Elaine Coffman - La hija abandonada

Valoración:

Crítica realizada por Sandrayruth

Primer libro de la serie Crónicas Italianas.

Maresa Fairweather era la quinta hija de un hombre que la abandonó al quedarse viudo. Pero era muy afortunada por tener a Percy Bronwell para protegerla. Pero éste, consciente de que su amor por Maresa no era correspondido, decidió alistarse en la marina.

Siempre se había sentido atraída por el hombre equivocado... hasta que los chismorreos de los vecinos la obligaron a emprender viaje y marcharse a Italia. Aunque allí tampoco consiguió cambiar de costumbres y, cuando tuvo que romper un compromiso urgentemente, decidió volver a recurrir a la ayuda de Percy. Y él volvió a salvarla de la única manera que se le ocurrió: ofrecerle un matrimonio de conveniencia.

Después de una sola noche juntos, Percy tuvo que regresar a la marina... y Maresa se convirtió en la mujer que estaba destinada a ser, una mujer capaz de arriesgar su propia vida por darle a su marido lo que él siempre le había dado a ella, amor incondicional. ¿Sería demasiado tarde?

Este libro se podría decir que está escrito por las distintas etapas de la vida de Maresa. Al principio la autora nos muestra la desgarradora historia del padre de Maresa, lord Strathmore, un hombre desgarrado por el dolor, pues su esposa , que está de parto, se está muriendo, y él es el que tiene que elegir si deja que viva su esposa o su hijo por nacer. Sabiendo que quizás sea su última oportunidad de tener un hijo varón, decide que el que tiene que nacer es el niño, pero cuando le comunican que su esposa fallecida a dado a luz a una niña, decide en ese mismo momento abandonarla a ella y a la casa en la que vivía y marcharse a Londres con sus otras cuatro hijas, sin ni siquiera ponerle un nombre.

Así es como Maresa comienza desde su primer día de nacimiento a vivir sola, con la compañía de una prima lejana de su padre, una joven viuda. Los primeros días de Navidad y sus cumpleaños su padre la acompaña, pero según van pasando los años deja de ir, por lo que Maresa se cría completamente sola. Cuando se entera de que tiene familia en Italia les escribe una carta para saber más cosas de ellos, pero su familia le responde que ahora mismo están en guerra y es peligroso que viaje a Italia, que cuando se acabe la guerra será el momento para que vaya a Italia y les conozca. Cuando Maresa empieza a crecer, los niños y niñas se ríen de ella, y aunque ella dice que no le importa, en el fondo le duele porque piensa que nadie la quiere. Y es ahí cuando entra en su vida Percy Bronwell, pues es el único niño que la habla y que además le cae bien. Con el paso de los años los dos van creciendo juntos, y aunque Maresa nada más que ve a Percy como un amigo, no le pasa lo mismo a Percy, pues ve en Maresa a la mujer más bella, inteligente y cariñosa, en definitiva, la mujer con la que quiere pasar el resto de su vida.

Cuando Maresa conoce al hermano de Percy, se da cuenta de que Stephen la presta atención y piensa que quizás sea porque ya es una mujer y puede atraer a los hombres, por lo que decide comprometerse con él, pero con el paso de los días se da cuenta de que realmente no le quiere, por lo que decide romper su compromiso. Es desde ese momento cuando a Maresa la tilden de rompecorazones y de persona horrenda, pero su prima la enseña a no hacer caso a lo que los demás piensen de ella, por lo que no será el primer corazón que Maresa rompa. Percy por su parte decide alistarse en la Marina, por lo que pronto tiene que embarcarse para luchar en la guerra contra Napoleón. Maresa se siente sola, por lo que no hace otra cosa que comprometerse pensando que está enamorada, y después cuando se da cuenta de que no lo está rompiendo los compromisos, por eso cada vez que Percy vuelve a casa por un permiso se encuentra con Maresa comprometida con otro.

Un tiempo después Maresa recibe la extraña visita de su padre, pues está decidido a que Maresa se marche a vivir con él y sus hermanas a Londres, pues está harto de escuchar toda clase de rumores sobre ella. Maresa no quiere marcharse, pero está claro que está obligada a ello, por lo que le pide a su padre que su prima viaje con ella, y su padre decide que viaje con ella por el momento. En Londres es recibida por sus hermanas, las cuales no la tratan demasiado bien, cosa que también es normal, pues nunca ha tenido trato con ellas. En Londres Maresa se encuentra a gusto, pues va a bailes, viste ropa bonita ya demás conoce a hombres interesantes, y aunque al principio se dice que ha tenido un debut espectacular, pronto las malas lenguas empiezan a decir que se toma las relaciones a la ligera, por lo que su padre le manda un ultimátum, o se casa en un año con el hombre que decida o él mismo decidirá por ella. Por eso cuando todo el mundo se entera que la guerra ha acabado, Maresa decide viajar a Italia para allí conocer a su familia materna. Y es ahí en Italia cuando Maresa se encuentra comprometida otra vez, y sin saber qué hacer hace lo que le parece más sencillo, casarse con Percy, pues este le ofrece matrimonio para poder escapar del otro. Maresa siente que le está rompiendo el corazón a Percy, pues cree que él se merece una mujer que le quiera y no una que siempre le esté dando disgustos, pero su padre le da un toque, pues no piensa dejar que Maresa se case con un hombre que no tiene dinero aunque ella está dispuesta a todo con tal de que no los separen. Pero cuando dan a Percy por muerto después de pasar una noche inolvidable, Maresa se da cuenta de que realmente de quién está enamorada y siempre lo ha estado es de él, por lo que con su muerte queda completamente destrozada y sin saber qué hacer, pues nunca le dijo que le quería y ahora no podrá hacerlo.

He de decir que al principio Maresa no me ha caído del todo bien, pues la veía completamente alocada y frívola, siempre comprometiéndose con el hombre equivocado, sin darse cuenta de quién la quiere de verdad, pero cuando tiene que dar su vida por Percy y lucha hasta el final por él, se ha ganado mi simpatía. Percy en cambio me ha encantado, un hombre cariñoso, amable y fiel a sus principios. La verdad es que al principio me daba mucha pena, porque Maresa no se daba cuenta de lo que él sentía, sobre todo porque es un personaje al que desde el principio se le coge cariño. Los personajes secundarios me han gustado mucho, sobre todo la familia materna de Marisa, unas personas que la hacen sentirse querida y con los que me he reído mucho, sobre todo con Angelo y Serena. Quien no me ha gustado nada es el padre de Maresa, porque aún sabiendo cómo termina, creo que la autora ha sido demasiado débil con él, pues creo que tendría que haberle hecho sufrir por su trato hacia Maresa. La ambientación está muy bien narrada, pues la autora nos enseña Inglaterra, Londres, Italia y hasta la vida en un barco. El primer libro de una serie que recomiendo a quién quiera pasar un rato entretenido, espero que el próximo de la serie sea igual de entretenido que este y que cuente la historia de alguno de los secundarios como Angelo o Serena.

Mi puntuación es de 4/5...

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |