Elena Bargues - Una dulce herencia

Crítica realizada por ELSA

Alba Ansorena, hija de los marqueses de Lucientes, vive en la burbuja de comodidad propia de su aristocrática familia, aunque ella, a espaldas de sus padres, traza unos planes muy diferentes para romper con su destino. Acude con la familia a pasar un verano más en el Sardinero; sin embargo, en esta ocasión, el regreso de Cuba de una desconocida abuela sacará del armario familiar los esqueletos guardados que alterarán de forma drástica su apacible existencia.

Al mismo tiempo, un atractivo viudo se cruzará en su camino. Tras un exilio de cinco años, Eduardo Arias ha regresado y levanta rumores de un escándalo en el pasado allá por donde va. A pesar de las advertencias y del vacío que la sociedad ejerce en torno del hombre, Alba no hace caso y transgrede las invisibles normas.

La acción transcurre durante el veraneo de los reyes, de la Corte y del Gobierno en la ciudad de Santander, la cual permanece ajena a la primera guerra europea y al hambre que asola España por el encarecimiento de los alimentos, aunque no podrá escapar de la gripe que se convirtió en pandemia y que causó más muertes que el propio conflicto bélico.

Esta visita a Santander va a suponer para Alba, aparte de salir de la rutina, el conocer a su abuela de la que apenas tiene recuerdos, Doña Brígida, una mujer de armas tomar, acostumbrada a llevar sus negocios desde muy joven, ha vendido el ingenio que poseía en Cuba para aposentarse en esta ciudad y ver cómo le va la vida a sus dos hijos, hijos que aportaron capital y se casaron con dos aristócratas.

Y así entre reuniones se va relacionando esta familia, descubriendo todos sus secretos y sus ambiciones.

Me ha encantado la protagonista, aristócrata pero adelantada a su tiempo, una mujer con amplitud de miras, que debe a la educación recibida de una profesora, con ganas de valerse por sí misma y que no suele hacer caso de “el qué dirán”, hace gala de una fina ironía, algo impensable en las damas de entonces y esa lengua afilada es lo que hace que Eduardo Arias, un viudo con un terrible secreto en su pasado, se siente fuertemente atraído por ella.

Eduardo es el hombre perfecto para Alba, es maduro, atractivo, no alardea de su posición y lleva con mucha entereza un pasado que no le abandona y le da la perfecta réplica a Alba con sus comentarios ácidos e ingeniosos.

En torno a estos protagonistas hay unos secundarios muy logrados, entre los que destaca Dª Brígida, la abuela, que tiene un papel importantísimo en todos los acontecimientos de esta familia, me ha encantado esta mujer, su pragmatismo, su orgullo, su preocupación por su familia y esa debilidad por Alba con quien se siente más identificada que con el resto de los nietos, así como Leo el primo de Alba con el que tiene mucha complicidad y Doña Amparo la profesora artífice de la forma de pensar de nuestra protagonista.

La novela está perfectamente ambientada y documentada, refleja perfectamente la sociedad española en unos tiempos convulsos entre el hambre que golpeaba a la población y la llegada de nuevas tecnologías como son las compañías hidroeléctricas y rodeados de una guerra en Europa, refleja asimismo lo poco que se tenía en cuenta a las mujeres y si eran de origen humilde peor. Creo que es una novela muy completa tiene una historia romántica e intriga en torno al protagonista e incluso los secundarios.

Leer a Elena Bargues es un gustazo, no solo por lo bien que escribe sino por ese manejo del vocabulario que tiene, rara es la vez que al terminar un libro suyo no he aprendido una palabra nueva.

Resumiendo, una novela muy recomendable.

 

 

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |