Elizabeth Camden - Contra la marea

Valoración:

Crítica realizada por Marta 11

Me alegra saber que la editorial Palabra se ha animado a seguir publicando títulos como «La hija del tutor», novelas románticas históricas blancas con grandes dosis de misterio. No había oído hablar de Elizabeth Camden pero ya me he puesto al día gracias a Goodreads, esta autora tiene unos cuantos libros publicados de este estilo, la mayoría autoconclusivos como este, ojalá podamos seguir disfrutando de sus historias. Con este libro aterrizamos en el Boston de 1891, contada en tercera persona desde el punto de vista de los protagonistas.

Ha sido una lectura muy interesante por varias razones pero en especial por Lydia, nuestra protagonista, con apenas veinticuatro años posee la bravura de todo un ejército, a pesar de la época en la que vive no se deja amedrentar y consigue un trabajo como traductora en un astillero naval. No solo habla a la perfección cinco idiomas (ruso, albanés, griego, turco e inglés) sino que también sabe desenvolverse por el mar, desde bien pequeña vivió en un barco junto a su familia, hasta que queda huérfana. Así que su trabajo le viene como anillo al dedo.

La muchacha vive en una cómoda rutina, siendo su única preocupación reunir todo el dinero posible para pagar su apartamento. Bebe los vientos por su jefe, el almirante Fontaine, un viudo de unos cuarenta años. Siente la obligación de demostrar su valía día tras día para que su superior vea que, a pesar de ser mujer, tiene la misma capacidad que el resto de sus compañeros.

Su burbuja de felicidad se ve atacada por el Adonis, Alexander Banebridge (Bane). Nuestro protagonistas tiene varios nombres, aunque no diré por qué. Es un amigo del almirante y contrata a Lydia para que le traduzca diversos textos, animada por su jefe la chica acepta de buen grado.

Sin comerlo ni beberlo, Lydia se verá inmersa en numerosos peligros a causa de Bane. Aquí es donde la protagonista demuestra toda su valía, dejando en un segundo plano a Banebridge. Bane ha luchado contra la distribución y venta del opio durante años, sin la ayuda de Lydia no hubiera podido lograr lo que consigue al final del libro, la muchacha se enfrenta sola a El Profesor y además logra superar una dura enfermedad.

«... a menos que ocurriera un milagro, ella y Bane no serían más que dos barcos que se cruzan en el océano en mitad de la noche.»

Su relación en un primer momento era tirante, máxime con los muros que levanta el hombre contra cualquier tipo de relación o afecto. Lydia irá rompiendo muralla a muralla hasta poder llegar a él. No será nada fácil.

«-Llevo mucho tiempo buscando un faro, una guía, pero todo es inútil. Una y otra vez choco contra las rocas y me veo arrastrada hacia el mar.»

El comportamiento de Bane me resultó bastante egoísta, me hubiera gustado que Lydia acabara con Eric -aunque tampoco se portó bien con ella-. O mejor aún, que permaneciera soltera. Creo que ha sido la única con seguridad, agallas y valentía suficiente para hacer frente al culpable de todas las adicciones de la sociedad.

Para mí Bane no ha estado a la altura, además ha soltado unas perlitas que no me han gustado nada («yo no me caso con ....», no termino la frase para no hacer spoilers). En ningún momento duda en poner en peligro a Lydia, la chica siempre acaba sacándole las castañas del fuego y después la aparta.
Aunque alguna vez le dedica alguna palabra bonita como: «Lydia yo soy tu faro. Ahora mismo, mi propósito en el mundo es sostenerte y guiarte hasta el puerto. No pienso abandonarte.». Soy más de hechos que de frases.

Por último, no sé si es la traducción, corrección o estilo de la autora pero he encontrado una barbaridad de adverbios de modo (acabados en -mente). No sé si es una manía personal pero me chirría verlos, sobre todo si hay varios en una misma página. No son necesarios ni imprescindibles (suavemente se puede sustituir por «con suavidad» por ejemplo). Empobrecen bastante el texto y es una pena porque la autora escribe muy bien.

En resumen, «Contra la marea» es una novela que nos sumerge en el mundo de las adicciones y el naval, de la mano de una protagonista fuerte y con gran personalidad que desde bien pequeña solo sobrevive e intenta hacerse un hueco entre los hombres. Siendo independiente y luchando por sus convicciones. En medio de esta trama llena de misterio también habrá hueco para una relación casi imposible, aunque Lydia no se rinde con facilidad.

 

Crítica realizada por Luciago

Elizabeth Camden me ha conquistado con esta estupenda historia, vibrante, llena de misterio, suspense, con dos protagonistas excepcionales que saben superar sus pasados oscuros y salir adelante.

La historia empieza con la niñez de Lydia, para seguir quince años después, cuando ella ha conseguido por fin tener una vida que le proporciona seguridad y orden. Trabaja para el Almirante Fontaine como traductora, y en esa oficina sus compañeros forman su pequeña familia. La aparición de Alexander Babridge trastorna completamente su modo de vida, y se ve involucrada en sucesos que podrían costarle la vida y perder su trabajo. No obstante, por el amor que empieza a sentir hacia Bane y su sentido de la justicia, no dudará en emprender un viaje que puede ser sin retorno.

Sin duda, mi personaje favorito ha sido Lydia. Siendo una niña de nueve años, pierde a sus padres y es ingresada en un orfanato. Su inteligencia y capacidad de trabajo, no le impiden salir de ese mundo caótico y desarraigado en el que ha caído sin culpa alguna. A pesar de todo lo pasado, sigue teniendo una inocencia innata y un optimismo contagioso que llega a todos los que la rodean.

Alexander "Bane" ve todo esto en ella cuando la conoce, y la atracción que tiene sobre él es inmediata y profunda. No obstante, Bane tiene prohibido el matrimonio, debido a la cruzada que ha emprendido contra los contrabandistas del opio y de una persona en particular que le hizo mucho daño. Es un ferviente creyente y ha prometido que pasará su vida luchando para erradicar el opio de la venta libre.

Ellos dos se unirán para la lucha emprendida, pese a que la vida de ambos está amenazada por sus enemigos.

La novela tiene mucha acción y está muy bien ambientada. La documentación acerca del consumo de opio en esta época es fidedigno. El proceso de desengancharse de la adicción al opio me ha puesto los pelos de punta. Como se describe el sufrimiento de la persona y la gran voluntad que tiene que tener el que sufre de esta adicción.

La mayor parte de la historia la llevan los dos protagonistas, pero hay algunos secundarios que me han gustado mucho, como son los compañeros de Lydia en la Marina, y sobre todo el Almirante Fontaine, del cual me gustaría leer una historia. Los personajes negativos los he odiado por el daño que hacen a la humanidad. Todos están perfectamente retratados.

Tengo que hacer notar que Bane es un creyente devoto y decidido en su redención. Dios tiene mucho que ver en la historia y permanece latente a lo largo de la narración.

Me ha enganchado desde el principio. El interés por ver cómo evolucionaba el misterio y la gran dosis de intriga, me ha tirado todo el tiempo que he estado con su lectura. La historia de amor "blanca" entre los protagonistas ha sido preciosa y el ver cómo se iban enamorando y conociendo me ha encantado.

Es una novela muy bien escrita, con un argumento coherente y adictivo, al que no le falta el sentido del humor, ya que la simpatía de ambos protagonistas llena la prosa de diálogos chispeantes y divertidos, que te hacen sonreír en numerosas ocasiones, y que pese a los problemas que van surgiendo, al terminar su lectura, te queda un muy buen sabor de boca. El epílogo final ayuda a ello.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |