Gaelen Foley - Mi peligroso duque

7.0/10 rating 1 vote

Crítica realizada por Melisma

Ella tenía todos los motivos para temer al duque de Warrington, sin saber que sus destinos estaban entrelazado desde hacia tiempo.

La segunda entrega de la serie «Club Inferno».

El Club Inferno se cree que está compuesto por aristócratas entregados a la incesante búsqueda del placer, pero en realidad es una sociedad secreta de guerreros que harán lo posible para proteger a su rey y a su país. Desde hace generaciones a los Warrington les ha perseguido la tragedia. Pero Rohan Kilburn, el actual duque, juró que escaparía a su destino renunciando al amor y entregando su vida al Club Inferno y a su misión secreta. Mientras se encuentra en su castillo, unos contrabandistas querrán ganárselo presentándole un obsequio: una joven. Pero Kate Madsen, que fue secuestrada, no piensa ser el obsequio de nadie, aunque el duque le atraiga tanto como le aterra.

Cuando Rohan descubre que fue retenida contra su voluntad, jura protegerla y ayudarla a averiguar quién se esconde tras su secuestro. Aunque también es una manera de seguir cerca de la bella rehén de quien nunca debería haberse enamorado...

Decir que esta autora me gusta por su originalidad y su forma de escribir no creo que le descubra a nadie la Ciudad Dorada. He leído algunas novelas de ella y, hasta ahora, todas y cada una me han conseguido deleitar por uno u otro motivo.

Mi peligroso duque, sin embargo, no lo ha conseguido del todo y eso que el argumento me fascinaba. Pero creo que ha perdido un poco de fuelle con esta novela. No sé, a lo mejor soy yo la equivocada, pero esa es mi opinión. Creo que Gaelen Foley está bajando el listón.

En lugar de una novela romántica casi me he encontrado con una novela de aventura fantástica de cine, de esas de sociedades secretas en las que los que trabajan en ellas son aparentemente malísimos y luego resulta que son unos santos bajados del cielo. No sé si me explico.

Rohan, duque de Warrington pertenece a esa sociedad secreta conocida como Club Inferno. En apariencia en ella están los libertinos más libertinos, los juerguistas más juerguistas y los seductores más seductores. Un dechado de virtudes, para entendernos. También en apariencia buscan el placer por el placer sin importar el modo en que lo consiguen. Rohan es acaso el peor de todos.

Pues no. Estos libertinos, juerguistas y seductores son unos hombres formidables. Un grupo de hombres aguerridos capaces de dar la vida por la de su rey.

Kate, la protagonista, es algo así como una moneda de cambio en la novela. Tienen que apaciguar al duque, están buscando al padre de la chica y a los malos solamente se les ocurre entregarla al duque para que su padre se descubra. Así, como lo cuento. Igual que cuando las heroínas de las películas tipo Troya eran entregadas en sacrificio.

En este punto empezó a venirse la novela abajo, porque eso de ofrecer a la protagonista como si se tratara de un kilo de patatas no me gustó nada.

Pensé que el argumento aún podía salvarse, otras autoras te muestran protagonistas odiosos que luego arregla en capítulos posteriores, pero aquí no se ha dado el caso.

Tanto Rohan como Kate me han parecido faltos de gracia y de personalidad. La narrativa no me ha enganchado como en otras de sus novelas.

Al final de la historia la autora lo arregla un poco metiendo aventura, emoción y hasta romance. Lo malo es que cuando llegas aquí estás ya un poco defraudada de la novela.

A pesar de que como se puede ver, este libro no ha conseguido fascinarme como otros, pienso seguir dando oportunidades a la autora porque con anterioridad me ha hecho pasar muy buenos ratos y estoy segura de que va a volver a proporcionármelos... o eso espero.

Digamos que esta novela ha sido un ligero tropiezo.

O que yo soy muy exigente, que también puede ser.

 

Crítica realizada por Katon

Rohan Kilburn, duque de Warrington debe volver a Cornualles para frenar los ataques de los contrabandistas locales. En los últimos ataques ha tenido que intervenir la guardia costera y eso no es bueno para el negocio. Rohan se aprovecha de los contrabandistas para mandar mensajes y enterarse de todo lo que ocurre en esa zona a cambio de dejarles cierta libertad en sus acciones. Pero los últimos asaltos han llamado demasiado la atención. El duque de Warrington, conocido como La Bestia, es temido por su furia, por su mal genio y por su carácter despiadado, aunque la mayoría sean rumores falsos, los aldeanos no deben porqué saberlo. Con la intención de aplacar la ira de la Bestia, Caleb Doyle, el jefe de los contrabandistas le lleva como presente a una prostituta algo borracha. Aunque eso no evitará el castigo, el duque acepta el regalo.

Kate Madsen ha vivido los últimos años como una ermitaña, con la sola compañía de Charley, un anciano marinero, compañero de su padre y el encargado de su educación. Su vida había sido tranquila, sus primeros años a bordo del barco de su padre no son más que un lejano recuerdo. Su madre murió siendo ella pequeña y su padre falleció cuando ella la vivía en la costa de Darmoor, hasta que un día tres desconocidos entraron en su pequeña casita y la secuestraron. Tras un mes encerrada en un pueblo de pescadores es llevada, bajo los efectos del láudano al castillo de La Bestia. Debido a la droga que le han administrado sus reacciones son torpes, su mente es más lenta a la hora de descifrar la conversación y no puede oponer resistencia cuando dos guardias del duque la llevan a sus aposentos. Afortunadamente para ella el láudano la sumirá en un sueño profundo cuando ese desconocido gigante y ella entren en una espiral de placer. Rohan frustrado y anhelante de volver a saborear el dulce sabor de esa pequeña borrachina se traslada a otro cuarto en espera de que se le pase la embriaguez.

Al día siguiente y tras salvarla de morir despeñada, Rohan descubrirá la verdad sobre Kate Madsen, su instinto protector le exigirá hacer justicia en nombre de Kate. Pronto hallará en sus propios calabozos a dos de los implicados en el secuestro de la joven. Las razones del mismo serán un misterio hasta que Rohan descubra por casualidad el nombre de los antepasados de Kate. Ella es sin saberlo la última descendiente de uno de las familias más antiguas de los prometeos, aunque la ayuda de su abuelo, el conde Du Marin fue fundamental para la Orden a la que pertenece Rohan. Además es descendiente directa del alquimista que maldijo a su familia y por la cual los duques de Warrington acaban matando a sus propias mujeres.

Sin saberlo, el pasado de Kate y Rohan les unirá en el presente. Ambos deberán confiar en el otro y descubrir la tumba del alquimista, eso es lo que persiguen los prometeos y lo que deberán hallar Rohan y Kate. La relación entre ambos surgirá como algo natural, ninguno puede olvidar ese primer encuentro fortuito pero Rohan no se casará, su estirpe morirá con él y Kate se sabe inferior para aspirar a casarse con un duque, aunque éste sea el noble más atípico que exista en toda Inglaterra. El duque de Warrington, por primera vez en su vida, deberá mentir a sus amigos y compañeros de la Orden. Tras viajar a Londres y de ahí a Escocia se verán inmersos en aventuras peligrosas rodeados de todo el ingenio de los hombres del siglo de las luces.

Aunque el primer libro de esta serie me gustó, me pareció que en algunos momentos la autora relegaba un poco la historia de amor entre los protagonistas, además al ser el primer libro de una serie se centró en introducir al resto de personajes, más la explicación de la historia del enfrentamiento entre La Orden de San Miguel y los Prometeos. Este segundo libro, la historia del duque de Warrington me ha gustado mucho más. La historia entre Rohan y Kate me ha parecido muy bonita, él es un terco obstinado, además de un poco bruto pero Kate es demasiado lista como para dejarse engañar por esa fachada, en mi opinión forman una pareja perfecta. La trama general es muy interesante, me ha atrapado desde el principio y aunque un poco obvia en algunos momentos eso no le ha restado intensidad. Con un final trepidante y unas pruebas más pensadas para Indiana Jones que para un duque del siglo diecinueve están tan bien introducidas en la historia que hasta he perdonado ese desliz. En este libro vemos un poquito más de Drake, ese miembro de la Orden que ahora está con los prometeos. Un personaje muy interesante que crea mucha expectación, cada vez que aparecía esperaba que recordara algo más de su pasado.

En general me ha gustado mucho el libro, me lo he leído rapidísimo, la trama no decae en ningún momento, pero lo que sí me hubiera gustado es que se supiera algo más de los pergaminos. La relación entre Kate y Rohan vemos cómo avanza poco a poco y cómo intentan olvidar esa primera noche, como Kate se muestra abierta y confiada con él, no coarta su inteligencia adquirida a través de los libros y Rohan la admira más por ello. Kate es capaz de ver las inseguridades de Rohan así como de sus supersticiones y al burlarse cariñosamente de él, algo a lo que nadie se había atrevido antes. Una novela con intrigas, aventuras, equívocos y una bonita historia de amor. Espero que no tarden en publicar el siguiente libro, el que corresponde al conde de Falconridge, seguiré disfrutando con los libros de esta serie.

 

Crítica realizada por Dougless

2º libro de "El Club del Infierno".

Esta vez conocemos la historia de Rohan Kilburm, duque de Warrington. El sicario de la Orden, un perfecto guerrero que además resulta ser un poco supersticioso. Tiene que viajara a Cornualles donde tiene su casa para poner orden entre la gente de su aldea, que ha sacado los pies del cesto en lo referente al contrabando al que se dedican. Allí le apodan "la Bestia", apodo que el aprovecha para meterles el miedo en el cuerpo y hacer que entregen a los cabecillas. Los lugareños deciden entregarle un presente para apaciguarle un poco, que resulta ser nada más y nada menos que Kate Madsen, la hija de un famoso pirata al que querían atraer a tierra firme mediante el secuestro de su hija. La pobre Kate no sabe porque la llevan hacia Rohan vestida como una prostituta y drogada. Ella solo es una chicha que vivía tranquilamente en su casa rodeada de libros sin familia sin amigos, una solitaria.

Pero resulta que el regalito que le llevan al Duque es más de lo que parece, después del malentendido, Rohan decide ayudarla y le promete que habrá justicia. Lo irónico es que Kate resulta ser descendiente de uno de los fundadores de los prometeos, los enemigos de la Orden. Juntos se enfrentan a una emocionante aventura en busca de los rollos del alquimista, fundamentales para la orden.

Bueno, he acabado encantada con este libro, por ahora es el que más me ha gustado de esta autora. Aquí tenemos de todo, amor ,aventura, secretos, traiciones y una historia un poquito diferente de lo que me esperaba.

Rohan es un autentico hombre, de los que te enamoran al instante, alto, fuerte, musculoso y muy apasionado, te enamoras de él al instante , es muy leal y protector. Kate es una marisabidilla, enamorada de los libros, que han sido sus únicos compañeros en mucho tiempo, aun así tiene los pies en la tierra, pero cae rendida ante Rohan.

El único pero que le puedo poner es que empieza un poco lenta, se hace pesado el principio donde se presenta a Rohan como un adicto sexual, necesitado de mujeres continuamente. La escena donde tienen su primer encuentro me parece excesiva, le dedica como 12 páginas, para mi sobraba porque tampoco veo la necesidad de rellenar así , si tiene trama de sobra.

Al más puro estilo Indiana Jones, se embarcan en busca del tesoro, me ha gustado mucho esa parte, donde se declaran su amor , su boda también fue de lo mas original. Los secundarios también dan mucho juego, el padre de ella, los hermanos de la orden de él, los lugareños. También nos cuenta algo de Drake, del que estoy deseando leer el libro pero no parece que sea el siguiente.

Os la recomiendo, pasareis un buen rato y es un poco distinta del resto.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |