Donna Kenci - Un legado inesperado

9.0/10 rating 1 vote

Crítica realizada por Rocío DC

Un anciano convertido en Celestina, una sorprendente herencia, un viejo tocadiscos, cuatro revoltosos perros, y la convivencia durante un mes junto al hombre más odioso del planeta. Este es el reto al que se enfrenta Kate cuando acepta las condiciones que le imponen para conseguir saldar las deudas que se le acumulan. Pero todo se complica cuando descubre, poco a poco, que Brad no es tan detestable como piensa y que cada vez que se le acerca se olvida incluso de respirar.

Obligados a entenderse, Kate y Brad deben aprender que algunas personas no son lo que parecen, y que es imposible luchar contra las intensas emociones que el destino —o cierto cascarrabias— les tiene preparado.

Volvemos a tener nueva historia de esta escritora que ha sido todo un descubrimiento, gracias a los relatos que colgaba en la web, y de los que me enamoré. Gracias a ese éxito, me alegra enormemente que la autora se decidiera a publicar estas historias como merecen, por lo que después de hacerlo con Cuando no te tengo (la cual os recomiendo muchísimo) ahora le toca el turno a Un legado inesperado.

Esta historia nos cuenta la historia entre Kate y Brad. Dos personas totalmente opuestas, pero que se encuentran a través de alguien muy especial y que une sus destinos.

Kate y Brad se conocen mientras ambos cuidan de alguna manera a Peter, un anciano al que les une algo por diferentes motivos.

El destino quiere que se conozcan en circunstancias algo difíciles y que vivan una experiencia bastante particular que no imaginaban vivir ni en mil vidas.

Entre Kate y Brad surge algo inesperado. Las chispas entre ellos nacen pero, son personas que vienen de dos mundos opuestos y que lo que están viviendo tan especial, es efímero y tiene fecha de caducidad...

Creo que ya he dicho hasta de más, así que paro porque ¡contaría tantas cosas!, que mejor que no cuente nada más. Solo decir mi opinión sincera, y es que Donna ha vuelto a enamorarme completamente con esta preciosa historia.

La conexión que he sentido con Kate y Brad desde el inicio ha sido tremenda. Y la forma de escribir tan especial de la autora ha hecho que me meta de lleno sintiendo cada emoción que nos describe.

La novela está contada en primera persona, cambiando por capítulos el punto de vista de cada uno de los protagonistas. Algo que adoro, pues así nos deja conocer la opinión y forma de actuar de cada uno, y de alguna manera conectar más con ellos.

Hay varios personajes secundarios que destacan, como Peter y su vida, la cual me ha emocionado. O Nan, un amigo de Kate que aunque lo vemos poco, me ha dejado bastante intrigada y sería genial conocer su historia. (Aquí dejo el guante echado por si acaso XD)

La trama en sí es sencilla, pero tremendamente interesante, sensual y conmovedora. Contiene diálogos y escenas que me parecen dignas de destacar.

La historia me ha parecido buena y original. Cumple con su cometido principal de entretener y hacer desconectar durante unas horas, por lo que tiene todo para ser súper recomendada.

Gracias, Donna, por regalarnos otra historia. Estoy deseando volver a leerte.

 

Crítica realizada por Luciago

En la madurez, todos somos el resultado de lo que la niñez y la adolescencia haya influido en nuestro carácter. Sin duda, los padres y el entorno es lo que nos forma finalmente. Donna Kenci ha creado dos protagonistas con sus defectos y virtudes, como todo el mundo, pero esencialmente bondadosos, a los que les he tomado mucho cariño ya en las primeras páginas.

Todo comenzó cuando un anciano entrañable, Peter Dawson, conoce a dos jóvenes que lo visitan para ayudarle y darle cariño. Estos son Brad y Kate, el primero, es un encantador muchacho, alegre y simpático que siente verdadero cariño por el anciano. Kate es más seria y sus sueños están a punto de convertirse en realidad, y también se ha encariñado en exceso con Peter.

Peter piensa que ha llegado el día que estas almas gemelas se conozcan y prepara un encuentro en su casa. No es extraño que dos personas tan diferentes se repelan al principio, y es lo que sucede, pero la muerte de este viejecito entrañable les llevará a tener que convivir un mes en la casa de él, el cual les ha dejado en herencia con unas pocas condiciones.

A partir de aquí vas a sonreír bastante viendo cómo es la convivencia de Brad y Kate. Pasarás momentos dulces, tiernos, arrebatos de furia, pullas verbales entre ambos y un sinfín de intentos por llevar adelante ese mes en común. Este intermedio les dará la oportunidad de conocerse y enamorarse, cosa que el señor Dawson sabía que sucedería. Pero, a veces existen trabas para llegar a un feliz final, por lo que la confianza y el amor tendrán que ser efectivos para la pareja.

Secundarios hay bastantes, las amigas de Kate, los amigos de Brad, los padres de este; pero son algo que adorna la historia y la complementa, porque el verdadero tema es la relación amorosa entre los protagonistas. Además de amistad, amor, ternura y un sinfín de sentimientos buenos, que son los más, nos encontramos también con el egoísmo humano, la falsedad y la maldad, que está interpretada algunos de los personajes, bien retratados, de esta bonita historia.

Es una historia dulce y tierna, con la suficiente intriga, llena de sorpresas, agradables y otras no, pero con un final que me ha encantado y que me ha dejado un buen sabor de boca, por lo que la recomiendo encarecidamente. No os defraudará, ya que es maravillosamente romántica.

 

Crítica realizada por Maribel Moreno

Si Donna me conquistó con Cuando no te tengo, lo ha vuelto a hacer con esta historia tan tierna y bonita, y ya tengo claro que leeré todo lo que publique, porque me he convertido en una fiel seguidora.

Peter Dawson está enfermo, pero desde hace más de un año cuenta con dos personas, que aunque no coinciden entre ellos, van a hacerle más llevaderos sus días. Peter tiene una cosa en mente para Kate y Brad, por eso a su fallecimiento les deja una herencia muy particular, unos adorables perros, un viejo tocadiscos y convivir durante un mes en la que era su casa.

Kate es una joven emprendedora que ha montado su propio negocio, y aunque va prosperando poco a poco, aún tiene deudas pendientes y por eso se plantea aceptar las condiciones del anciano que se había ganado su corazón y, que al morir se ha llevado un pedacito con él.

Pero solo ha coincidido con Brad una vez y le ha parecido un tanto estirado, lo que le hace tener muchas dudas de si será posible tener una buena convivencia.

Brad es un joven que aun perteneciendo a una familia bien, trabaja en una empresa de juguetes y ha llegado a donde está por sus propios medios. Al contrario que Kate, cuando la conoce se siente completamente atraído por la pelirroja, así que para él no hay ningún problema en acatar el deseo de Peter y conocerla mejor.

Kate y Brad aceptarán las condiciones y empezarán a convivir en la casa que ambos conocen, al principio están un poco reticentes, sobre todo Kate, ya que son completamente diferentes, aunque según se van conociendo van bajando la guardia y ya se sabe, el roce hace el cariño. Sin embargo, ¿podrán salvar las diferencias que hay entre ellos?

Pues sí, Donna Kenci me ha vuelto a conquistar con esta historia que he leído en un pispás y que me ha hecho enamorarme de Kate y Brad.

Kate es una joven adorable que en sus ratos libres ayuda a las personas mayores. Es sencilla, dulce y cariñosa, aunque Brad al principio saca lo peor de ella. Sin embargo, solo le hace falta conocerlo un poco más a fondo para saber que debajo de esa fachada de estirado hay un gran hombre, aunque no quiere arriesgar su corazón porque después del mes de convivencia cada uno seguirá con su vida.

Brad vive para su trabajo y huye de las relaciones, hasta que conoce a Kate y empieza a replantearse sus convicciones, porque por su "pastel de calabaza" bien vale la pena intentarlo.

Secundarios hay bastantes, pero aparecen poco, aunque sí tienen bastante influencia en nuestros protagonistas. Yo destacaría a Peter, que aunque ha fallecido siempre está presente para ellos, por sus actos, sus deseos y lo que van conociendo de él.

Yo animo a Donna a que escriba la historia de algunos personajes que hay por ahí y así de paso saber más de Kate y Brad, jeje.

Ya comenté en la novela anterior que la autora tiene un estilo sencillo pero elegante, su forma de explicar las cosas es dulce y me encanta. La narración corre a cargo de ambos protagonistas, lo que nos hace conocerlos muy bien.

Un legado inesperado es una historia dulce, romántica y emotiva que me ha tenido enganchada a sus páginas desde el primer momento. Con una trama sencilla y original, y unos personajes complejos y entrañables, que me han hecho ponerme en su piel y sentir junto a ellos toda clase de emociones.

Esta es otra historia de las que seguro releeré de vez en cuando.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |