Elizabeth Urian - Nunca dejes de esperarme

Valoración:

Crítica realizada por Irdala

Julian Montague, el conde y protagonista masculino de esta historia, en el barco en el que regresa de un viaje sufre un intento de asesinato. En la trifulca con su asesino, cae al mar y es rescatado por unos piratas argelinos. Su familia, después de muchas indagaciones y aunque no aparece el cadáver, lo dan por muerto. Él pasa tres años en una prisión de Argel sufriendo todo tipo de vejaciones y penurias sin ninguna esperanza de volver a su vida, a su casa y con los suyos.

Después de un acuerdo entre gobiernos, se produce la liberación de prisioneros y estos son devueltos a Inglaterra. Lo único que Julian revela cuando le rescatan es su nombre y su título. Sin embargo, y como se comporta como un loco, nada más pisar tierra lo encierran en un manicomio. Avisan a su supuesta familia para que verifiquen si el sujeto que tienen encerrado es quien dice ser. Julian luce una espesa barba y una larguísima melena, está delgado y desaseado y no dice ni media palabra. Al advertir que el tipo que no hace amago de reconocer a nadie es, a pesar de todo, Julian de Montague, su hermano y su tío se lo llevan a su casa convencidos de que ha perdido la cordura.

Catherine Montague, la esposa del conde, durante los tres años transcurridos desde la desaparición de su marido, siempre ha sentido en su fuero interno que Julian estaba vivo. Sin embargo, acoge su regreso a casa con desconfianza, desazón y un frío recibimiento.

Muy pronto se empieza a correr la voz por todas partes de que el antiguo duque ha regresado... aunque el pobre hombre está como un cencerro.

Bueno, pues hasta aquí puedo contar porque desvelar un poquito más sería revelar demasiado de esta interesante y divertida trama.

Nunca dejes de esperarme es una novela que engancha desde el principio y que te tiene entretenida y enredada hasta el final. Es una historia con un importante componente de intriga, de hecho a lo largo de toda la lectura estás maquinando quién será el malo de la película.

En cuanto a la relación de la pareja protagonista, no se trata de un romance que ves nacer, pues Catherine y Julian ya están casados y gozaban, antes de la desgracia, de una relación estupenda, es más bien, por las circunstancias de la ruptura obligada, una historia de reencuentro, de confianza y de renacimiento del amor.

La novela está muy bien planteada y trabajada en cuanto a entretenimiento, misterio, intriga (un poco al estilo Agatha Christie) diálogos, humor y personajes se refiere. Incluso para quienes amamos que nos cuenten historias de amor paralelas, hay una pareja secundaria que también tiene su correspondiente idilio con una bonita resolución feliz.

Nunca dejes de esperarme me ha gustado mucho. Desde mi punto de vista es una novela romántica cuya trama es amena y original, escrita de forma sencilla, que procura una lectura fácil y solazada y que lees de un tirón intrigada y divertida hasta el final.


Crítica realizada por Malory

 

Le tenía ganas a esta novela porque el argumento me parecía muy original y la verdad es que no me ha decepcionado. Me ha ido atrapando poco a poco hasta engancharme por completo.

Cuenta con una trama estupenda a la que no le falta de nada: intriga, romance, traiciones, pasión... y todo perfectamente hilado para mantenerte pagada a sus páginas.

Me ha gustado el hecho de que los protagonistas ya estuvieran casados, como ya he dicho, me ha parecido muy original el enfoque que Elizabeth Urian le ha dado a la historia de esta pareja que, después de tres años separados y en los que ella se cree viuda, deberán volver a confiar el uno en el otro, recuperar la pasión que habían compartido y sobre todo descubrir si son capaces de volver a amarse.
Los personajes están bien trabajados, aunque son cuatro los que destacan por encima del resto.
Evidentemente dos de ellos son los protagonistas. Julian me ha encantado, es decidido, tenaz, inteligente, apasionado y sobre todo muy humano, con dudas y miedos, porque a pesar de su determinación no puede evitar flaquear cuando está con Catherine. Además demuestra ser un actor consumado, al interpretar el papel de trastornado, consiguiendo robarte unas sonrisas en algún que otro momento.
Ella, Catherine, demuestra tener una fortaleza y un carácter que ni ella misma sabía que poseía. Querer recuperar a su esposo, al que ella recordaba, al que había amado será el detonante para ese cambio de actitud.
La otra pareja que destaca son la hermana pequeña de Julian y el supuesto profesor de alemán, que tiene su misterio personal que resolver, pero en el proceso se enamorará. Ellos aportan la parte tierna y dulce a la novela con su romance.

La trama cuenta con la dosis perfecta de intriga y enredo. Ha sido de esas historias en las que acabas sospechando hasta del apuntador y en las que llegado a un punto no puedes dejar de leer hasta que la terminas y descubres de una buena vez quién era el asesino, qué pasa con la joven pareja de enamorados y cómo resuelven las cosas los protagonistas... he de decir que el final es perfecto, bueno, menos por una cosa que me ha dado mucha penita aunque es de entender esa reacción (l@s que lo hayáis leído sabéis a qué me refiero y l@s que no, pues tendréis que leerlo para saberlo jejeje)

En definitiva, una historia estupenda, bien escrita, muy entretenida, original, que engancha y con la que he disfrutado.
Totalmente recomendable.


Crítica realizada por Katon

Tenía este libro pendiente desde que salió con la Selección así que he aprovechado estos días de descanso para leer libros pendientes.

La trama relacionada con la desaparición de Julian me ha parecido muy bien desarrollada, dudas de todos los personajes en algún momento u otro. Es original el comportamiento de Julian, entiendo sus razones y lo cierto es que el papel de loco le va muy bien, jeje.

La relación con Catherine también me ha atrapado. Ella ya no es la joven de dieciocho años enamorada que Julian dejó en Inglaterra. Ha madurado y se ha convertido en una mujer dulce pero con carácter. El reencuentro entre ambos está lleno de dudas y han sabido muy bien describir esas escenas. Pero ellos eran un matrimonio enamorado y Julian poco a poco va cayendo aún más en el embrujo de Catherine, y ella ansía ver esos momentos en que el comportamiento de Julian le recuerda al hombre del que se enamoró.

Destaco al personaje de Catherine, por su entereza y por no rendirse con su esposo al que muchos tachan de loco. Me ha parecido como si el personaje de Julian fuera algo diferente de unas escenas a otras, es difícil de explicar, pero la fuerza del personaje se perdía en algunos momentos para volver a ser un personaje igual de completo que en escenas anteriores, o a lo mejor ha sido solo impresión mía.

Aquí además contamos con el aderezo de la historia secundaria de Sophia y el profesor de alemán. Una historia dulce y tranquila que me ha gustado mucho, Sophia pedía su momento de gloria a gritos, es un personaje muy interesante y con el que te encariñas desde el principio.

Por ponerle alguna pega a la novela que en general es muy entretenida y con una trama muy interesante es el final para Gregory, me ha dejado un poco descolocada, no me lo esperaba y me pregunto si tendrá historia propia...

Resumiendo, recomendable para pasar un rato muy entretenido intentado descubrir quién es el asesino y el causante de la desaparición de Julian.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |