D.H. Lawrence - El amante de Lady Chatterley

Crítica realizada por Elmonte

Constance Chatterley se había casado con el adinerado sir Clifford en 1917. Pero su marido fue herido fatalmente en la Primera Guerra Mundial y se vio confinado en una silla de ruedas para el resto de sus días, paralítico e imposibilitado para satisfacer a su mujer. Retirados en su mansión campestre, Constance ve cómo su vida y su juventud se escapan. Ama a su marido, pero tiene que responder a la pulsión de la naturaleza. Y allí, cerca del bosque, sus sentidos le exigen una reparación: Oliver Mellors, el callado guardabosques de las tierras de los Chatterley, un hombre fuerte, desinhibido, salvaje y apasionado, se encargará de proporcionar a Constance lo que su marido ya no puede darle.

La historia se desarrolla a comienzos del siglo XX, Constance educada de una forma liberal para su época, después de varias relaciones amorosas, conoce al que cree es el hombre de su vida, Clifford. Al mes de su boda es herido durante la Guerra y se queda paralítico. Clifford se convierte poco a poco en un ser sin vida, sólo vive para escribir libros sobre sus ideas liberales y su esposa se convierte en el complemento perfecto para ayudarle a desarrollar su obra. Pasado un tiempo, Constance empieza a ver que su papel de esposa abnegada, sin amor, sin sexo y sin vida no van con ella. Poco a poco comienza a dar paseos por los bosques que rodean a su propiedad y allí conoce a Oliver Mellors, el guardabosques que se encarga del mantenimiento de las tierras de su marido. Se produce una atracción entre ambos que les llevará a varios encuentros, pero mantener en secreto este tipo de relación es muy complicado, y mucho más cuando aparece en escena la mujer del guardabosques.

Este libro escrito a principios del siglo XX, se convirtió en todo un escándolo en su época, por lo que estuvo mucho tiempo sin publicarse, aunque no sé si sería por las escenas explícitas de sexo o por la infedelidad con una persona de inferior categoria social.

En cualquier caso, la novela no es lo que parece, ya que yo no encontré amor y pasión en ninguna de sus páginas, únicamente hay sexo sin ningún tipo de sentimiento. Clifford es como un cascarón vacío que niega toda existencia de los sentimientos y del cuerpo en favor de ideas más elevadas. Constance me ha parecido una niña rica insoportable y Mellors un animal en celo.

Estoy segura que a alguna os habrá gustado el libro, y os parecerá dura mi crítica, pero a mí no me ha llegado a transmitir nada.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |