Diana Palmer - Cuero y seda

Valoración:

Crítica realizada por LILIAN

Libro 1º de la serie "Cuero y seda"

"Cuando Erin dejó a Ty Wade, juró que jamás volvería. Por su culpa había destrozado su vida, su carrera... y había perdido al hijo que esperaba. La que una vez fue una famosa modelo envuelta en encajes de seda, apenas podía enfrentarse a la tarea de recomponer los pedazos que quedaban de su vida.
Y ahora Ty quería que volviese. Si no lo hacía se quedarían muchas personas sin trabajo. El futuro de Staghorn Ranch dependía de su regreso. Erin siempre se había preocupado por el personal del rancho, pero ¿cómo iba a ser capaz de enfrentarse al hombre a quien más odiaba en el mundo, a un hombre con el corazón de hielo...? 

Con un eterno pitillo entre sus labios, Ty Wade, contempla la vida pasar en su rancho de Tejas. Es un hombre rudo, poco agraciado y muy cínico con los mujeres. Salvo una herencia a medias no tiene mucho en común con su hermano pequeño. Bruce se bebe la vida a sorbos y es egoísta y superficial.

La super modelo Erin Scott está pasando unos días en Staghorn Ranch, propiedad de los hermanos Wade. Su belleza legendaria ocupa portadas de brillantes colores. Su interior no tiene nada que ver con la imagen que proyecta ante el mundo: es sencilla y muy dulce. Desde el primer momento en el que tropieza con Ty, el cielo se llena de fuegos artificiales. Sienten una intensa atracción capaz de derribar cualquier barrera, ya sean, los miedos de Ty inculcados por su particular padre o las mentiras que Bruce susurra en sus oídos.

Ty intenta resistirse, en vano, a esta bruja de ojos verdes. Cree que es la chica de su hermano y no quiere inmiscuirse. Nada es lo que parece porque para Erin, Bruce no es más que un amigo. Cuando por fin se dejan llevar, empiezan a desfilar las desgracias: el accidente de Bruce, el de Erin, la amargura de Ty y su incapacidad para hacer frente a la nueva situación provocan una fractura en su relación. Erin ve como su carrera como modelo está arruinada. Las cicatrices surcan su cuerpo y su cadera ya no es lo que era. Debe hacerse cargo de la mitad del rancho, pero para ello tiene que volver junto a Tyson y enfrentar sus demonios interiores...

Este moderno cuento muy del estilo de La Bella y la Bestia me ha llegado directo al corazón. Ty es un personaje que descoloca un poco pero al que adoras. Está muy acomplejado por lo que él considera belleza física pero no sientes lástima por él. Tan pronto se comporta como un patán sin escrúpulos, como que puede ser el hombre más considerado del mundo. Te pasas toda la novela sin saber como definirle. La crueldad que demuestra en ocasiones o su brusquedad con Erin, hacen que te den ganas de retorcerle el pescuezo. Claro que al minuto siguiente le arrullarías como a un niño. En fin, que es incomprensible cómo te dejas arrastrar por este tipo de personajes cuando en el mundo real les darías la espalda sin contemplaciones. Sin embargo, como lectora acabas encandilada y se te ocurren mil disculpas.

Como no todo van a ser buenas palabras, llega el sí pero... La pega que le encuentro a Cuero y seda es que, a veces, me ha resultado un tanto exasperante que durante las discusiones que mantiene la pareja, Ty quiera matar moscas a cañonazos. Sus extraños malentendidos suelen ser del tipo: Soy feo y tu guapa, regresa a tu vida de lujos y olvídate de mí... Esta forma tan brusca que tiene Ty de expresarse, sin empatía ninguna me irrita sobremanera. Erin, por su parte, debería mostrar un poco más de orgullo y mandarle a freír espárragos. Intenta presentar batalla pero su fuerza se diluye como el humo. Es curioso pero acabas buscándola un millón de excusas: que si la diferencia de edad, que si está enamorada hasta las trancas, que si es tierna como una magdalena... En fin, que no miento cuando digo que estoy entregada a esta autora.

Sólo me queda recomendar esta novela a todas las seguidoras de Diana Palmer porque no es apta para todos los públicos. Tiene alguna escena que otra que os puede sacar de vuestras casillas, si no sóis de las incondicionales. Obviamente, yo sí lo soy y mi puntuación es 4/5

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |