Eleanor Rigby - Un ático con vistas

Redactoras: Críticas de ELSA

Valoración:

Crítica realizada por ELSA

Quién dijo que era necesario salir de casa para encontrar el amor?

Una divertida y entrañable comedia romántica.

¿Quién es el hombre que vive en el ático de la calle Cortázar, y por qué nunca se deja ver? Esa es la pregunta que atormenta a la comunidad de vecinos del edificio 13. Incluida a Matty, que aunque no vive allí, conoce la leyenda de Julian Bale y siempre lanza una mirada curiosa a su ático desierto.

Un anuncio en el tablón del bloque de pisos se presentará como la oportunidad perfecta para resolver el misterio. Solo ella se atreverá a adentrarse en la guarida del lobo, llevándose una sorpresa cuando descubra a alguien muy distinto a lo que imaginaba.

Julian es un hombre que se ha mudado a un ático de una comunidad de vecinos y que ha suscitado mucha curiosidad porque nunca sale de casa, los vecinos han intentado contactar con él para darle la bienvenida a la comunidad pero ha sido imposible, no ha abierto la puerta, todos hacen cábalas sobre su personalidad, que si es un violador, un asesino… hasta que un día aparece un anuncio en el portal solicitando una asistenta para ese ático misterioso.

Matty es una amiga de unas de las vecinas del bloque y que pasa más tiempo allí que en su casa, trabaja en una librería de segunda mano, que cierra debido a las pocas ventas y se encuentra sin trabajo y por consiguiente sin  poder pagar el apartamento donde vive, por lo que sus amigas le ofrecen la habitación que les sobran y la animan a solicitar el puesto de asistenta que se ofrece en el anuncio.

Julian no es ninguna de las cosas imaginadas por sus vecinos en un hombre joven, muy atractivo, norteamericano, que ha desarrollado agorafobia por una serie de acontecimientos y trabaja desde casa.  Es atendido por su hermana que le lleva la compra y demás cosas que necesita periódicamente, es psicóloga y decide que su hermano no puede continuar así por lo que se inventa un traslado a Barcelona, para contratar a una asistenta y que a la vez que se ocupe de llevar la compra y demás, tengan interacción con otra persona aparte de ella.

Matty es una persona abierta, divertida, optimista, la antítesis de Julian pero tras toda esa fachada de positividad se encuentra una mujer muy fuerte que también ha tenido que lidiar lo suyo con la vida.

Es la primera vez que leo a esta autora en actual, la había leído en histórica, y la verdad se le da bastante bien, me ha atrapado desde la primera línea. El personaje de Julian está muy bien construido una persona muy inteligente, con unos valores humanos increíbles, pero inmovilizado por esa agorafobia que no puede superar. Por una serie de características en la construcción del edificio las conversaciones se oyen a través del patio y llegan con perfecta nitidez al ático, así conoce a los vecinos y toda la problemática de cada uno, incluso tiene soluciones para sus problemas. Matty es la  persona perfecta para él, a la que conoce por su voz a través del referido patio, es una joven positiva, amiga de sus amigos, siempre dispuesta a pensar que todo el mundo tiene una parte buena, no ha tenido suerte en el amor, porque piensa que no es lo suficientemente sexy para atraer a los hombres que se quedan siempre como amigos. El encuentro entre los dos es apoteósico y la relación al principio está llena de exabruptos por parte de Julian que se encuentra con su intimidad invadida, me ha encantado esos diálogos entre los dos, llenos de comentarios irónicos, chispeantes y que poco a poco van rolando a otro tipo de relación.

Los secundarios tienen una parte muy importante en la historia, sin restar protagonismo a los principales, son divertidos, amables, hay una septuagenaria que es escritora de novela romántica, las amigas de Matty que tienen una empresa de catering, una mujer madre soltera que tiene relación con un político, una pareja de gays, un matrimonio profesores de historia con tres hijos, un padre soltero con un hijo, una pareja formada por un español y una venezolana, en fin todos forman parte de ese bloque y cada uno con sus comentarios te hacen sonreír, pero aunque esta es una comedia, lo cierto es que la autora ha tocado un tema peliagudo como es la agorafobia, y el poco caso que hacemos a nuestros semejantes pasando del tema y muchas veces sin preocuparnos por esos vecinos que quieras que no forman parte de nuestra vida, como digo ha sido una novela muy interesante que lees de un tirón y que demuestra que la autora puede dedicarse al género que sea que lo hace muy bien.  

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |