emma

7.0/10 rating 1 vote

Crítica realizada por Savannah990

En esta obra maestra. Emma Woodhouse, se queda sola después del casamiento de su institutriz y única amiga. Sola y aburrida, se hace cargo de una joven hermosa con un pasado algo confuso y turbulento. Emma, ambicionada por dar una vida tan perfecta como la que ella tiene, hace de casamentera de Harriet y busca un partido lo bastante acaudalado y con una posición social lo suficientemente buena para su amiga, creando así  enredos y malentendidos entre los que la rodean, poniéndose a prueba la confianza en ella misma y disipando la ceguera, abriéndole así al amor.


Fue la primera y única heroína que gozaba de riqueza entre todas las creadas por Jane Austen.

Entre todas sus protagonistas, Emma es la única que no siente deseos románticos hacia ningún hombre, como por ejemplo Elizabeth Bennett en Orgullo y Prejuicio o Marianne Dashwood de Sentido y Sensibilidad, sintiendo una atracción por los hombres equivocados antes de posar la vista en los hombres adecuados.

Sin embargo, Emma no siente ninguna inclinación, demostrando que la declaración del Sr. Elton le repugnó y que el encaprichamiento por Frank Churchill no fue más que un deseo imaginario para darle un poco de drama a su vida, que a pesar de estar rodeada de gente que la adora y estar rodeada de riquezas, es aburrida.

Justo por eso, sin estar al principio de la novela  rodeada de personas de su edad, dedica su tiempo a juntar personas y crear casamientos adecuados a aquellas personas que la rodean, como la Señorita Taylor y después a Harriet Smith, que siendo Emma incapaz de ver la relación amorosa de Harriet con Robert Martin, rompe dicha relación buscando un mejor matrimonio (por supuesto un matrimonio financiero) a Harriet.

Emma es incapaz de ver romanticismo en un matrimonio si este no es un matrimonio con riqueza, puesto que ella no tiene por qué casarse ya que ella pose fortuna, como muy bien le dice en la novela a Harriet. Emma no se da cuenta realmente de que está enamorada del Sr. Knightley hasta que Harriet le confiesa sus sentimientos hacia él.

En esta novela también se demuestra que una mujer rica y sola puede llegar a ser muy caprichosa. Esto se demuestra por el desprecio y envidia que le tiene a la Sr. Jane Fairfax cuando esta llega y acapara todas las miradas, dejándola a ella en segundo plano.

Es una versión diferente del personaje de Celestina.

En esta obra se demuestra que la vanidad y el desprecio no solo lo posee la clase alta. El mejor ejemplo de ello es cuando el Sr. Elton se niega a bailar con Harriet por ser de posición social más baja que él mientras que el Sr. Knightley, de posición social más alta que el Sr. Elton, la saca a bailar.

Una vez más, Jane Austen recrea con una extraordinaria descripción la vida familiar campestre de la Inglaterra del s. XIX, señalando con gracia y burla la vida de familias de diferente posición social, el amor prohibido entre dos jóvenes o personas aburridas que buscan cualquier distracción para llenar sus vidas vacías y aburridas.

Valoración: 10 sobre 10

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |