Jamie McGuire - Maravillosa redención

8.0/10 rating 1 vote

Crítica realizada por Patricia Bonet

Mi concepto de "chico malo" llegó con Travis Maddox. Creo que ha sido la fantasía de toda mujer, y que cuando pensamos en el chico malo por excelencia, nos acordamos de él. Con ese aire de chulo pero con un corazón tan grande, y esa manera de querer a su chica que todas hemos querido para nosotras.

Después vino Trenton, ese canalla y gran hermano enamorado toda la vida de la misma chica pero a la que no se atrevía decirle nada. Seguí siendo un chico malo pero sólo en apariencia y por llevar el apellido Maddox. Y con esta historia conocimos a Thomas... Dios mío, menudo final de libro. Los pelos de punta y con la boca abierta, porque no me lo hubiera esperado nunca. Cuando acabó el libro no sabía si me gustaba u odiaba a Thomas, así que estaba deseando leer su historia. Y aquí está.

Thomas es el mayor de los cinco chicos Maddox, y como tal, se le "encomendó" cuidar de sus hermanos y de su madre cuando ésta murió. Se encargó de cambiar pañales, llevarlos al cole, aprender a cocinar, enseñarles a los demás, así un millón de cosas más. Daría la vida por sus hermanos. Pero como todos, es humano, y se enamoró de la chica de su hermano. Aún no era su chica, pues nunca habían hablado, pero él sí sabía que Tent había estado colado por ella toda su vida, entonces, ¿Está bien lo que hizo? No voy a entrar en eso, porque debéis leer el libro para ver su punto de vista y entender por qué hizo lo que hizo.

Como sabrás, quién se quedó con la chica fue Trenton. A partir de ese momento se autoimpuso una orden de alejamiento contra su familia. Se marchó bien lejos y dejó de ir a casa. ¿Justificación? No quería sufrir. Hasta que la agente Liis aparece en su vida. Es como un soplo de aire fresco. Thomas se había convertido en un ser gruñón, frío y hermético. Todos le temían y nadie se atrevía a llevarle la contraria. Hasta que apareció ella.

La historia está contada desde el punto de vista de Liis, y a través de conversaciones con Thomas vamos viendo sus inquietudes. El libro aun estoy decidiendo si me ha gustado o no. Thomas me dejó con el corazón en un puño en el anterior, y éste pintaba muy bien. Además, Liss me ha gustado. Es una mujer fuerte, segura de sí misma y que sabe lo que quiere. No se deja pisotear ni mangonear por nadie, y si tiene que poner a todo el mundo firme, lo hace. El problema es que no sé si la historia de amor entre ellos dos he terminado de creérmela. Bueno, sí lo sé. No he terminado de conectar con ellos, porque durante todo el libro me ha dado la sensación de que Liis para Thomas es un mero parche, algo con lo que sanar el daño anterior. No me han terminado de convencer sus palabras de amor, y es porque en ese sentido creo que la historia no está bien contada. Creo que eso se podría haber solucionado si algún capítulo hubiera estado narrado por Thomas, de esta manera hubiéramos podido tener más acceso a sus sentimientos y entender mejor cómo se sentía. Además, el final ha sido demasiado condensado. En un único capítulo se desarrolla todo, y ahí me ha faltado más historia.

Estoy deseando leer más historias de estos peculiares hermanos, porque aún queda mucho por decir. Además que aquí se han quedado varios capítulos sin cerrar y espero se vayan resolviendo en las siguientes entregas. Una historia que se lee muy rápido y nos ayuda a entender muchas cosas que en el anterior libro se quedaron en el tintero.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |