Hannah Howell - Mi valeroso caballero

Crítica realizada por Teresa

Un caballero normando que se ha ganado el favor del rey, Gabel de Amalville, debe demostrar la valía de su fidelidad derrotando al clan de los soliviantados MacNairin, cuyo cabecilla, el temible Duggan, se atrinchera en la fortaleza de Kengarvey para defenderse de aquellos que pretenden hacerle pagar sus tropelías de forajido. Gabel rapta a la indomable y hermosa hija del villano, Ainslee, y se la lleva a su solitaria morada para disponer de una baza con la que negociar. Una pasión entre el captor y su prisionera surge de forma incontrolada.

Contiene spoilers

Antes de leer esta novela he buscado algunos comentarios para hacerme una idea, y son tan dispares que tuve mis dudas. Unos la ponen como estupenda y otros dicen que ni se te ocurra comprarla. En fin, que me la leí y voy a decir lo que me ha parecido.

Me gustan las historias de normandos, empecemos por ahí. Una de las causas por las que he dado una oportunidad a este libro. Y me he encontrado con un romance que, aunque entretenido, no he acabado de comprender. Porque a mí eso de que el protagonista esté metiéndose en la cama de la chica y a la vez esté ramoneando a otra señora para casarse, pues como que no lo entiendo.

Es una historia en la que hay amor, desamor, bastantes problemas emocionales, traiciones y venganzas y, como es lógico, un par de protagonistas con fuerza. El marco de la historia está bien y la narrativa aceptable.

Diálogos con humor, aunque no me han parecido nada del otro mundo, tal vez porque ya andaba con la mosca detrás de la oreja por las críticas en contra y he buscado sacarle más jugo, que no he encontrado.

Gabel quiere casarse con una mujer que le de tierras y dinero. Nada nuevo en este tipo de historias y en una época en la que el poder lo era todo. Lo que sucede es que cuando se encuentra con la heroína, todo lo que para él tiene importancia, empieza a desmoronarse.

No me ha gustado que el padre de la chica sea un maltratador desde la coronilla a la punta de las botas. Mucho menos que el protagonista no haga nada para salvarla. Lo suyo hubiera sido que la ayudara a escapar de un ser tan despreciable, al menos yo habría estado más conforme con el argumento, porque lo he pasado fatal y hasta me he cabreado.

La protagonista lo pasa fatal, más que la lectora. La golpean, la atacan de todos modos, la meten en un calabozo. En fin, que no sé para qué tanta sensualidad y tanto amor, si no tiene una mano que la ayude. Eso sí, a la hora de la cama, allí está el héroe.

Ainslee, sin embargo, lo sufre todo y se arriesga por salvar a Gabel. Así que el héroe de esta novela es ella.

Ainslee es capturada por el protagonista junto a Ronald, un buen amigo. Yo entiendo que Gabel esté enfadado por haber sido acusado injustamente, que quiera vengarse usando a la chica como escudo para vengarse. Pasaba en esos tiempos, era normal. Lo malo es que el padre, que se hace odioso, no tiene intenciones de dar ningún rescate por la chica, según él no lo merece. Es durante ese tiempo de secuestro cuando ella y Gabel empiezan a sentirse atraídos.

La protagonista aguanta que tome su honra mientras él está ideando el modo de casarse con una mujer de dinero y poder que le de tierras. Pero como es muy maja, cuando al final su padre accede a un rescate y se da cuenta de que es una encerrona, le salva la vida. ¿Qué hace entonces el héroe? Pues poner pies en polvorosa con sus hombres dejando a la chica, sin mover un pelo cuando ve que el padre la arrastrar y la golpea.

Llegado este punto estaba yo que trinaba. Valiente héroe está hecho el tal Gabel. Pero ahí no acaba todo. La chica, a pesar de la paliza de su padre y de acabar en una mazmorra, vuelve a salvarle la vida a su héroe poniéndose en el camino de una flecha, que la alcanza a ella.

Menos mal que cuando la ve media muerta, debilitada por los golpes y el hambre y encima herida por culpa suya, parece que el chico reacciona un poco. Entonces se la lleva, para atenderla.

Bueno, no voy a colgarlo antes de acabar, porque al final el pobre chico se redime. Se pasa días a la cabecera de la cama de ella, se da cuenta de que la ama, reza para que se cure y hasta promete que si se salva le pedirá perdón y se casará con ella.

En resumen, que ni voy a decir que no me ha gustado (será porque me encanta eso de pasarlo mal), ni voy a decir que es una novela de cinco estrellas. La protagonista me ha parecido demasiado buena después de todo lo que le sucede, y el héroe... pues no tan héroe. Eso sí, deberían haber titulado la novela Mi valerosa dama, jajaja.

Si no hay otra cosa, puede servir.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |