Daphne du Maurier - Rebeca

Valoración:

Crítica realizada por Yluna

Nuestra protagonista, cuyo nombre es desconocido, es una joven dama de compañía de una anciana que están pasando unas "vacaciones en Montecarlo". Allí conoce a un viudo, Max de Winter y antes de la finalización de sus vacaciones ya deciden casarse. Tras la luna de miel se van a vivir a la mansión del señor de Winter, Manderley. Allí ella va descubriendo al personal, los vecinos y lo más importante, detalles sobre la vida de la anterior esposa de su marido, Rebeca, hasta tal punto que empieza a obsesionarse con ella. El descubrimiento de un barco hundido provoca cambios en la vida de la mansión y de nuestros protagonistas, hasta llegar a un desenlace inesperado.

La historia está narrada de manera magistral, siempre en primera persona, nuestra protagonista de nombre desconocido, y sin decaer en ningún momento; desde la estancia en Montecarlo cuando conoce a Max, hasta que llega a Manderley y descubre todo lo relacionado con Rebeca.

A mi me ha parecido una novela de intriga mas que romántica, muy parecidas a novelas de Victoria Holt, pero con una mayor profundidad y psicología. La ambientación está muy bien descrita, te metes de lleno en la historia, te metes tanto en el papel de nuestra protagonista, que deseas en todo momento saber cómo era Rebeca y qué fue de ella.

Nuestra protagonista es dulce y valiente y está muy enamorada de su marido. En todo momento te sientes identificada con ella, solo es una simple dama de compañía y un hombre como Max, en un par de día, le pide en matrimonio. Ella no conoce muy bien los sentimientos de su marido, además ella ve imposible que su marido esté con ella habiendo estado casado con una belleza como Rebeca, pero aún así ella sigue ahí, aunque ello la haga vulnerable. Es una heroína en todo regla, a veces me pareció algo inocentona, pero bueno, tampoco es tan malo.

Max de Winter, aunque no se sabe mucho de él, salvo por los diálogos con su mujer, parece ser un hombre atormentado que encuentra en su mujer su salvación. Tal y como he comentado, no se sabe nada sobre sus pensamientos, yo creo que él es mas intrigante e importante que Rebeca, y cuando estás leyendo el libro haces muchas suposiciones sobre sus sentimientos y sus acciones, tal y como lo está viviendo nuestra prota.

Los secundarios, estupenda el ama de llaves, es importante como reconduce la conducta de la prota hasta donde desea. Y por supuesto, Rebeca, nuestra protagonista indirecta. La vamos conociendo a medida que vamos leyendo el libro. Es una mujer muy bella (como la defina ya vaís a conocer el desenlace) con unos objetivos en la vida que están siendo frustrados y por tanto está en un callejón sin salida y que creo que por eso actúa tal y como lo hace (estoy siendo muy magnánima).

El libro es, en general, una gran novela de intriga, con algo de romance y mucha psicología y que recomiendo a todas como lectura indispensable.

4 de 5

-------------------------------------------------

Crítica realizada por Fiona

Es un libro que sabe mantener la tensión a lo largo de toda la trama; ¿cómo era Rebeca? ¿por qué el precipitado matrimonio de Maxim de Winter con la protagonista? ¿por qué ese carácter esquivo y distraído del protagonista, como si la vida no fuera con él? Esas preguntas que nos vamos haciendo a lo largo de la narración, en realidad las mismas que se hace la "segunda señora de Winter" y que consiguen que sintamos la angustía de la protagonista, que seamos capaces de entrar en su mente y en sus complejos y deseperados sentimientos (algunas veces un poco desquiciados), hacen que no se pueda dejar de leer. Hacia la mitad del libro, la trama toma un sesgo inesperado pero no menos intenso y, aunque vemos la realidad de Manderley de otra forma, no es por ello menos opresiva.

En 1940 Hitchcock adaptó al cine el libro y, para mi gusto, es una de las mejores adaptaciones que se han hecho de un libro. Respeta ese mundo de sombras que vemos en el libro y, con su habitual mala leche, desde el principio consiguió crear el ambiente entre los actores. Escogió a Joan Fontaine por ser "demasiado tímida y con una sonrisa tonta hasta un grado intolerable". Para que su papel fuera más convincente como la tímida, apocada y agobiada señora de Winter, le decía antes de empezar a rodar que todo el mundo se reía de ella a sus espaldas y que Laurence Olivier no quería tener nada que ver con ella (era un secreto a voces que "pidió" que la protagonista femenina fuera su pareja Vivien Leigh).

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |