Hannah Tunnicliffe - El color del té

Crítica realizada por kkekka

Después de trasladarse con su marido a la minúscula isla china de Macao, Grace Miller se siente una extraña en un país extranjero. Además, su matrimonio está en jaque y sus sueños de crear una familia empiezan a caer en pedazos. Entonces decide recurrir a lo que más le gusta: preparar macarons, las deliciosas y exquisitas galletas francesas. Grace inaugura una cafetería en la que, rodeada de otras expatriadas y lugareñas, logra crear una nueva definición de lo que supone un hogar y una familia. Pero cuando unos secretos que creyó enterrados hace tiempo salen a la superficie, Grace se da cuenta de que ha llegado el momento de inhumar viejos fantasmas y empezar a confiar en sí misma.

Estamos ante una novela eminentemente sentimental y la primera de la autora.
Es un libro que se toma su tiempo para muchas cosas. El comienzo es algo lento, pero cuando coges el ritmo te ves sumergida en el ambiente de Macao, en el mundo de Grace y en el de la cafetería de tal manera que te sientes uno más.
Grace no es un personaje fácil ni feliz. Está en un momento complicado de su vida en el que las cosas no son como ella esperaba. Desde pequeña había vivido a la sombra de una madre de personalidad arrolladora y un tanto inestable, que la llevaba a descubrir los más ricos sabores y a vivir grandes aventuras. Alguna vez ella también intento ser así, pero ahora lo que hacía era seguir a su marido allí donde el trabajo le mandaba. Pero lo peor de todo fur recibir la noticia de que no podrían ser padres debido a una menopausia prematura. Así fue como nació Lillian´s en un intento por hacer algo productivo, por sacar adelante algo suyo, por crecer.
Pete es un hombre que ve como su matrimonio se estanca, como su mujer sufre, pero que no sabe qué hacer. Siente que deben hacer algo más, hablar más, salir más, volver a ser ellos… pero no sabe cómo hacer todo eso.
En Lillian´s encontramos a unos secundarios que forman el corazón de la novela: Una anciana que con su presencia bendice el local y a todos los que allí se encuentran, pese a que solo habla cantones y apenas se relaciona; Gigi una joven de carácter hosco, voluble y que toma el local como su refugio frente a la adversidad de un embarazo no deseado; Marjory una belleza australiana que será un apoyo para Grace en más de una ocasión y representará un soplo de aire fresco dentro de alta sociedad occidental clasista; y la más pequeñita en tamaño, de aspecto huidizo y sonrisa relajante, la maravillosa Rilla que da a Grace una lección de amistar desinteresada e interés por el más débil.
Luego esta Macao como un personaje en si misma. Una ciudad pequeña, un universo donde trabajar en los casinos para algunos está mal visto pero es donde más dinero se gana. Hay una mezcla de culturas, que en realidad no se mezclan. Donde las tradiciones siguen su curso y las personas tienen dos nombres, uno chino y otro inglés. Un lugar donde hay chicas que van a trabajar de servicio de limpieza y pueden ser estafadas y terminar maltratadas en la calle. Donde se puede llegar a estafar con harina o almendra en polvo y tener a alguien que hable inglés es una bendición. Y un sitio donde un tifón se puede llevar tu negocio en una noche o ser consciente de que a unos kilómetros un terremoto ha matado a miles de personas.
Esta es una novela que en realidad no tiene nada nuevo. Se trata de una mujer en un momento de crisis que abre un local donde se conocen otras mujeres y se apoyan unas a otras. Es una historia de superación personal, de sueños, de amistad, de realidad, del poder del individuo frente a las fuerzas de la naturaleza y del destino.
Lo que me ha gustado es la manera de narrar de la autora, su lenguaje sencillo y dulce. Su lentitud en algunas ocasiones que cuadra perfectamente con lo que narra. Grace a veces es incompresible y la darías de tortas, pero es que su estado de ánimo es inestable y en ningún momento pretende la autora hacer de ella alguien perfecto, solo alguien normal.
Los personajes son seres normales con defectos, sueños, pesadillas, pasado y futuro. Algunas veces choca esta realidad con una visión un tanto “dulce”, pero no desentona. Al fin y al cabo la cafetería vende dulce y el libro te deja un sabor de boca como el de un macaron.
Una historia para leer una tarde al calor de una manta con un café o un té.

Mi valoración es 4 sobre 5

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |