Elena Garquin - Me llamo Maddie

Redactoras: Críticas de Maribel Moreno

Valoración:

Crítica realizada por Maribel Moreno

Todas las historias que he tenido el gusto de leer de esta autora me han encantado, y esta no podía ser menos, me han enamorado sus personajes y hasta me ha sabido a poco.

El prólogo de la historia nos sitúa un año antes, un incendio que cambiará la vida de Gabriel de todas las formas posibles.

En la actualidad Gabriel y Maddie se conocen en Tinder, unas conversaciones como poco muy interesantes y una cita a ciegas que los dejará con ganas de conocerse mejor, pero los dos cargan con una mochila llena de dolor y de miedo a volver a sufrir, por lo que no darán el paso a volver a quedar, aunque el destino está empeñado en que sus caminos se junten.

Maddie es una joven madre de dos hijos, Brooke y Noah, este último, autista. Le han hablado de la delfinoterapia que le puede ayudar y Maddie empujada por sus buenos amigos Ashley y Julian, se anima a llevarlo. Pero su sorpresa será cuando vea quien es el monitor.

Gabriel fue bombero hasta un año atrás en el que un incendio arrasó con su vida tal como la conocía, dejó atrás todo y emprendió un camino totalmente diferente, eso si, siempre ayudando a los demás. Ahora trabaja como monitor de delfinoterapia para tratar a niños con problemas, y no puede ponerse más feliz al ver aparecer a Maddie por sus dominios.

Gabriel ha encontrado una mujer por la que está dispuesto a luchar, le gusta mucho Maddie y también sus hijos, aunque en los tres se palpa el miedo y el dolor por un pasado reciente que les ha hecho mucho daño.

Los dos ocultan secretos y a los dos les cuesta mucho abrirse, pero poco a poco se van apoyando el uno en el otro y van dejando los malos recuerdos, aunque tienen mucho camino por delante para volver a ser las personas que un día fueron.

Como he comentado al principio, me ha encantado la historia, me ha parecido preciosa, hay mucho dolor en ella pero también mucho amor.

Los personajes me han enamorado por completo, tanto los protagonistas como los secundarios que les acompañan.

Maddie es una mujer que está luchando día a día por volver a llevar una vida normal, y su principal motivo son sus dos gemelos de diez años. Trabaja como camarera en el bar de Julian y ha decidido que es hora de conocer a alguien, o más bien es Ashley la que le da el empujoncito. Así por internet dará con la persona más increíble y buena, a parte de sus amigos, con la que se ha encontrado desde hace mucho tiempo, Gabriel. Pero Maddie no puede abrirse a nadie todavía, hay muchos secretos en su vida, mucho miedo y desconfianza, por lo que la relación con el monitor de su hijo avanza poco a poco y al menor descuido retrocede.

Me ha gustado mucho este personaje, aunque a veces peca de desconfiada y cerrada, pero es valiente, luchadora y se va superando con cada paso que da.

Gabriel, eso son palabras mayores, ya que enamora sin proponérselo, y no solo a Maddie, Brooke y Noah, también a mi me ha dejado coladita.

Gabriel también carga con una mochila de culpa, remordimiento y dolor que le ha hecho dejar su profesión y la vida que tenía atrás.

Pero cuando Maddie y sus pequeños entran como un remolino en su rutinaria vida, está dispuesto a avanzar por ellos, a dejar atrás todo aquello que tanto daño le hace y comenzar de nuevo.

Me ha encantado este personaje porque además de pícaro, simpático y guapo, tiene una paciencia y una dulzura que encandilan.

Como secundarios tenemos a los pequeños que nos darán más de una lección de vida y de superación, han vivido mucho a su corta edad y son muy maduros, pero también son unos niños adorables.

Y también hay que destacar a Ashley, amiga de Maddie que solo quiere que avance y pondrá todo de su parte para que así sea. Y como no, su marido Julian, que es un poco mamá gallina con Maddie y los niños. Me han encantado los cuatro.

La pluma de la autora, como siempre es fresca, sencilla pero muy cuidada, ha creado una historia dramática pero llevada de manera sutil, con unos diálogos que no tienen desperdicio. Narrada en tercera persona, pero desde el punto de vista de ambos protagonistas por lo que los conocemos perfectamente a los dos.

Me llamo Maddie es una historia preciosa, profunda, dura y a la vez muy tierna. Una historia de dos personas con muchas cicatrices que sanar, dos personas a las que el destino ha decidido juntar para que se curen mutuamente, con todo el amor que se profesan, y darles así una segunda oportunidad que tanto se merecen.

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.