Delilah Marvelle - Preludio de un Escándalo

Valoración:

Crítica realizada por Lady Macbeth

La batalla entre la dama y el libertino estaba a punto de comenzar

Lady Justine estaba dispuesta a perder su buen nombre, su reputación y su lugar en la alta sociedad londinense, siempre ávida de rumores, por conseguir la excarcelación de su padre. Pero cuando el legendario duque de Bradford respondió a su oferta con una proposición de matrimonio, la apuesta subió varios puntos. Porque aunque el seductor lord era famoso por sus conquistas, se mostraba indiferente tanto a su devoción como a sus encantos. Y Justine temería muy pronto haberse molestado para nada...

Lady Justine es hija de un conde el cual, durante años, ha estado realizando unos estudios en África acerca de las tendencias sexuales de los animales y luego lo ha aplicado a las tendencias humanas. Dos años atrás, tras haber vivido muchos años en Ciudad del Cabo, sus padres decidieron volver a Londres para presentar a Justine en sociedad y casarla. El conde también aprovechó, desoyendo los consejos de no hacerlo, para publicar sus estudios, lo que provocó un escándalo en las altas esferas y su consiguiente encarcelación. Justine desesperada por no poder sacar a su padre de la cárcel, ya que no tienen, ni ella ni su madre los medios económicos, decide escribir al Duque de Bradford. Bradford es un reconocido libertino amigo de su padre y que durante un tiempo financió y apoyó las investigaciones de su padre. Cuando Bradford recibe la carta de Justine en la cual ella se ofrece a ser su amante a cambio de que pague la liberación de su padre, el duque lo que hace es pedirle matrimonio. Ella acepta, pues desde que lo conoció que se sentía atraída y algo enamorada del hombre divertido que era. Sin embargo, en estos ocho últimos meses nadie lo ha visto, se ha recluído en su mansión de Londres...

Bueno, pues esta novela que en un principio me parecía que sería una más de la Regencia, me ha sorprendido y gustado bastante. Es toda una novedad que en este tipo de novelas que suelen ser simplonas y "facilonas" de leer, se trate un tema tan espinoso y notorio como es la adicción al sexo. Ya al principio de la novela hay una nota de la autora en la que te pone sobre aviso para que te hagas una idea del suplicio que debió ser para los que padecieran esta adicción, ya que no se trataba ni se consideraba una enfermedad, y ahora, tras haber leído esta novela y pensándolo, con tantos y tantos libros leídos en los cuales había tantos libertinos, ¿no sería más de uno adicto al sexo? (por esa época también estaba la "histeria" femenina)

En esta novela se nos da a entender claramente que el duque de Bradford, un gran seductor y libertino al cual no se le resiste ninguna mujer ni tampoco él le hace ascos a ninguna, padece una obsesión por el sexo. Tan fuerte es esa obsesión que él mismo decide recluirse en su casa y practicar el celibato, pues según sus palabras no piensa en otra cosa que no sea el sexo. Sin embargo cuando recibe la carta de Justine le ofrece matrimonio porque en ella ve la juventud, la inocencia y la esperanza a poder llevar una vida normal con una sola mujer siéndole fiel. Pero no nos pensemos que Justine es una niña inocentona y sumisa, para nada. Cuando Bradford le explica su problema ella tratará de ayudarle y reconfortarle. Justine es una joven que se ha criado en África y eso le ha dado unas miras más amplias de la vida, es una joven decidida, abierta, alegre y decidida a que su matrimonio funcione. Y poco a poco irá surgiendo el amor entre ellos.

Preludio de un Escándalo, es una novela sencilla, con una historia de amor tierna y unos diálogos muy divertidos entre ellos. Me ha gustado la perseverancia de él por tratar de superar esa "obsesión" y la lucha de ella porque sea un hombre mejor y se sienta mejor consigo mismo... realmente este libro es mucho más profundo de lo que deja entrever. A mí me ha gustado mucho por todo, tanto por el tema de la adicción que pienso está muy bien tratado, como por la historia de amor entre ellos.

En definitiva, es un libro que me ha hecho pasar un buen rato, que está bien escrito y bien desarrollado, aunque el final me ha resultado un poco rápido. Es lo primero que leo de esta autora y espero seguir leyéndola.

Valoración: 3,5 / 5

 


 

Crítica realizada por Noabel

Acabo de terminar de leer esta novela y estoy frente al ordenador, con un café en la mano, pensando qué me ha parecido. Y la verdad es que me ha gustado mucho. No creo que pueda considerarse un novelón inolvidable, pero no puedo negar que me ha mantenido atrapada entre sus páginas. 

Como bien dice Lady Macbeth, ya con la nota inicial de la autora, nos podemos hacer una idea de lo original e innovadora que será la novela, y no me ha defraudado. El tema central, la obsesión de él por el sexo, que tan natural vemos en otros "libertinos" de nuestras preciadas novelas, nos hace meditar sobre si este problema podría aquejar a más de uno de nuestros protagonistas, y en cómo podrían tomarse estas cosas en una época tan encorsetada socialmente. Esto lo vamos descubriendo con la lectura, conversaciones frescas, alejadas de convencionalismos y sumamente originales, nos guian a través de un tema espinoso, tabú y desconocido. Sin embargo, no toda la novela se centra en eso, hay mucho más en este libro.

La relación entre Justine y Bradford me ha parecido muy dulce y sincera. Se conocen desde hace años y ambos están enamorados (me encantan los protagonistas masculinos enamorados desde el principio). El que se conozcan desde hace tiempo y se admiren en la lejanía hace mucho más creíble el matrimonio sin cortejo y el compañerismo que tan rápidamente se gesta entre ambos.

De los personajes poco tengo que añadir. Lady Justine es una flor exótica, criada entre salvajes, tiene una mentalidad abierta y moderna, quiere a Bradford y está dispuesta a luchar por él. El duque quiere reformarse y piensa que Justine lo ayudará a centrarse. La adora, la mima, la quiere y lucha contra sus demonios lo mejor que puede. Ambos personajes están muy bien descritos y tienen una personalidad y unos diálogos difíciles de olvidar. Destaco lo bien que ha sabido la autora perfilar a secundarios como Carlton, Matilda y la propia madre de Justine...todos ellos han conseguido mi minuto de odio. 

Me ha parecido una novela muy bien escrita, coherente, entretenida y original. Con escenas divertidas y otras que me han emocionado en perfecto equilibrio.

Para mí un 4/5

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |