Donna Grant - Highlander: El conjuro olvidado

Valoración:

Crítica realizada por Mencía

Libro 3 de la serie "Dark Sword"

La serie Dark Sword desata la magia, pasión y furia de tres hermanos legendarios- maldecidos por el destino pero atados por el deseo a las mujeres que aman

UN CORAZÓN ENCADENADO...

El hermano MacLeod más insensato y feroz, Quinn, es prisionero del dios que hay dentro de él, atormentado por su incapacidad de salvar a su familia de la matanza. Se rige por su furia, y día a día se pierde en la oscuridad de su alma. Pero Quinn anhela profundamente el amor de una mujer...

UNA PASIÓN DESATADA...

Criada por los Druidas, la tremendamente bella Marcail es tan cautivadora como la ancestral magia que surge a través de su cuerpo. Para Quinn, es la mujer más deseable que jamás ha conocido. Pero para su enemiga Deirdre, ella es el cebo perfecto para atraer a Quinn hacia su trampa. Una vez que los dos amantes están a su alcance, su pasión será sometida a la prueba definitiva...

Tenemos aquí la esperada tercera entrega de una serie llena de magia y fantasía. Esta vez nos narra la historia de Quinn el tercer hermano Macleod, que arrastra con él un trágico pasado sentimental.

Quinn se encuentra prisionero de Deirdre, la bruja de magia negra que quiere asolar y gobernar el mundo. Ella fue la culpable de que su clan se extinguiera y que su mujer y su hijo fallecieran en la matanza. El odio y la venganza corren por las venas de Quinn como un veneno, razones no le faltan, pero por si acaso esto no fuera suficiente estímulo, el guerrero sabe que Deirdre quiere utilizarle para engendrar un hijo, que según una antigua leyenda, se convertirá en la rencarnación del mal. Al hallarse Quinn prisionero dentro de la montaña que es su guarida, su negativa a cooperar en sus planes de reproducción trae consigo el castigo de ser arrojado al "foso". Allí son encerrados todos los guerreros que se resisten a ella. Las condiciones del lugar, las torturas, y el aislamiento, provocan que entre ellos mismos se produzcan continuas confrontaciones. Al fin y al cabo, cada uno de ellos posee en su interior un dios beligerante y batallador dispuesto siempre a la guerra.

Sobrevivir sin dejarse dominar por su dios y sin caer en la tentación de rendirse ante Deidre abrazando así en el lado oscuro que ella encarna, es una tarea arto difícil. Pero si Quinn cae arrastrará con él a sus hermanos, por lo que solo puede y debe centrar su mente y sus fuerzas en resistir, esperando que llegue el rescate, que a buen seguro, su familia planea llevar a cabo.

Sin embargo cuando una joven es arrojada al foso donde le espera una muerte segura a manos de los belicosos y lujuriosos prisioneros que la habitan, Quinn sale rápidamente en su defensa. Acabada la lucha por la propiedad de la muchacha, el guerrero la lleva a la cueva que le sirve de morada para cuidar de ella e intentar sanar él también sus propias heridas.

La atracción que siente por la muchacha es instantánea y le golpea con fuerza. Viene marcada por la lujuria y por otra gama de sentimientos incomprensibles, que irán creciendo dentro de él, inexorablemente, cuanto más tiempo pasa con la muchacha. Pero ¿por qué Deidre no la ha matado personalmente como acostumbra, y así poder hacerse con los poderes de la joven? ¿Qué misterio esconde Marcail que le hace tan peligrosa para Deidre?

Marcail sabe mucho del coste que supone simplemente intentar seguir con vida. Ella es la última depositaria del conjuro que puede hacer que vuelvan al sueño eterno los dioses que encierran los guerreros en su interior. Sin embargo la abuela de la joven para intentar salvaguardar su vida en todo lo posible, guardó el secreto del conjuro tan profundamente en su mente que Marcail es incapaz de recordarlo. Cierto es que de esta forma se hace imposible que Deidre se haga con él, y cierto es también, que las formulas mágicas con las que su abuela la rodeó han cuidado de ella de una forma realmente eficaz, ya que cualquiera que dañe o intente matar a la joven sufre un dolor letal. Pero si no puede recordar el conjuro ¿de qué sirve poseerlo? Hasta ahora solo de sufrir las trágicas consecuencias que le ha acarreado en el pasado y de encontrarse en ese momento prisionera y condenada a una muerte segura...

Highlander: el conjuro olvidado es una novela que mezcla leyenda, romance y aventura. En esta entrega la relación amorosa es palpable pero queda un tanto eclipsada por el transcurrir de los acontecimientos y las relaciones que se dan entre la variada gama de personajes que habitan en esta novela. Su lectura es ágil, sencilla y amena. Y aunque no faltan las escenas hot correspondientes, son las justas, y no tienen tanto peso como en otras obras de esta autora.

¿Qué es lo que menos me ha gustado?

Pues que mis altas expectativas acerca del protagonista masculino hayan quedado diluidas entre tantas maquinaciones y personajes.

¿Cuál es su fuerte?

El plantel de atractivos y misteriosos personajes que nos presenta. Desgraciadamente nos deja con el hambre agónica de saber más, mucho más, acerca de ellos. Espero con ansia la siguiente entrega.

¿A quién se la recomendarías?

A las amantes de los sortilegios con sed de aventuras. Y por supuesto, a todas aquellas que sigan esta serie.

-----------------------

Crítica realizada por LILIAN

Hace ya mucho tiempo, que los druidas separaron sus caminos. De dónde sólo había habido un todo nacieron, dos estirpes muy diferentes, los mie y los drough. Los mie eran perseguidos sin piedad por las huestes de Deirdre, la drough más poderosa de todo su pueblo. Deirdre no sólo cuenta con su magia, sino también, con un ejército compuesto por wyrran y guerreros inmortales que la siguen ciegamente. En el interior de una bonita montaña, se esconde un mundo de horror y sufrimiento. Entre cuevas húmedas y oscuras, se llevan a cabo las perversidades de Deirdre. Los mie, uno a uno, son capturados y sacrificados. Bajo un horrible ritual, Deirdre se apodera de la sangre mágica de los mie más fuertes, esclaviza a los débiles y mantiene en un foso, a los guerreros que no quieren abrazar su causa. Guerreros como Quinn MacLeod, que luchan desesperadamente por controlar a su dios y no entregarse a la locura. Lejos queda ya el orgulloso highlander que, junto a sus hermanos, entregó su alma para salvar a su patria.

Deirdre, con cada día que pasa, acumula más poder y maldad. Está obsesionada con que se cumpla la profecía y traer al mundo, a un ser oscuro y maligno al que todos teman y reverencien. Para ello necesita la semilla de un guerrero inmortal y Quinn, es el elegido. Los hermanos MacLeod, son los últimos de su estirpe y esto les hace ser muy codiciados...

Con sus pequeños peros, este libro me ha parecido una gozada. He disfrutado de lo lindo al reencontrarme, de nuevo, con los hermanos MacLeod. Y aunque Fallon y Lucan hayan tenido menos protagonismo del que yo hubiera querido, me doy por satisfecha. Sin embargo, esperaba tanto de Quinn que al final su historia me ha decepcionado un poco. No he acabado de conectar con Marcail. Toda esa magia que tiene y parece que está siempre de capa caída. Quinn, la adora nada más verla y ella, por supuesto, también. Además creo que las escenas hot, van a destiempo.

Una de las cosas que más me gusta de esta serie, es el potencial que tienen todos los personajes secundarios: Logan, Isla, Galen, Hayden, Sonya, Ramsey, Broc... Supongo que a su debido tiempo, la autora les otorgará su sitio. Desde luego, la historia que me encantaría leer es la de Broc, el guerrero alado. Eso sí, espero que la ambientación tenga más salero que en esta novela porque la verdad es que he acabado de tanto Foso y de tanta cueva fría y tenebrosa, un poco cansada.

En esta ocasión Donna Grant, no ha llegado a la excelencia absoluta pero ha estado muy cerca. Espero con desesperación que se publique en castellano, Untamed Highlander, el nuevo libro de la serie y que la autora aproveche para atar los cabos que ha dejado sueltos. Mi puntuación es 4,8/5

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |