Donna Kenci - Cruzaré la eternidad

Crítica realizada por Rocío DC

Un amor legendario que atravesará el tiempo.

Cuando el reputado arqueólogo Henry Donovan fallece, los extraños sueños de su hija se vuelven cada vez más recurrentes.
Melanie no sabe qué va a hacer con su vida. Su mundo se ha vuelto patas arriba y, para colmo, ha conocido al inquietante Ryan, quien termina de trastocar su confusa mente.

El reencuentro de dos corazones que ni siquiera la muerte podrá detener.

Ryan viaja hasta Nueva York para solicitarle unos importantes documentos a la hija del difunto profesor.
Todo se complica tras el asombroso descubrimiento de Melanie, al darse cuenta de que su padre no solo investigaba tumbas en Egipto, sino que andaba detrás de la pista de un secreto milenario del que el atractivo Ry y ella misma son protagonistas.

¿Qué esconde esa misteriosa atracción que une sus almas sin remedio?

De nuevo tenemos el placer de disfrutar de otra magnífica historia de Donna Kenci, autora que descubrí gracias a que compartía sus novelas en la sección de relatos de la web, y que me alegra enormemente ver publicadas como merece.

En esta ocasión la autora nos lleva a una espectacular aventura desde Nueva York hasta el apasionante Egipto.

La historia nos narra cómo Melanie, que acaba de perder a su padre, se siente triste y algo perdida. Su vida se vuelve algo confusa y unos sueños de lo más extraños que tiene desde hace un tiempo, son cada vez más intensos, cosa que la tienen aún más confundida.

La aparición de Ryan, compañero de su padre en la excavación de unas tumbas en las que están trabajando en Egipto, pondrá su vida aún más patas arriba.

Ry la busca para encontrar un objeto valioso e importante para el trabajo que están llevando a cabo, y que contiene un secreto que puede cambiar sus vidas, para lo que Melanie se compromete a ayudarlo, sin sospechar que la atracción tan fuerte y extraña que siente por ese desconocido, cambiará su vida para siempre.

Esta reseña es una de esas de las que me tengo que contener para no contar de más, ¡y es que contaría mucho más! Pero realmente todo en esta historia es importante y dar el mínimo detalle en el resumen sería estropearlo, y es una novela que merece muchísimo la pena ser descubierta por uno mismo.

Yo reconozco que siento debilidad por este tipo de novelas, y si encima de la historia tan apasionante que contiene transcurre como telón de fondo en un lugar tan fascinante como es Egipto, ya me tiene postrada a sus pies.

Pero es que además la autora tiene ese don tan especial en su forma de escribir que hace que viva sus palabras con total intensidad, y que me meta de tal manera en la historia que no puedo parar de leer.

Sin caer en el empalago, la historia de Ryan y Melanie es tremendamente romántica y muy sensual.

He conectado con ambos personajes desde el inicio y conforme avanzaba la novela lo hacía cada vez más. Me parece que ambos están muy bien perfilados y el avance de los personajes en la historia está muy bien llevado.

La autora ha creado una gran historia para estos magníficos personajes, con una ambientación impecable y muy cuidada.

Con esta novela, Donna vuelve a colocarse como una de mis autoras imprescindibles ya, y es que sus historias me transmiten muchas emociones y sentimientos; algo para mí tremendamente importante.

En esta novela, que me parece bastante compleja por su trama, debo destacar que creo firmemente que la autora ha llevado a cabo un gran trabajo de documentación e investigación, pues es muy difícil mantener una trama de tal magnitud con la coherencia que ella lo hace (obviamente dentro de lo posible), y mantener además la historia en alto en todo momento. Bien hilvanada y sin hilos sueltos.

Sinceramente, es una novela fascinante que recomiendo encarecidamente leer, sobre todo a aquellos lectores de romántica a los que les guste la contemporánea pero a la vez el toque de magia que una historia tan preciosa como esta contiene.

Enhorabuena, Donna, una vez más me has enamorado. Ya estoy loca por volverte a leer.

 

Crítica realizada por Maribel Moreno

Conocí a Donna como autora hace muy poco tiempo, de hecho desde que se animó a publicar lo que eran relatos online. Desde entonces me he convertido en una fiel seguidora que leeré todo lo que decida publicar, porque me encanta y me hace sentir mariposas con todas sus historias.

En este caso, Donna nos lleva de Nueva York a Egipto de la mano de Ryan y Melanie, unos personajes, cuanto menos, encantadores.

La novela comienza en Alejandría en el año 30 a.C, con una historia que iremos conociendo poco a poco, y acto seguido nos traslada a Nueva York en la actualidad.

Melanie acaba de perder a su padre, un reconocido arqueólogo, y debe hacerse cargo de su hermana menor y continuar con una vida que, en principio, se le antoja difícil. Además últimamente los extraños sueños que le han acompañado desde hace años, se están haciendo más continuos, algo que la tiene preocupada. Pero una  llamada de Ryan Foster cambiará su vida y la pondrá del revés.

Ryan ha trabajado junto a Donovan durante cinco años, conoce a Mel a través de él y sabe que es justo la persona a la que ha estado buscando toda su vida. Con la excusa de pedirle una documentación queda con ella, y la atracción entre los dos es inmediata, de hecho se sienten tan a gusto el uno con el otro como si se conocieran de toda la vida, pero Ryan tiene que volver a Egipto a seguir con su trabajo, aunque no piensa renunciar a volver a ver a Mel.

Cada novela que ha escrito Donna es diferente a las otras, sin embargo, todas tienen algo en común, además de unos personajes que te enamoran, y es que transmiten una dulzura y una serenidad que me encantan.

Melanie es una joven sencilla que, tras la muerte de su padre, está pasando uno de los peores momentos de su vida. Además sus sueños o pesadillas son muy reales y cada vez más frecuentes, algo que quizás le pueda aclarar Ryan, ya que acaba de encontrar entre las cosas de su padre algo que la relaciona con él. Así que decide marchar a Egipto tras el joven y descubrir que le está pasando.

Me ha gustado mucho por su fortaleza, valentía y tesón, pero también por su dulzura.

Ryan es un joven que tiene los recuerdos muy vívidos, él sí que sabe lo que le une a Mel, pero quiere que lo descubra por sí misma. Me ha parecido encantador, simpático, amigo de sus amigos y cariñoso, vamos, todo un amor.

Como secundarios hay poquitos pero hay que destacar a Jack y Claire, compañeros y amigos de Ryan y que están en la excavación junto a él. ¿Tendrán su propia historia? Espero que sí.

Como siempre la pluma de la autora me encanta, es fresca, ágil, en esta ocasión le añade un punto de intriga y misterio, se nota que ha hecho un buen trabajo de documentación de un tema que parece ser que le gusta mucho, la arqueología y Egipto.

La narración es en primera persona desde el punto de vista de los dos protagonistas, alternando los capítulos.

Cruzaré la eternidad es una historia preciosa y romántica ambientada en Egipto, una historia fluida y adictiva que empiezas y no puedes dejar de leer, con una trama que nos transporta de la  antigüedad al presente y unos personajes muy completos que se han ganado mi corazón y ya se han alojado en él.

 

Crítica realizada por Luciago

No soy mucho de la novela paranormal, pero los viajes en el tiempo y la reencarnación, son unos temas que tienen encanto para mí, lo cual no puedo entender, pero así es.

Ya conozco la narrativa de Donna Kenci y sabía que, por lo anterior leído de ella, me iba a encantar Cruzaré la eternidad, pero lo que me he encontrado en sus páginas me ha transportado a una historia de amor preciosa y duradera. Con un estilo claro, fuerte y perfecto, ha hecho que disfrutara de unos momentos de sueños encantadores y felices.

Ryan me ha conmovido. Tanto tiempo recordando y buscando a su verdadero amor y, cuando ve a Melanie, sabe que la ha encontrado por fin, y todos esos sentimientos que expresa en su mente, me han llegado al corazón. Ella no recuerda nada, pero él está dispuesto a esperar una eternidad para que vuelva a sentir lo que en el pasado fueron el uno para el otro.

Los dos protagonistas me han encantado. La química que sienten desde el momento en que se ven, se siente en las páginas y, la autora, hace que te impliques en su sentir. Melanie solo sabe que le atrae mucho, pero algo le dice que hay cosas que salen fuera de su control y, añadido a sus sueños y la investigación que llevaba su padre, empieza poco a poco a recordar.

Los personajes secundarios ayudan y enriquecen la historia, sobre todo, porque están muy bien perfilados y les tomas cariño y, aunque la historia de amor es de Melanie y Ryan, Claire y Jack me han encantado y me gustaría saber más de ellos.

Es una preciosa historia de amor, donde los sentimientos están a la vista, las descripciones de Egipto me han parecido muy reales y bien ambientadas. Hay algo que siempre me hace soñar y es la ternura que refleja la relación de la pareja. Pero sobre todo me ha maravillado ese amor que puede perdurar toda una eternidad.

Muy recomendable.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |