E.L. James - Mister

Crítica realizada por Rocío DC

Esta novela llegó a mí en cuanto salió, la tenía esperando para ser leída y ahora por fin le llegó el momento de ser devorada, pues engancha tanto que me ha durado un suspiro.

Tenía ganas de leer lo nuevo de esta autora, aunque reconozco que me daba un poco de miedo. Más que nada por ver si me iba a encontrar más de lo mismo o no. Y para nada ha sido así. No he podido quedar más maravillada con esta novela.

Mister nos cuenta una apasionante y original historia entre Maxim y Alessia.

Maxim es un joven inglés que se dedica a vivir la buena vida lejos de la responsabilidad, hasta que de la noche a la mañana se ve heredando todo lo que por nacimiento le correspondía a su hermano mayor. Un título nobiliario, riquezas y responsabilidades varias imposibles de ignorar, hacen ahora de su vida un auténtico caos. A esto además le sumamos la presencia de una nueva asistenta en su casa, que lo está volviendo loco...

Alessia es una joven de origen Albano, que ha tenido que tomar medidas desesperadas para poder sobrevivir a un oscuro destino.

Lo que empezó como una aventura para comenzar una nueva vida se convirtió en una pesadilla, y ahora en Londres, lejos de todo lo que conoce, intenta curar sus heridas y salir adelante.

Su nuevo jefe es lo único atractivo que tiene en su vida de vez en cuando y es algo tan lejano como una estrella para ella.

El peligro y la atracción unen el camino de dos personas tan dispares como Maxim y Alessia, que tendrán que enfrentarse a muchas cosas, incluso a ellos mismos, para seguir adelante y aceptar lo que nace entre ellos.

Contaría muchísimas cosas sobre esta novela. Muchas y todas buenas, pero creo que realmente merece la oportunidad de ser leída y disfrutada por uno mismo.

A mí me ha encantado, maravillado y sobre todo sorprendido.
Es una historia realmente conmovedora, que ha despertado en mí miles de emociones y sentimientos imposibles de olvidar y de los que tardaré en recuperarme. Y es que Alessia y Maxim se me han clavado adentro de una forma inesperada y muy especial.

La verdad es que cuando leí la sinopsis pensaba que iba a ser un tema más trillado, lo típico de hombre rico conoce a chica pobre etc, etc.... y no me he podido equivocar más.

Sí, Maxim es un hombre rico que conoce a chica pobre. Y hasta ahí el tema trillado. Lo demás es diferente.

La autora, bajo mi punto de vista, ha creado una preciosa historia con una trama bastante original, donde la ambientación junto con el drama, el humor, la pasión, la intriga y el amor, son combinadas a la perfección para crear una historia de sobresaliente.

A la que añado además lo magnifico que me ha parecido que no haya caído en nada parecido a lo que ya escribió anteriormente, que aunque me gustó, no quería ni esperaba más de lo mismo. Y cuánto me alegro de que haya sido así.

Me satisface que la autora haya demostrado que no hay más de cincuenta sombras. Que es capaz de crear mucho más, (puestos a comparar, algo que odio) incluso mejor.

Destacar sobre todo los personajes protagonistas, que me han enamorado totalmente.

Alessia es digna de admirar por su fortaleza, carácter y personalidad. Es una luchadora nada que no se conforma con lo que le ha tocado vivir, y eso me encanta.

Maxim es un personaje ¡tan humano! Es un hombre que actúa según su instinto, que posee con un carácter encantador, protector, leal, correcto. Lo adoro. Es perfectamente imperfecto. Simplemente me ha robado el corazón sin remedio.

Aunque, como toda buena historia, no sería lo que es sin sus buenos personajes secundarios que aquí hay varios e importantes, y que sospecho, volveremos a leer.

Quiero aclarar por último, que aunque la novela tiene un buen cierre, pienso que es muy probable que la historia tenga una continuación. Al menos mi sensación al terminarla es esa.

Por mi parte ojalá sea así y la podamos disfrutar pronto, me muero de ganas de saber más de Maxim y Alessia.

 

Crítica realizada por Maribel Moreno

Estoy entre las muchas personas a las que la trilogía Cincuenta Sombras les gustó, bueno, a mí me encantó. Se dijo que si no estaba bien escrita, que la relación era tóxica y muchísimas cosas más, pero yo disfruté con ella y la recuerdo con mucho cariño. Así que cuando vi una nueva publicación de esta autora, me alegré y tenía ganas de ver cómo se desenvolvía en una historia diferente. Pues una vez leída debo decir que me ha gustado, quizás no tanto como Grey, pero sí he disfrutado con ella.

A lo mejor es inevitable hacer alguna comparación, pero no tienen nada que ver una historia con la otra.

Maxim siempre ha tenido una vida fácil, es el segundo hijo de una familia aristocrática, que no se ha tenido que preocupar de trabajar, amante de la fotografía, DJ en algunas ocasiones y un mujeriego empedernido. Pero la vida se le vuelve del revés cuando su hermano, el conde, muere en un accidente pasando a él toda la responsabilidad para la que no se siente preparado.

Alessia es una joven albanesa que está sustituyendo a la asistenta de Maxim, ella llega a su piso lo limpia, si puede toca un poco el piano y se marcha. Pero un buen día se lo encuentra en la cama dormido y queda fascinada, intenta no coincidir con él, sobre todo porque se ve muy inferior. Pero hay un día en el que Maxim la encuentra limpiando y se queda completamente anonadado, algo que no se explica, puesto que está acostumbrado a mujeres mucho más despampanantes.

Para Maxim conocer a Alessia se convierte en todo un desafío, y cuanto más lo hace, más intrigado se siente por ella, a la vez que le va entrando por todos los poros de su piel, porque si algo es Alessia es la inocencia personificada. Entre los dos la atracción se va haciendo cada vez más fuerte, pero hay amenazas que se ciernen sobre la joven, y Maxim se erigirá como su protector sin pensárselo dos veces.

Me han gustado los personajes, aunque tampoco son de los que dejan huella. Alessia es una joven tímida e inocente que acaba de pasar por un infierno y está huyendo, la rodean muchos misterios que iremos conociendo poco a poco. Me ha gustado su fortaleza y sus ganas de luchar por lo que quiere y también, cómo se va volviendo más audaz a lo largo de la historia.

Maxim, como ya he dicho antes, no es Grey. Es un hombre guapo, sexy, tiene mucho dinero, pero se siente muy inseguro ante lo que se le viene encima con el título que acaba de heredar, y tiene miedo de no estar a la altura. Por otra parte, es un carácter mucho más tierno y romántico, también muy protector e incluso un pelín posesivo, aunque no es ni mucho menos tan carismático.

El estilo de la autora es sencillo, me ha parecido que ha mejorado algo la narración y en esta ocasión emplea menos diálogos, además está narrado en primera persona desde el punto de vista de Maxim y en tercera persona desde el punto de Alessia, en capítulos que se alternan.

En cuanto a que es una historia erótica, yo discrepo, porque sí que hay escenas de sexo explícito, pero ni son abusivas ni demasiado extensas, yo diría que como muchas novelas de romance actual.

Hasta aquí todo perfecto, pero he llegado al final y ¿qué me encuentro? Pues que no tengo muy claro que no continúe la historia, porque sí puede entenderse como que tiene un final cerrado, pero quedan hilos abiertos y muchos malos sueltos, además acaba con puntos suspensivos y sin epílogo, así que me ha parecido que hay un claro continuará...

Mister es una historia sencilla, romántica, con una trama de intriga y misterio que te envuelve y te invita a seguir leyendo. Una historia donde dos personas de clases diferentes y completamente opuestas se atraen y se enamoran, pero que tienen que aprender a confiar y a sincerarse el uno con el otro, y así poder hacer frente a los obstáculos que les deparan.

 

Crítica realizada por Fani C.

Maxim Trevelyan es un niño rico que nunca ha tenido que dar un palo al agua para salir adelante. Atractivo y de buena familia, hace esto y aquello, sin hacer nada en realidad. Acostumbrado a los ligues de una noche y a la libertad más absoluta, su vida cambia cuando su hermano mayor muere y el título de la familia recae sobre sus hombros. De repente, su mundo se desmorona y se encuentra condenado a asumir unas responsabilidades para las que siente que no está preparado. Y, en medio del desastre, aparece ella, con sus miradas esquivas, su timidez y su pañuelo azul. En el momento en que su mirada se cruza con la de Alessia Demachi, la vida tal y como la conocía desaparece por completo.

Alessia no lo ha tenido fácil y, para cambiar su suerte, ha decidido jugárselo todo a una carta. Ha abandonado su país y dejado a su familia atrás para poder buscar un futuro mejor. Pero en sus planes no entraba trabajar para aquel hombre de ojos verdes que la mira de una forma tan extraña. No sabe nada de él, sólo que es el tipo más desordenado del planeta y que posee un piano que ella puede tocar a escondidas. Sin embargo, la atracción entre ellos es innegable y, cuando su vida comienza a correr peligro, él será el único que podrá ofrecerle la seguridad que necesita.

Mister es una novela diferente en cuanto a planteamiento. A nivel argumental, pretende ser una novela histórica disfrazada de contemporánea. Él, un disoluto calavera. Ella, una inocente en peligro. El noble y la plebeya. Y todo ello aderezado con una madre frívola y excéntrica, una amante llena de ambigüedades y alguien interesado en hacer daño a la chica. No pinta mal.

El narrador también es diferente. En primera persona, protagonista, cuando es Maxim quien cuenta lo que vive, lo que siente. Tercera persona focalizado cuando la perspectiva es la de Alessia. Podría estar bien, pero lo cierto es que descoloca un poco. Meterse en la piel de uno para que, de repente, nos echen y veamos la historia desde fuera nos aleja de los acontecimientos y, sobre todo, de los sentimientos de los protagonistas.

Lo cierto es que la historia en sí me gustó, pero…

Grey sigue aquí. Y yo no soy fan de Grey. Ni de Anastasia. Ni de pasarme trescientas páginas sin que los personajes evolucionen ni un poquito.

Alessia es una versión europea de Anastasia. Mirada esquiva, se muerde el labio o se lo humedece con la lengua. Por supuesto, y al igual que Grey, Maxim arde de deseo con cada uno de sus movimientos. Se trata de personajes casi planos, que dicen mucho y hacen poco. Maxim no sabe cómo va a afrontar sus nuevas responsabilidades, pero a lo largo de la historia tampoco se perciben demasiado qué responsabilidades son esas y cómo ha cambiado su vida. Sigue a lo suyo, con la única diferencia de que se convierte en el protector de Alessia.

En cuanto a los personajes secundarios, pasan sin pena ni gloria por la acción. Caroline, la cuñada de Maxim y viuda de su hermano sugiere, al principio, que puede tener trascendencia para la historia, pero acaba siendo un personaje superfluo.

Pese a todo, la historia engancha y tiene momentos emocionantes en los que te absorbe.

Una novela amena, sin grandes aspavientos, ideal para pasar una tarde. Le doy un 6.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |