Henry Hendel Richardson - En principio de la sabiduría

Crítica realizada por Anasy

Laura Tweedle Rambotham tiene doce años y es de una familia venida a menos. Su madre se gana la vida bordando pero está decidida a que tenga una buena educación, lo que para ella se resume en el siguiente principio: «Prefiero que seas buena y útil antes que inteligente». La envía, pues, a un prestigioso internado de Melbourne... donde lo primero que aprende la chica es que debe ocultar su origen y el modesto oficio de su madre.
Para H. G. Wells, El principio de la sabiduría (1910) era la mejor school story que había leído y sigue siendo, sin duda, una novela de formación rica, con pocas concesiones, sardónica y sorprendentemente moderna, salpicada con citas de Nietzsche y un profundo conocimiento de los maestros de la novela europea. Henry Handel Richardson se basó en su propia experiencia en el Presbyterian Ladies College de Melbourne para escribirla. La necesidad de adaptación –esto es, la necesidad de mentir–, el despertar sexual y las complejidades de un ambiente sumamente hostil se enfrentan en la intempestiva educación de su memorable heroína, que en cierto momento se sorprende a sí misma rezando para no tener «pensamientos distintos de los de las demás».

OPINIÓN:

El principio de la sabiduría está escrito por la escritora australiana Ethel Florence Richardson (1870-1946) bajo el seudónimo de Henry Handel Richardson para evitar los prejuicios de aquella época. La autora se basó en su propia experiencia en un internado para señoritas para escribir la historia de Laura Tweedle, la protagonista de éste libro.

Laura tiene doce años y es la hija mayor de una familia venida a menos, huérfana de padre y con una madre que hace grandes esfuerzos para mantener a su familia en la mejor medida de lo posible en aquella época para una mujer de su condición social, y muchos más para poder mandar a Laura a un internado de Melburne para jóvenes damas donde le darán una buena educación.

Laura pasará unos años en dicha escuela donde crecerá y madurará a la fuerza. Es una chica un poco rebelde, algo consentida y egoísta cuando parte hacia lo desconocido en una escuela donde querrá encajar a toda costa, pero dado su carácter y su manera de ser, no tendrá un camino fácil. Las mentiras, la envidia, los engaños, la beatitud por una temporada, el egoísmo y el interés marcarán muchas de las etapas de esos años.

El principio de la sabiduría alude al crecimiento y madurez de la adolescencia, es un libro para adultos donde podemos contemplar a una adolescente de principios del siglo pasado, pero que perfectamente encajaría en el presente. Laura es una adolescente con todas las palabras, no cae bien, tampoco mal porque el que más o el que menos se verá reflejado en muchas de esas situaciones donde actúa con el egoísmo propio de su edad y su escaso conocimiento sobre la vida, donde lo que más importa es el grado de popularidad o hacerse amiga de las chicas más poderosas y pudientes. Finalmente terminas por cogerle cariño a esta niña, casi chica, que es imperfecta como cualquier ser humano y muy alejada de las frecuentes protagonistas de su edad que nos suelen presentar en la literatura femenina.

Es un libro que me enganchó desde el principio, me hizo reír en muchos momentos y terminar su lectura con una gran sonrisa.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |