Deborah Simmons - Ladrón y caballero

Valoración:

Crítica realizada por mc2

Georgiana Bellewether sólo tenía un sueño en la vida. Convertirse en consultora y que la gente de todo el país acudiera a verla para plantearle misterios. De haber nacido varón, seguro que hubiera sido detective. Uno de esos profesionales de Bow Street que continuamente salían en los periódicos y gacetas de Londres. Sin embargo, sus curvas voluptuosas, su cabello rubio y primorosamente rizado y su inteligencia no parecían atraer la confianza de la clase acomodada en la que vivía. Dispuesta a pasar unas aburridas vacaciones de verano en Bath, no puede desaprovechar la oportunidad de investigar la identidad del ladrón que ha despojado a Lady Culpepper de sus famosas esmeraldas. Decidida a desentrañar el misterio, todo le llama la atención. Cualquier pista, por insignificante que sea, puede ser importante. Una extraña conversación le lleva a sospechar de un noble presente en el lugar. Pero, la escasez de pruebas le obliga a solicitar la ayuda de Jonathon Everett Saxton, marqués de Ashdowne, cuyas características físicas (alto, fuerte, musculoso y ágil) le impiden descartarle como sospechoso, y por el que siente una arrebatadora atracción.

Convencida que lo mejor es enfrentarse directamente a los sospechosos, se presentará en casa de Lord Whalsey, un vizconde escaso de fondos, arrastrando como compañía a Jonathon. Pero, en vez de recuperar las ansiadas esmeraldas, obtiene una fórmula secreta para la calvicie robada al Dr. Withipoll.

En cuanto al segundo sospechoso, el vicario Hawkins, sus sospechas no pueden ser más erróneas. Tras allanar la vivienda, eso sí por el bien de una comunidad que tiene que estar inmensamente agradecida de que ella intente recuperar las gemas, lo que obtiene son objetos de dudoso significado. ¿Para qué querría el vicario unos cordeles, un látigo pequeño con bolas, una máscara negra, una pluma...? Así podría haber seguido descubriendo cosas si un estornudo no la hubiera hecho caer de bruces en el interior del baúl, con cierta parte de su anatomía expuesta a la mirada de Lord Ashdowne.

Solamente dos hombres permanecerán entonces en su lista de sospechosos: Savonierre, uno de los hombres más ricos y poderosos del país, y Jonathon Saxton. ¿Será uno de ellos el famoso ladrón "El Gato" que trajo de cabeza hace unos años a los mejores detectives de Londres?

Ladrón y caballero no es una novela que me haya llamado la atención. No creo que se encuentre entre mis relecturas a corto plazo. Pese a que es más bien cortita se me ha hecho eterna, excepto en algunos párrafos. La protagonista me ha resultado pesada. Puede gustarla investigar y descubrir misterios, pero hasta los protagonistas de las novelas de Nancy Drew, Los cinco, Puck... eran un poco más coherentes que Georgiana. Sus suposiciones la llevan a cometer errores garrafales durante buena parte de la novela, y sólo su tendencia a la torpeza me dio algún momento de respiro en mi aburrimiento. El pobre Jonathon se ve "arrastrado" en toda la historia pareciéndome un protagonista anodino y pusilánime. Desde luego dista mucho de ser un protagonista inolvidable. Los secundarios tampoco aportan nada. Los hermanos de la protagonista resultan lerdos y sosos, los padres casi igual, el detective de Bow Street no parece ser el más inteligente del gremio... Bueno, como podéis ver, no hay casi nada que me haya llamado la atención. No se si recomendar su lectura en alguna ocasión, pues existiendo tantas novelas buenas en el mercado, estoy segura que disfrutarías más con otras.

Mi puntuación 2/5.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |