Gayle Forman - Sólo un año

Crítica realizada por Anasy

SINOPSIS:

Cuando abre los ojos, Willem ignora qué lugar del mundo se encuentra. Todo cuanto sabe es que, una vez más, está solo que necesita dar con Lulu. Pasaron un día mágico en París, y algo en ese día –en esa muchacha- hace que Willem se pregunte si su destino no será estar juntos.
Desde entonces viaja por todo el mundo con la esperanza de encontrarla. Pero pasan los meses y Willem empieza a preguntarse si la fuerza del destino es tan poderosa como pensaba.
Compañera tan romántica como emocional de Sólo un día, esta es una historia sobre las elecciones que hacemos y los accidentes que ocurren, así como de la felicidad que se produce cuando ambas circunstancias se cruzan.

OPINIÓN:

 Hace unos años descubrí a Gayle Forman con un fantástico libro que se llama Si decido quedarme, un tiempo más tarde se publicó la segunda parte, Lo que fue de ella, ambos libros me encantaron  y me dieron la oportunidad de descubrir a una autora  que narra las emociones de los más jóvenes y sus indecisiones de manera muy precisa y muy real, pero cuando salió Sólo un día, el argumento no me convenció lo bastante como para leerlo, sin embargo al ver que salía la segunda parte, Sólo un año, me animé con el.

Pensé que a lo mejor metía la pata al no leer antes Sólo un día ya que es la historia de Allison, pero creo que al final hice lo correcto, porque en Sólo un año vemos la historia de Willem después de “perder” a Allison, una chica que sólo conoció un día pero que cambiará su vida para siempre, y digo que es mejor así porque seguramente Willem no me habría caído del todo bien si supiera la historia desde la perspectiva de Allison.

Al comienzo del libro vemos a un Willem confuso y casi desmemoriado que se despierta en un hospital parisino después de recibir una paliza. Le cuesta recordar que hace en París y que ha pasado pero siente la urgente necesidad de encontrar a alguien, el tiempo que tarda en recordar y salir del hospital serán fundamentales para perder a la chica que él apoda Lulú , la chica que conoce en un tren de Londres y con la que viaja hasta París, la chica que lo dejará marcado y que intentará encontrar.

Pero si bien esta parece una historia de amor romántica, para mi no lo es, al menos no hasta el final. La historia cuenta el avance de Willem un chico de veintiún años  medio holandés medio israelí que se siente totalmente perdido desde la muerte de su padre tres años atrás, su madre se marcha a India y parece que se desentiende completamente de Willem, lo que provoca más dolor y confusión en un errante Willem que lleva más de dos años viajando por todo el mundo con apenas recursos y sin un objetivo claro. Después de perder a Lulú se empeña en intentar encontrarla de alguna manera, pero no sabe ni su nombre real ni dirección alguna donde escribirle, Willem comienza un viaje de un año que lo llevará a la India, México, Holanda y muchos sitios más intentando encontrar su camino, su lugar en el mundo, su casa, a veces se da por vencido con Lulú pero otras es su recuerdo lo que lo ayuda y anima a seguir adelante madurando poco a poco y enfrentándose a todo ese caos interior que lo tiene tan perdido.

Sólo un año es la historia del avance de Willem, de como superar la pérdida de un ser querido, como madurar y enfrentarse a las cosas y perseguir sus sueños y lo que quiere. Hay cosas que no me han gustado demasiado, como que a veces es una lectura bastante lenta, el desapego de Willem hacia las chicas antes y después de Lulú, pero en general es una historia no romántica, pero si de amor en el sentido amplio de la palabra, el amor de los padres que te cuidan a su manera, el amor de un hijo, los amigos que nunca se pierden y el amor de la chica que sabes que es especial. Está muy bien escrito y es una historia entretenida pero que no llega a la altura de los dos primeros libros de esta autora.

Bueno.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |